Logo image
Logo image

Tu bebé a los 10 meses: hitos de desarrollo y consejos clave

6 minutos
Un bebé de 10 meses es una caja de sorpresas. Además de que aprende a un ritmo veloz, esta etapa es de gran desplazamiento y de cambios en la motricidad fina. Conoce todo lo que hace un bebé de 10 meses a continuación.
Tu bebé a los 10 meses: hitos de desarrollo y consejos clave
Última actualización: 10 octubre, 2023

Los primeros meses de vida de un bebé están llenos de emocionantes descubrimientos y crecimiento rápido. Cada mes que pasa, tu pequeño alcanza nuevos hitos de desarrollo que son asombrosos para ti como padre o cuidador. A los 10 meses, tu bebé se está convirtiendo en un explorador curioso y activo, lo que abre un mundo de posibilidades y desafíos.

En esta etapa, es fundamental entender qué logros son típicos y cómo puedes apoyar su desarrollo. En esta guía, exploraremos los hitos de desarrollo más comunes a los 10 meses y te proporcionaremos consejos clave para fomentar un crecimiento saludable y feliz.

¿Qué hace un bebé de 10 meses?

A partir de los 10 meses, los bebés experimentan un mayor grado de maduración tanto a nivel físico como cognitivo, lo que se traduce en una mayor manifestación de autonomía.

Durante esta etapa, se observan importantes cambios en aspectos como el movimiento, la alimentación y la inteligencia. Según una revisión en el Acta Pediátrica de México, algunos de los hitos de desarrollo que suelen manifestarse son los siguientes.

En cuanto a la motricidad

A esta edad, los bebés pueden comenzar a explorar el mundo de manera más autónoma. Algunos bebés pueden comenzar a gatear, pero no todos lo hacen. El gateo les permite explorar su entorno de manera concentrada y aprender sobre lo que les rodea. También pueden mostrar intentos de ponerse de pie, a menudo agarrándose a sillas o mesas para ayudarse.

Aunque puede haber algunos desequilibrios, estos bebés aprenden rápidamente a levantarse por sí mismos. Esto es una preparación para dar sus primeros pasos sin apoyo alrededor de los 12 meses. Además, a esta edad desarrollan el agarre «tipo pinza» con los dedos, lo que les permite manipular objetos con mayor destreza, como llevar trozos de comida a su boca.

En cuanto al lenguaje, la comunicación y la cognición

Los bebés de 10 meses están comenzando a comprender su entorno de manera más profunda. Pueden reconocer su nombre y responder cuando los llaman. Es común que empiecen a decir sus primeras palabras, como «mamá», «papá» y «no».

También pueden usar monosílabos y repetir sílabas. Aunque aún no pueden decir muchas palabras, son capaces de comprender muchas más. Por ejemplo, si mencionas objetos o personas en su entorno, pueden orientarse hacia ellos.

Los bebés a esta edad también utilizan gestos y movimientos corporales para comunicarse, como extender los brazos para que los alcen. Son excelentes imitadores y pueden copiar acciones de los adultos a su alrededor. Además, comprenden la «permanencia del objeto», lo que significa que entienden que un objeto sigue existiendo incluso si está escondido o fuera de su vista.

En cuanto al descanso

A medida que los bebés exploran su entorno y se vuelven más activos, suelen requerir alrededor de 12 horas de sueño por la noche y dos siestas diarias. El movimiento y la exploración pueden agotarlos, por lo que un buen descanso es esencial para su desarrollo y bienestar.

Estos hitos de desarrollo a los 10 meses son emocionantes para los padres y cuidadores, ya que marcan el crecimiento y la madurez de sus pequeños exploradores. Es importante recordar que cada bebé se desarrolla a su propio ritmo, por lo que no te preocupes si tu bebé alcanza estos hitos en momentos un poco diferentes.

¿Cómo es la alimentación del bebé de 10 meses?

A medida que los niños crecen y sus cuerpos cambian, su alimentación también debe evolucionar para adaptarse a su desarrollo y para incorporar nuevos nutrientes que contribuyan a fortalecer su salud. Aquí te presentamos algunas características de la alimentación de un bebé de 10 meses.

