El desarrollo motor en niños de 0 a 5 años

¿Te has preguntado cómo es posible que tu hijo, que al principio a duras penas lograba gatear, hoy ya practique deportes y haga acrobacias? A continuación, examinaremos las características del desarrollo motor en niños de 0 a 5 años de edad.

Desde los reflejos neonatales hasta escribir oraciones, el desarrollo motor en niños de 0 a 5 años es una etapa de evolución y aprendizaje permanente, tanto para ellos como para sus padres.

En ese período, una serie de cambios en la motricidad permiten la coordinación de huesos, músculos, tendones y nervios. La posibilidad de caminar y la precisión para tomar cosas son dos habilidades que definen a los seres humanos.

Comienzan a desarrollarse al momento de nacer, e intervienen órganos claves, entre los que podemos destacar:

  • Cerebro.
  • Médula espinal.
  • Nervios periféricos.
  • Músculos.
  • Articulaciones.

El sistema nervioso, responsable del desarrollo motor, madura según un orden preestablecido. La secuencia es clara y predecible, por lo que permite hacer un seguimiento y detectar posibles anomalías.

La primera señal del desarrollo motor en niños

La primera señal de la actividad motriz está en la cabeza. El recién nacido puede voltearla de lado a lado cuando está boca arriba. Si está boca abajo, en cambio, puede levantarla lo suficiente.

Poco a poco, el bebé irá desarrollando el movimiento de las manos, imprescindible para el desarrollo motor en niños de 0 a 5 años.

Son varias las etapas por las que atraviesa el niño. Al nacer como promedio mide 50 centímetros y pesa 3,5 kilos. Tiene la cabeza y los ojos grandes, la nariz pequeña, las mejillas gordas y el mentón hendido. A partir de allí, comienza la curva del desarrollo físico y cognitivo, psicológico y social.

“En el desarrollo motor de un niño intervienen órganos claves como el cerebro, la médula espinal, los nervios periféricos, los músculos y las articulaciones”

Desde los dos meses, comienza la coordinación del ojo con la mano. El pequeño ve un objeto e intenta tomarlo, hasta que con la práctica lo logra coger.

Sonríe y saca la lengua

Desde los tres meses y hasta el año de edad podemos diferenciar tres etapas bien marcadas en cuanto al desarrollo motor del niño se refiere:

  • A los tres meses, el bebé comienza a sonreír y a sacar la lengua. Es capaz de mantenerse sentado con apoyo. Con el desarrollo motor en niños de 0 a 5 años también comienza el balbuceo. Mantiene las manos abiertas y sostiene un objeto con los dedos y la palma de la mano.
  • A partir de los seis meses, empieza a gatear y se sienta sin ayuda. Unos meses después, será capaz de sostenerse y dar pasos. Aunque torpemente, toma objetos con las dos manos sin involucrar los dedos y los suelta. También puede dirigir la mano hacia el lado opuesto del cuerpo.
  • Más o menos a partir del medio año, se incrementan su independencia y su curiosidad.  Todo lo lleva a la boca, por lo que es una etapa de riesgos.
A partir de cierta edad, el desarrollo motor de un niño acelerará en su evolución.

Caminando con ayuda

Al año, descubre las escaleras, a las que puede subir con ayuda. Construye una torre de dos cubos y tira y recoge la pelota con manos y pies. También es capaz de tomar objetos con el índice y el pulgar.

Empieza a comer solo y se sienta en una silla pequeña. Su autonomía aumenta, pero también sus rabietas y sus celos.

A los dos años ya sube y baja escaleras solo, salta con dos pies, patea un balón o monta en triciclo. Su desarrollo social y cognitivo aumenta e  interactúa más con otros niños.

Es capaz de trazar líneas y ojear libros. Se alimenta a sí mismo con cuchara y forma frases, aunque a veces incoherentes.

Desde el tobogán

Correr rápido, copiar un círculo o sostenerse sobre un pie son destrezas que desarrolla a partir de los 3 años. Corta con tijeras, arma un rompecabezas de tres piezas, se desliza por un tobogán y camina de puntillas.

A los cuatro años se sostiene sobre un pie por más tiempo. Salta, trepa y baila con habilidad. Se inclina y toca el suelo con las manos y abre un candado con llave. Expresa pensamientos, perfecciona dibujos y le encanta el juego colectivo.

Los beneficios psicológicos del LEGO

Cumplió 5 años: ya escribe palabras

A partir de los cinco años, el niño ya es capaz de bajar escaleras con un pie en cada escalón. Copia triángulos, números y palabras sencillas, en mayúsculas y minúsculas. Asimismo, hace nudos, y corta con tijeras siguiendo líneas. También puede escribir oraciones.

A esta edad, el niño puede cambiar de dirección mientras corre y caminar en una tabla manteniendo el equilibrio. También salta hacia atrás.

Aparece la dominancia lateral

Posteriormente comienza a establecerse la preferencia por una mano, un ojo y un pie, conocida como dominancia lateral. Si logra la correspondencia entre los tres órganos, se habla de lateralidad homogénea. De lo contrario, será cruzada.

El desarrollo motor en niños de 0 a 5 años ha logrado, a esta edad, un abanico bastante amplio de actos propios, que aumentarán en precisión, resistencia, rapidez, coordinación y fuerza durante el crecimiento.

Categorías: Relaciones con su entorno Etiquetas:
Te puede gustar