7 remedios para el sarpullido por exceso de calor en tu bebé

Si tienes un bebé, es muy probable que te hayas enfrentado al sarpullido en los meses más calurosos del año. Te explicamos algunos remedios naturales para afrontarlo lo mejor posible.
7 remedios para el sarpullido por exceso de calor en tu bebé

Última actualización: 22 octubre, 2022

Básicamente el sarpullido (también conocido como miliaria o sudamina) es una erupción que se caracteriza por una inflamación de la piel, enrojecimiento y picor. Aunque no se contagia ni está considerado como un padecimiento grave suele ser bastante molesto. Sobre todo para los bebés.

El sarpullido que aparece en la dermis por exceso de calor o humedad puede ocurrir como consecuencia de un exceso de ropa o que la tela de esta no permita que la piel transpire correctamente. Por ello se recomienda revisar los materiales con los que vestimos a los bebés.


Al igual que en el caso de los remedios para las picaduras de mosquito, estos no deben aplicarse sobre la piel de los bebés sin previa consulta médica. Por otra parte, estos remedios buscan aliviar las molestias, mas no logran erradicarlas.

Ante la duda lo mejor será que consultes con el pediatra o un dermatólogo.

Remedios caseros para aliviar el sarpullido

A continuación te dejamos con varios remedios, y lo mejor de ellos es que puedes prepararlos con ingredientes que fácilmente puedes encontrar en tu hogar. ¡Descúbrelos!

1. Almidón de yuca

Algunos artículos de investigación afirman que la yuca (Manihot esculenta) posee en su interior diversos componentes beneficiosos para la salud. Estos pueden tener actividad antiinflamatoria, lo que en principio podría ser útil para los sarpullidos cutáneos.

Si deseas preparar este remedio, coge 1 yuca y rállala hasta que se pulverice. En un bol con agua mineral, añade la yuca y remueve. Cuando el polvo se diluya en el agua, cuela la mezcla. Desecha el bagazo y pon el líquido al sol durante varios días en un recipiente limpio.

Una vez que el agua se evapore, en el fondo del recipiente quedará un polvo blanquecino. Ese es el almidón de la yuca que podrás aplicar sobre la piel del bebé como si fuera polvo de talco donde tiene el sarpullido.

Por lo general la yuca se considera un alimento seguro, aunque en contadas ocasiones puede favorecer el desarrollo de alergias, e incluso anafilaxia según estudios. Por eso es conveniente aplicar solo una pequeña cantidad y verificar durante algunos minutos que no haya una reacción.



2. Agua con bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un compuesto ampliamente utilizado con fines medicinales debido a su capacidad de modular el pH. Si bien no hay muchos estudios que justifiquen su uso para tratar el típico sarpullido, la National Eczema Association explica que podría ayudar a mantener la piel hidratada y disminuir las molestias.

Si quieres aliviar la picazón y evitar que el bebé se rasque constantemente la zona donde tiene el sarpullido, te recomendamos que le des un baño de agua fresca con bicarbonato de sodio. De esta manera lograrás aliviarle el escozor y evitarás que se maltrate la piel.

Cabe destacar que este remedio resulta mucho más efectivo si, una vez que finaliza el baño, secamos la piel con una toalla suave y sin frotar. Por otra parte te recomendamos que le coloques prendas de vestir de algodón, ya que esta tela permite que la piel se ventile.

Remedio casero de pepino para curar el sarpullido.

3. Batido de pepino

El pepino (Cucumis sativus) es ampliamente utilizado en productos de cosmética. Un estudio revela que su uso se debe a propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, principalmente.

Coge 1 pepino fresco, córtalo en rodajas (sin retirar la corteza) y colócalas en la batidora. Añade un poco de agua y bátelo hasta desintegrarlo.

Refrigera durante algunos minutos pero no esperes a que se ponga muy frío. Una vez esté listo podrás aplicarlo sobre el sarpullido.

El pepino es un vegetal muy fresco que aliviará la afección. Recuerda que, una vez que lo apliques, debes dejarlo actuar unos minutos y luego enjuagar con delicadeza. Repite el procedimiento tantas veces sea necesario.

4. Infusión de manzanilla

La manzanilla (Chamaemelum nobile) o camomila es una hierba con múltiples bondades benéficas e inocuas. Por lo tanto, se puede utilizar para aliviar el sarpullido en la piel del bebé. Algunas publicaciones sugieren que también es útil para tratar el acné, el eczema, la dermatitis o las reacciones alérgicas.

Para combatir los efectos del exceso del calor tan solo deberás preparar una infusión de manzanilla. Bien sea con una bolsita (típica presentación de supermercado) o con las hojas de la planta (que se pueden conseguir en herbolarios). Una vez esté lista la infusión colócala en el refrigerador durante 15 minutos.

Aplícala con un algodón sobre el sarpullido dando leves toques, sin hacer mucha presión. No hace falta enjuagar al terminar.

