Mi bebé tiene la piel reactiva

La piel de los bebés es más sensible y delicada respecto a la de los adultos. Por lo tanto, es más vulnerable a los agentes externos del medio ambiente.
Mi bebé tiene la piel reactiva
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 17 agosto, 2022

El bebé suele tener piel reactiva debido a su mayor sensibilidad e inmadurez. De hecho, el calor o el frío pueden ser algunos de los factores que lo desencadenan.

La piel reactiva se caracteriza por el enrojecimiento y la sequedad de la superficie cutánea que genera picazón y rascado. Además, es una afección benigna y no contagiosa.

¿Qué es la piel reactiva?

La piel reactiva se describe por la aparición de sensaciones desagradables en respuesta a estímulos que en la vida cotidiana no suelen provocar tales percepciones. Además, no se pueden explicar por lesiones características de ninguna enfermedad.

Algunas sustancias, productos o condiciones pueden desencadenar erupciones o piel seca en los bebés. Asimismo, el niño que tiene alguno de los siguientes síntomas, tiene mayor probabilidad de tener piel reactiva:

  • Una reacción de la piel luego de un baño con jabón.
  • Cambios de la piel luego de la aplicación de una loción provocada por algún componente o por una fragancia.
  • Alteraciones en la piel luego de vestirse o de cubrirse en una manta. En la mayoría de los casos es provocado por detergentes o por tinturas.
La piel reactiva en los bebés presenta sequedad y enrojecimiento. De todas formas, se trata de una afección benigna que no es contagiosa.

¿Qué desencadena la piel reactiva en los bebés?

La piel reactiva es una manifestación crónica que cada vez se observa con mayor frecuencia en los bebés. Incluso, suele ser desencadenada por factores ambientales y por el uso de productos irritantes.

La afección se presenta en periodos de brotes y remisiones, mientras que la región del cuerpo más afectada es el rostro. A su vez, se presenta con mayor frecuencia en mujeres y en niñas, o en una piel muy clara que queda expuesta a quemaduras solares.

La piel intolerante tiene mayor predisposición a la agresión externa y provoca una reacción exacerbada frente a los agentes externos que suelen ser bien tolerados, tales como los siguientes:

  • El sol.
  • El calor.
  • La contaminación.
  • El frío.
  • El viento.
  • El aire acondicionado.

Los bebés menores de 6 meses deben mantenerse alejados de los rayos ultravioleta, de acuerdo a The American Academy of Pediatrics. Sin embargo, en mayores de 6 meses se puede aplicar protector solar con un FPS de 50 para evitar reacciones excesivas al sol.

Incluso, las glándulas sudoríparas no se encuentran desarrolladas por completo, por lo que los bebés también son propensos a sufrir erupciones por el calor. De todos modos, esto se puede evitar al vestirlos con ropa clara y holgada y accesorios como sombreros.

Manifestaciones normales de la piel del bebé

La piel de los bebés es más delicada y sensible debido a que no se encuentra desarrollada por completo. Por lo tanto, existen erupciones o reacciones de la superficie cutánea que son consideradas normales. Según el Seattle Children´s Hospital, algunas de esas erupciones incluyen las siguientes:

  • Milia: son diminutas protuberancias blancas que se manifiestan en el rostro.
  • Erupciones por baba: es muy común y observable en cualquier momento de la infancia.
  • Acné neonatal: es habitual entre la segunda y la cuarta semana luego del nacimiento.
  • Eritema tóxico: se trata de una erupción inofensiva caracterizada por manchas rojas con pequeños centros blancos que surge en los dos días posteriores al nacimiento y desaparece por sí sola, de acuerdo con The American Osteopathic Collegue of Dermatology.

Quizás te interese: 10 consejos para que los niños tengan la piel sana

Manejo de la piel reactiva de los bebés

Lo primordial es averiguar cuál es el desencadenante de las reacciones cutáneas de los bebés. En aquellos casos donde no se sabe, se pueden tomar los siguientes recaudos:

  • Evitar el uso de detergentes con tinturas o fragancias.
  • Utilizar jabones suaves durante el baño y cuando se higieniza al bebé.
  • Siempre mantener el área del pañal seca y limpia.
  • Utilizar productos específicos para pieles sensibles.
  • Aplicar emolientes y cremas humectantes varías veces al día.
Mantener la piel de los bebés hidratada es clave, ya que es muy sensible. Se le debe aplicar cremas emolientes y humectantes varias veces al día.

Recomendaciones para el momento del baño

La piel del recién nacido es sensible y suave, por lo que una de las indicaciones esenciales es mantener la superficie cutánea humectada.

La aplicación de la crema emoliente es mejor absorbida luego del baño, que no debe ser prolongado, sino más bien durar entre 3 y 5 minutos. Además, el agua debe ser tibia, a una temperatura ideal para no agredir la piel.

Antes de colocar el pañal, se debe secar de manera correcta y suave para evitar dermatitis posteriores por maceración o irritación. De hecho, existen pañales sin fragancia e hipoalergénicos para pieles sensibles y delicadas.

El bebé y la piel reactiva

La piel se caracteriza por las múltiples funciones que cumple, como protección, regulación de la temperatura, absorción de sustancias o productos y secreción, entre otras.

Estas funciones son esenciales para el transcurso de la vida. Por lo tanto, se debe mantener intacta y competente la barrera natural protectora de la superficie cutánea.

La higiene, la humectación y la protección de la superficie cutánea son las bases fundamentales para que el bebé con piel reactiva mantenga su epidermis funcional y saludable.

Te podría interesar...
La piel del bebé
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La piel del bebé

La piel del bebé no esté desarrollada por completo. En este sentido, se diferencia en varios aspectos de la de los adultos. Veámoslos aquí.



  • Fernandes JD, Machado MC, Oliveira ZN. Children and newborn skin care and prevention. An Bras Dermatol. 2011 Jan-Feb;86(1):102-10. English, Portuguese. doi: 10.1590/s0365-05962011000100014. PMID: 21437530.
  • Cooke A, Bedwell C, Campbell M, McGowan L, Ersser SJ, Lavender T. Skin care for healthy babies at term: A systematic review of the evidence. Midwifery. 2018 Jan;56:29-43. doi: 10.1016/j.midw.2017.10.001. Epub 2017 Oct 6. PMID: 29055852.
  • Misery L. Peaux sensibles, peaux réactives [Sensitive skin, reactive skin]. Ann Dermatol Venereol. 2019 Sep;146(8-9):585-591. French. doi: 10.1016/j.annder.2019.05.007. Epub 2019 Jul 15. PMID: 31320184.