¿Cuál es el peso ideal para quedarse embarazada?

Corina González · 23 julio, 2018
Las mujeres muy delgadas o con exceso de peso pueden tener problemas para quedarse embarazadas. Para lograrlo, lo mejor es preparar nuestro cuerpo y mantener un peso saludable.

La maternidad es una experiencia muy especial para cualquier mujer. Quienes desean vivirla, suelen tener muchas dudas. Una de ellas está referida al peso ideal para quedarse embarazada.

Antes de concebir, muchas mujeres se ponen en control con un médico especialista que las oriente en ese nuevo camino que quieren emprender. La primera recomendación que reciben en estos casos es empezar a hacer cambios en sus hábitos antes de quedar embarazada.

Esto no es más que preparar el cuerpo para el embarazo y enfocarse en mantener buenas condiciones de salud ante la llegada del bebé. Uno de los factores más importantes para el cuerpo de una mujer embarazada es el peso; ellas deben saber siempre si se encuentran por encima o debajo del ideal.

Si la mujer que desea quedar embarazada se encuentra con sobrepeso, es el momento de trabajar en ello para eliminar esos kilos de más. Por el contrario, no es recomendable hacer dieta estando embarazada. Cuando se adelgaza, se producen sustancias llamadas cuerpos cetónicos que causarían daño al bebé.

Ya durante la gestación, es normal engordar un poco; esto permite que el bebé crezca adecuadamente. En el transcurso de la gravidez, el aumento de peso no debe ser desproporcionado, siempre ha ser vigilado por un especialista.

¿Cómo saber cuál es el peso ideal para quedarse embarazada?

Existen varios métodos para determinar el peso ideal y los limites por los que se debe pasear la balanza. Lo ideal es tener un peso acorde con la estatura. Eso se puede relacionar con lo que se conoce como índice de masa corporal (IMC).

El  IMC es una cantidad que determina, a partir de la estatura y el peso, el rango en el que se encuentra una persona con respecto a su composición corporal. Incluye el bajo peso, el peso normal y la obesidad. Este cálculo  se obtiene al dividir el peso del cuerpo de una persona en kilos entre la estatura al cuadrado.

Conseguir el peso ideal para quedarse embarazada es posible con la guía de los profesionales adecuados.

A partir de allí, el médico indicará cual es peso ideal de la futura madre e indicará cuánto tiene permitido aumentar durante las 40 semanas que dura el embarazo.

Si no se siguen las recomendaciones dadas por el especialista y se comienza el embarazo con sobrepeso, se podrían sufrir las siguientes complicaciones:

  • Diabetes gestacional.
  • Defectos en el tubo neural.
  • Bebés muy grandes —esto se denomina macrosomía—.
  • Inducción al parto.

Por estas razones, conseguir el peso ideal para quedarse embaraza suele ser la mayor meta que se proponen las mujeres para comenzar con la etapa de la maternidad.

Obesidad y embarazo

Si se quiere tener el peso ideal para quedarse embarazada, es necesario vigilar minuciosamente para evitar a toda costa la obesidad. La hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardíacas no son las únicas que afectan la fertilidad; el sobre peso tiene un gran impacto.

Al tener exceso de peso corporal, aumentan los niveles de insulina, lo que provoca que los ovarios produzcan más hormonas masculinas de las que deben. Esto interrumpiría la liberación de los óvulos y, por ende, no se produciría el embarazo.

Consecuencias de la obesidad en el embarazo

La obesidad no solo afecta la salud de la futura madre en muchos aspectos, sino que, además de ello, es un gran obstáculo para quedar embarazada. Algunas de las razones son las siguientes:

  • Provoca ciclos menstruales irregulares.
  • Se da un aumento en la tasa de infertilidad.
  • Menor éxito con los tratamientos de fertilidad.

“No es recomendable hacer dieta estando embarazada. Cuando se adelgaza, se producen sustancias llamadas cuerpos cetónicos que causarían daño al bebé”

¿Se llega fácilmente al peso ideal para quedarse embarazada?

Lo mejor para tener un peso ideal antes del embarazo es acudir a un especialista que evalúe y vaya guiando a la futura madre en todo el proceso. La pérdida de peso ayuda no solo a concebir, sino que permitirá tener un buen embarazo y un desarrollo normal del bebé.

Es importante reconocer que las dietas severas no ayudan. Evitar las proteínas, las grasas o los carbohidratos traerá aparejado una escasez de vitaminas y minerales.

Un plan de comida en el que se incluyan las frutas y vegetales, los lácteos y carnes bajas en grasas, los granos, el arroz y la avena es lo ideal para bajar de peso. Así, con porciones moderadas, se mantiene el cuerpo con los nutrientes necesarios para bajar esos kilos extras y poder aumentar la fertilidad.

Los especialistas en materia de maternidad apuntan que el 12% de las mujeres que no pueden quedar embarazadas es por causa de la obesidad. En tanto, el 75% de las mujeres infértiles quedan embarazadas si se controlan el peso y mantienen una buena alimentación, con una dieta adecuada y supervisada.

El ejercicio contribuye a alcanzar el peso ideal para quedarse embarazada.

Por otra parte, hacer ejercicio también ayudará a alcanzar el peso ideal para quedarse embarazada, además de que propicia un buen estado de ánimo. Caminar 30 minutos diarios como mínimo es una buena porción de ejercicio.

Esto reduce el colesterol y mejora el ritmo cardíaco; además, ayuda a combatir el estrés, libera la mente y, al comenzar a ver los resultados, sube la autoestima y contribuye con la paz interior.

Seguir todas estas recomendaciones te ayudará a experimentar la maternidad sin sobresaltos. Puede parecer riguroso al principio, pero al final trae una hermosa recompensa.