5. Agua de sábila

El Aloe vera es ampliamente utilizado para tratar afecciones de la piel. Según un estudio, esto se debe a compuestos como los polifenoles y antracenos que proporcionan efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Los efectos específicos contra el sarpullido son realmente anecdóticos, ya que no hay muchos estudios al respecto.

Toma un tallo de sábila (Aloe vera) y córtalo en trozos pequeños. Colócalos en un recipiente con agua hervida y luego llévalas al refrigerador por 2 días. Para aplicarlo, solo debes utilizar un poco de algodón.

6. Maicena

La maicena es otro ingrediente capaz de aliviar el sarpullido por exceso de calor. Tan solo debes tomar un poco de maicena y esparcirla con cuidado sobre la piel afectada. Debes tener algo de cuidado, ya que según el Manual MSD se trata de un agente desecante. Un exceso podría irritar la piel.

Maicena.

7. Infusión de caléndula

Al igual que la manzanilla, la caléndula tiene múltiples beneficios y es un ingrediente común en las cremas, las lociones y los ungüentos para combatir las irritaciones cutáneas. Según estudios, esta contiene flavonoides y carotenoides que explican sus efectos beneficiosos.

Si tienes a mano hojas y tallos de esta planta, te sugerimos preparar una infusión con ellas, dejarlas refrescar y aplicarla sobre el sarpullido (como cataplasma) varias veces al día.



Remedios naturales a base de caléndula para tratar el sarpullido

Otra alternativa para el sarpullido

El remedio que te proponemos a continuación se puede preparar con fármacos de venta libre y, en principio, no contiene ningún compuesto que pueda resultar perjudicial para la salud.

No obstante, debes consultar primero con el pediatra antes de aplicarlo. Recuerda que siempre es posible que se genere una reacción alérgica a algún componente.

Fármacos para la fórmula contra el sarpullido

  • 1 tableta de azitromicina.
  • 5 tabletas de prednisona (5 miligramos).
  • 1 frasco de loción de zinc y calamina.

Modo de preparación:

  • Machaca las tabletas y añádelas al frasco de loción de zinc y calamina.
  • Agita el pomo para que se disuelvan bien las pastillas.
  • Limpia con cuidado la zona donde se encuentra el sarpullido y aplica esta la mezcla con un poco de algodón.
  • Espera unos momentos hasta que la piel absorba el remedio y luego viste a tu bebé con una prenda de algodón limpia.
  • ¡OJO! No se recomienda exponer al bebé al sol ya que este remedio puede manchar la piel. Razón por la cual se recomienda aplicarlo durante la noche y retirarlo por la mañana antes de salir de casa.

¿Hay otro tipo de sarpullidos en la piel?

Las típicas lesiones de la miliaria pueden confundirse con otras condiciones de la piel. Es el caso de la dermatitis seborreica, la dermatitis atópica, el acné neonatal o algunos tipos de exantema. Por eso es tan importante verificar la presencia de otros síntomas y asociar el contexto para decidir cuándo ir al médico:

  • ¿El bebé ha presentado fiebre, moco, tos o te parece que tiene dificultad para respirar?
  • ¿Está más irritable de lo normal?
  • ¿Hay una sustancia blanquecina (sebo) en relación con algunas de las lesiones?

Si la respuesta es afirmativa a alguna de estas interrogantes, vale la pena que acudas a una consulta con el pediatra. Es posible que ninguno de los remedios que te comentamos hagan efecto ya que puede tratarse de otra condición de salud.

Prevención de la miliaria

En los meses más calurosos del año es posible tomar algunas medidas para evitar la aparición del molesto sarpullido. Utiliza ropa de algodón, no aprietes demasiado el pañal, usa algo de protector solar adecuado para su edad, mantén sus uñas cortas (ya que puede intentar rascarse), recurre a los baños de agua templada con más frecuencia y mantén al bebé en área bien ventiladas.

¿Cuándo es necesario consultar al médico?

El sarpullido que le sale a los bebés por exceso de calor, a pesar de ser muy fastidioso, suele pasar rápido. Si aplicas algunos de estos remedios naturales probablemente sentirá alivio y ayudará a que se regenere pronto la piel.

Sin embargo, si luego de unos días ves que empeora o no tiene mejoría, ya es hora de una evaluación en consulta para determinar el tratamiento. Quizás sea necesario aplicar otro tipo de ungüento que aunque sea de venta libre es mejor si viene recetado por su pediatra.

También se requiere ir al médico si aparecen otros síntomas como fiebre o dolor de garganta mientras tenga el sarpullido. Por lo que, el tiempo que dure la erupción es recomendable tomarle la temperatura al menos una vez al día para asegurarse de que todo marcha bien.

Te podría interesar...
Dermatitis del pañal, mejor conocida como “pañalitis”
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Dermatitis del pañal, mejor conocida como “pañalitis”

La pañalitis es una irritación que se produce en el área genital del bebé. También te revelamos la mejor opción de pañal para evitarla.




El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.