  1. Continúa con la comida en trozos: la introducción de alimentos en pequeños bocados comienza desde los 8 meses y sigue siendo relevante a los 10 meses.
  2. Desarrolla mayor autonomía: entre los 9 y 12 meses, los bebés ganan autonomía en su alimentación. Pueden utilizar una cuchara para llevarse el alimento a la boca sin derramar demasiado y algunos de ellos pueden sostener una taza por sí mismos entre los 9 y 11 meses.
  3. Opta por alimentos sólidos blandos, triturados y molidos: en esta etapa, la alimentación se caracteriza por la inclusión de sólidos blandos, alimentos triturados y molidos. También se pueden introducir alimentos que el bebé pueda «roer», como el pan.
  4. La hora de la comida se convierte en un juego: a partir de los 6 meses, los bebés comienzan a explorar diferentes expresiones faciales y gestos en la mesa al probar sus primeras papillas. A los 10 meses, cuando empiezan a manipular alimentos en trozos, esta etapa se convierte en una auténtica fiesta. Los bebés toman, dejan, observan y experimentan con los alimentos de una manera lúdica y curiosa.

¿Cómo preparar el hogar para un bebé de 10 meses?

Dado que esta etapa se caracteriza por un mayor movimiento y exploración, los bebés de 10 meses pueden estar más expuestos a ciertos accidentes, como intentar abrir cajones, sacar objetos de armarios o alcanzar elementos a cierta altura. Para garantizar un entorno seguro, aquí te proponemos algunas recomendaciones.

La motricidad

  • Evita dejar objetos peligrosos al alcance, como líquidos, objetos pesados o cortantes. En su lugar, proporciona mobiliario a su altura con objetos seguros para que puedan explorar y desarrollar su curiosidad.
  • Coloca alfombras de goma en las zonas donde el bebé se desplace con frecuencia, como su habitación, para que practique el levantamiento sin riesgo de golpearse. Estas alfombras también pueden ser su área de juego, aislándolos del piso frío.
  • Si tienes escaleras en casa, instala una puerta de seguridad para evitar que el bebé acceda a ellas sin supervisión.
  • Cubre los enchufes del hogar y asegúrate de que no haya cables sueltos en el suelo.
  • Elige juguetes sensoriales y fáciles de manipular, ya que a esta edad están interesados en tocar, frotar y levantar objetos.
  • Asegura los muebles más pesados a la pared, ya que los bebés pueden usarlos como apoyo para levantarse o sostenerse. Si no están sujetos, podrían caerse.

La alimentación

  • Opta por alimentos blandos y córtalos en trozos pequeños para facilitar su consumo.
  • Introduce un alimento nuevo a la vez para que el bebé pueda descubrir y disfrutar nuevos sabores.
  • No dejes al niño solo mientras toma el biberón o come comida en trozos para prevenir riesgos de ahogamiento.

El fomento del lenguaje

  • Canta, lee cuentos y habla con el bebé para estimular la aparición de más palabras y expresiones.

El sueño

  • Intenta mantener una rutina de sueño con el bebé, ya que su nivel de desgaste es mayor a esta edad y necesita descansar de forma adecuada. Dos siestas al día, una por la mañana y otra por la tarde, pueden contribuir a su descanso.

Respetar los tiempos de cada niño

Observar los logros en el desarrollo de un bebé de 10 meses es motivo de alegría en la familia. Los niños de esta edad tienen un crecimiento constante, ya que están en una fase de gran plasticidad cerebral característica de los primeros años de vida.

Es importante identificar los logros típicos de esta etapa para que los adultos puedan estimular y enriquecer el aprendizaje del niño de manera respetuosa y sin presiones.

Además, esta información también puede servir como una alerta temprana en caso de que no se observen ciertos avances en el desarrollo del niño. Aunque cada niño tiene su propio ritmo de aprendizaje, si los padres tienen dudas, siempre pueden consultar con un profesional de la salud.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.