9 consejos de psicólogos para superar un embarazo complejo

Pedro 18 noviembre, 2016

Puede que en algún momento del estado de buena esperanza el médico nos informe de que tenemos un embarazo complejo. La presión más alta de lo que deberíamos, que tenemos la glucemia alta, que nuestro bebé no crece normalmente, o sufrimos hemorragias dolorosas que nos podrían hacer perder el bebé. ¿Quieres solucionarlo? Vamos a darte consejos para que al menos estés mas tranquila, que será de gran ayuda.

Consejos para superar un embarazo complejo

La noticia de que ha aparecido una complicación en nuestro embarazo nos genera angustia, ansiedad, miedo, tristeza… Los controles médicos se intensifican. Además, nos piden que tengamos reposo absoluto y es cuando no solo nos encontramos mal físicamente, sino que psicológicamente no estamos bien. El estrés y ansiedad también puede perjudicar al bebé. Por eso es importante que ante esta situación tengamos en cuenta estos consejos.

1. Ponerse en manos de un profesional especializado en embarazos de alto riesgo

Lo más importante cuando nos enteramos de que tenemos un embarazo complejo es buscar un buen profesional que nos vigile. Debemos seguir sus indicaciones tal cual nos diga y confiar en que hará todo lo que pueda para que nuestro bebé nazca en perfectas condiciones.

2. Procura mantener la calma y no alterarte

Aunque resulte difícil ante esta situación mantener la calma y no angustiarnos, es importante no dejarnos llevar por la desesperanza y pensar que todo saldrá bien. Una de las cosas más importantes es nuestra actitud para que las cosas vayan bien.

woman-376754_960_720

3. Hablar con otras madres embarazadas que ya tienen sus bebés y pasaron antes por tu situación

Ponernos en contacto con otras madres que han pasado por nuestra misma situación y ya tienen a sus hijos en sus brazos. Esto nos vendrá muy bien para tener un ejemplo de personas que pasaron por nuestra situación y ahora están felices con sus hijos. No tiene por qué salir mal, debemos confiar.

4. Rodéate de gente que te quiere, amigos, familiares

Si debemos estar en reposo sin poder movernos, es bueno que venga a visitarnos la gente que queremos. Así no estaremos solas pensando y dando vueltas a la cabeza. Hablar y comunicarnos con otros nos hará distraernos y no pensar durante un rato.

5. Pide ayuda si la necesitas, no cargues con todo tu sola

Estando en reposo no podemos ni debemos movernos, porque de lo contrario complicaría mucho la salud de nuestro bebé. Por eso es necesario que pidamos ayuda siempre que la necesitemos.

6. Busca momentos para ti, escucha música o ve una película

Si buscamos momentos en los que nuestra mente este ocupada, evitaremos entrar en pensamientos repetitivos acerca de la complicación de nuestro embarazo. Darle vueltas solo nos llevará a pasar situaciones de ansiedad y estrés; eso tampoco es bueno para nuestro bebé.

7. No busques información acerca de tu problema en internet

Hoy en día todo lo buscamos en internet, pero ahí no solo están los datos científicos, sino otros que no son correctos al 100%. Si buscamos información online, puede ser que leamos algo que nos altere más nuestro estado psicológico y nos cree más ansiedad.

8. Si tienes dudas acerca de tu problema habla con el médico

Todas las dudas que tengas sobre tu embarazo complejo escríbelas en un papel y cuando vayas al médico pregúntaselas. Él te responderá y te asegurarás de que esa información sea de confianza y así evitar suposiciones que nos produzcan tensión y ansiedad.

pregnant-214522_960_720

9. Poner en práctica técnicas de relajación

Buscar momentos de relajación resultará muy beneficioso tanto para nosotras como para nuestros bebés. Algunas de las cosas que puedes hacer en casa son:

  • Recostarnos del lado izquierdo en la cama, sin ruidos y sin teléfono. Solo con una música suave de sonidos de naturaleza.
  • Utilizar técnicas de visualización y meditación. Usando las imágenes mentales, nos trasladaremos a los espacios en los que nos gustaría estar a través de nuestra imaginación.
  • El yoga también puede ser positivo para relajar nuestro cuerpo.
  • Acostarnos sobre la cama y respirar lento, profundo desde el estomago, nunca desde el pecho.
  • Tensar los músculos en orden de los más superiores (ojos, pómulos, cuello…hasta llegar a los pies) y después relajar. Esto nos ayudará a aliviar los momentos de estrés.

Si sigues estos consejos, llevarás mucho mejor la situación del embarazo complejo, y cuando menos te des cuenta, estarás en casa con tu bebé y todo habrá pasado. Confía y ten fe en que todo saldrá bien.

Te puede gustar