Logo image
Logo image

8 beneficios de la quinoa en la dieta infantil

8 minutos
La quinoa es un superalimento. De no incluirlo, estarías perdiendo una larga lista de los beneficios de la quinoa en la dieta infantil. Más allá de ser una gran fuente de proteínas, puede mantener activo a tu pequeño.
8 beneficios de la quinoa en la dieta infantil
Última actualización: 21 agosto, 2023

La quinoa ha pasado de ser el «grano madre» de los incas a convertirse en un alimento que ha conquistado el mundo gracias a sus propiedades nutricionales y beneficios para la salud.

De hecho, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) declaró el año 2013 como el Año Internacional de la Quinoa, en reconocimiento a los pueblos andinos por su labor en preservarla como fuente alimenticia para las generaciones presentes y futuras. Aunque no es un cereal propiamente dicho, la quinoa puede incorporarse a la dieta de los niños de manera similar.

Esta pequeña semilla puede potenciar el aporte de nutrientes esenciales para el crecimiento y desarrollo de los niños. A continuación, te presentamos una lista de los asombrosos beneficios que la quinoa puede aportar a la dieta infantil.

Beneficios de la quinoa para la nutrición y salud del niño

La quinoa, también conocida como quinua (Quinua Chenopodium willd.), resulta ser un alimento fascinante en cualquier etapa de la vida, con un enfoque particular en la infancia.

Aunque pertenece a la misma familia que las acelgas y las espinacas, su apariencia la asemeja a un cereal (pseudo-cereal). Sin embargo, en realidad, es la semilla de una fruta que se incorpora a la dieta como una fuente completa de nutrición para toda la familia, en especial para los niños.

1. Tiene proteínas en buena cantidad y calidad

Si hay algo que un niño necesita para crecer en altura y masa corporal, son las proteínas. La quinoa proporciona entre un 13 y 17 % de estas proteínas. El crecimiento de tejidos, huesos y músculos, así como el funcionamiento de enzimas, hormonas y otras sustancias, dependen de los aminoácidos presentes en las proteínas.

Las proteínas completas contienen 20 aminoácidos, de los cuales 9 deben ser suministrados a través de la alimentación, ya que el cuerpo no los produce por sí mismo, se les llama «esenciales». En este aspecto, la quinoa es un excelente proveedor de aminoácidos esenciales.

Un estudio publicado en la revista Acta Scientarium Polonorum Agricultura sugiere que la proteína de la quinoa tiene un valor biológico del 73 %. Esto se refiere a la absorción de aminoácidos que el cuerpo incorpora.

La carne tiene un valor del 74 %, mientras que los cereales varían entre un 36 % y un 56 %. Por lo tanto, la proteína de la quinoa se considera altamente aprovechable.

Otro punto destacado es su alto contenido de lisina, un aminoácido esencial ausente en los cereales, pero presente en la leche. Además, la quinoa también es rica en metionina, otro aminoácido esencial que a menudo escasea en las legumbres. Esto significa que se puede combinar con otros granos para enriquecer su contenido proteico.

2. Aporta minerales que apoyan el crecimiento

Un estudio publicado en la revista Food Chemistry reveló que el contenido mineral de la quinoa supera al de cereales como el arroz y el maíz, brindando nutrientes esenciales para el crecimiento de los niños.

Según los datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), una taza de quinoa cocida (equivalente a 2 porciones al día) proporciona a los preescolares el 10 % del requerimiento diario de calcio, el 30 % de fósforo, el 47 % de hierro y el 50 % de zinc.

3. Tiene suficiente fibra

La quinoa es considerada un grano integral debido a sus elevados niveles de fibra, que oscilan entre un 3 y 10 %. Del total de esta fibra, el 80 % es insoluble y contribuye al aumento del volumen fecal, mejorando el estreñimiento en los niños. Además, fomenta la sensación de saciedad y reduce la sensación de hambre.

El restante 20 % corresponde a fibra soluble, que se descompone fácilmente en el colon y produce metabolitos que mantienen la salud intestinal. También puede actuar como alimento (prebiótico) para las bacterias beneficiosas en el intestino, según lo indica un estudio publicado en la revista Scientific Reports.

Este estudio sugiere que el consumo de quinoa tiene la capacidad de regular la microbiota intestinal en animales experimentales, aunque se recomienda expandir la investigación en seres humanos.

4. Aporta vitaminas para ayudar con el metabolismo

Una porción de 100 gramos de quinoa proporciona una cantidad adecuada de vitaminas del complejo B, como la riboflavina (B2), la piridoxina (B6) y el ácido fólico. Un estudio presentado en la revista Current Opinion in Food Science destaca que la quinoa puede cubrir hasta el 80 % de las necesidades de vitamina B2 en los niños, superando a alimentos como el arroz, el trigo, la cebada y el maíz.

Estas vitaminas son esenciales debido a su papel en los procesos de generación de energía, y son necesarias para el funcionamiento adecuado del sistema nervioso e inmunitario.

5. Puede ser una fuente constante de energía

El índice glucémico (IG) mide la rapidez con la que los carbohidratos presentes en los alimentos son absorbidos por el cuerpo dos horas después de su consumo. Aquellos con un IG bajo (menos de 55) se absorben de manera gradual. El azúcar que se deriva de su digestión se libera gradualmente en el torrente sanguíneo.

Las tablas de IG disponibles en la revista Diabetes Care indican que la quinoa tiene un IG bajo (35 a 53), dependiendo del tiempo de cocción. Es importante destacar que a medida que aumenta el tiempo de cocción, el IG también tiende a aumentar.

Por lo tanto, se aconseja no cocinarla en exceso para mantener niveles de azúcar y energía en la sangre de manera constante. Esto contribuirá a que los niños se mantengan activos durante todo el día.

6. Contiene antioxidantes

La quinoa contiene al menos 23 compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes. Entre los más notables se encuentran la quercetina, que también está presente en frutas como la manzana, y el ácido ferúlico.

Sus niveles son más altos que los presentes en el arroz, el mijo, el trigo, la cebada y el trigo sarraceno, tal como se menciona en un artículo publicado en la revista Food Science and Technology Research. Estos compuestos activos ayudan a contrarrestar los efectos de los radicales libres en el cuerpo y a mantener la integridad de las células.

7. No tiene gluten

Si estás buscando una alternativa a los cereales con gluten debido a problemas de celiaquía o intolerancia en tu hijo, la quinoa es la opción perfecta. Además, cuenta con la aprobación del Códex Alimentarius para productos sin gluten (menos de 20 miligramos por kilo), según lo indica un estudio publicado en la revista The American Journal of Gastroenterology.

8. Enriquece la dieta con grasa saludable

Una revisión en el Journal of Nutrition & Food Science menciona el alto contenido de grasa en la quinoa (15 %). Sin embargo, lo más interesante es que entre un 70 y 90 % de estas grasas son insaturadas, con un predominio de ácido graso esencial omega-6 y ácido monoinsaturado omega-9. También aporta un 4% de ácido linolénico esencial (omega-3).

La Escuela de Salud Pública de Harvard destaca sus beneficios para la salud y su acertada inclusión en la dieta. Podríamos decir que la quinoa combina tres grasas saludables en un solo alimento.

Como puedes ver, la quinoa complementa la dieta infantil con beneficios superiores a los de otros cereales. No obstante, es importante tener algunos cuidados al incluirla en el menú, como te explicaremos a continuación.

¿Hay algún inconveniente con la quinoa para los niños?

La quinoa contiene compuestos llamados saponinas, que recubren las membranas externas de la semilla. Estos son responsables del amargor y la irritación estomacal si se consumen en exceso. Por esta razón, se retiran durante el proceso de procesamiento antes de su envasado.

Además, la Escuela de Salud Pública de Harvard recomienda enjuagar bien las semillas antes de cocinarlas. Esto se puede hacer usando un colador y agua del grifo. Lávalas varias veces bajo presión mientras las frotes con las manos.

De esta manera, puedes ofrecérselas a tus hijos con confianza. También es recomendable consultar a un nutricionista sobre la forma adecuada de incluirlas en la dieta de los niños.

¿En qué momento introducirla en el niño para aprovechar sus beneficios?

Los notables beneficios que la quinoa aporta a la dieta infantil superan con creces posibles molestias estomacales menores. Además, estas molestias pueden prevenirse con un simple lavado previo antes de su preparación.

Por lo tanto, puedes introducir la quinoa en la dieta como parte de la alimentación complementaria en el momento que el pediatra lo considere adecuado. Recuerda que la quinoa puede enriquecer las proteínas de los cereales y las legumbres, aportar fibra, vitaminas del complejo B y minerales para el crecimiento óseo. Ayuda a mantener activos a los niños y proporciona proteínas de alta calidad.

Un último consejo: si aún no la has probado, puedes cocinarla de la misma manera que el arroz. El tiempo de cocción y la textura dependen de tus preferencias. Además del agua, también puedes agregar caldo u otros líquidos para darle sabor.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.