6 beneficios de las clases de apoyo y refuerzo

Los beneficios de las clases de apoyo y refuerzo no tienen por qué ser aprovechados por los niños que tienen problemas en ciertas materias, también son excelentes acicates para que mejoren en aquellas asignaturas que les gustan.
6 beneficios de las clases de apoyo y refuerzo
Pedro González Núñez

Escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez el 27 diciembre, 2020.

Última actualización: 27 diciembre, 2020

¿Cuántas madres acaban por tirarse de los pelos al ver que los hijos no prosperan en la escuela como ellas creen que deberían? A veces, esta situación puede estar justificada y otras no. Por eso, aprovechar los beneficios de las clases de apoyo y refuerzo para niños puede ser una buena solución en ambos sentidos.

También es interesante recordar que las clases de refuerzo y apoyo no solo ayudan a los niños con dificultades en el cole. Además, son buenas para todo tipo de alumnos, ya que pueden ayudar a que mejoren sus notas y, sumado a ello, a que obtengan un mejor rendimiento académico de cara al futuro.

Y, por supuesto, no debemos olvidar la riqueza que supone este tipo de formación no formal que, a su vez, permite que los chicos aprendan más y mejor sobre todo tipo de materias, desde idiomas extranjeros hasta asignaturas de ciencias como las matemáticas o la física, pasando por humanidades, lengua y literatura, historia, etc.

Chico recibiendo clases de apoyo y refuerzo en el colegio.

Las ventajas de las clases de apoyo y refuerzo

A veces, cuando un niño es especialmente revoltoso o no disfruta haciendo sus deberes, algo bastante común, las clases de apoyo y refuerzo pueden ser muy útiles para que mejore sus competencias en este campo. Veamos sus ventajas para explicar mejor esta cuestión.

“La actividad más alta que un ser humano puede conseguir es aprender para entender, porque entender es ser libre”.

-Baruch Spinoza-

El niño hace los deberes más rápido

Los niños, acabadas las clases, quieren jugar. Una fórmula interesante es que hagan sus deberes pronto y que disfruten de la tarde de diversión. Pero muchos tienden a procrastinar o tienen poca capacidad de concentración.

Es entonces cuando las clases de refuerzo escolar les ayudan como motivación. Así, se aprovecha más y mejor el tiempo, se aumenta la concentración y ellos disfrutan del resto del día para descansar y desconectar de sus obligaciones escolares.

El chico recibe refuerzo de lo aprendido en clase

Además, este refuerzo es especialmente interesante, ya que es más personalizado. Así pues, si queda algún concepto que no ha quedado totalmente claro, el niño podrá entenderlo mejor gracias a su profesor o tutor, que hará un esfuerzo especial para personalizar la información y adaptarla a sus capacidades específicas, resolviendo dudas y corrigiendo errores.

Adaptación personalizada en las clases de apoyo y refuerzo

Como decimos, un profesor en el aula no puede adaptar los contenidos a cada alumno, ya que suelen ser entre 20 y 25 niños. Sin embargo, un docente o tutor particular que cuenta con un solo estudiante tendrá la posibilidad de conocerlo, motivándolo según sus intereses y adaptando los contenidos a sus particularidades físicas e intelectuales.

Gestión del tiempo adecuada

Uno de los grandes problemas de los niños es su dificultad para gestionar bien el tiempo. Hacer los deberes en casa se puede convertir en un suplicio si dejan la labor para última hora. Pero en las clases de refuerzo los pueden realizar en un horario concreto, lo que les servirá para interiorizar este hábito de estudio tan importante para su larga vida académica.

Preparación óptima de los exámenes

Dado que los niños resuelven todas sus dudas y reciben una atención más personalizada, además de dedicar más tiempo al estudio durante las horas de clase de refuerzo, también se preparan mejor los exámenes, ya que van trabajando de manera diaria para llegar a las pruebas con mayor preparación.

Uso de técnicas de estudio

A través de las clases de refuerzo, los profesores particulares y tutores pueden ayudar a los niños a que aprendan nuevas técnicas de estudio que les ayuden a comprender conceptos, memorizar mejor, etc.

Chico recibiendo clases de apoyo y refuerzo.

Respecto a las clases de refuerzo y apoyo…

Los pequeños, al recibir clases de apoyo y mejorar su rendimiento académico, aumentan también su autoestima al sentir que avanzan a su ritmo. Se saben capaces de cualquier hazaña porque tienen ayuda, reconocen sus límites y también sus talentos, y los explotan al máximo.

Recuerda que estos beneficios de las clases de apoyo y refuerzo no se refieren solo al hecho de aprobar una asignatura o superar un curso. También ayudan a los niños que muestran especial predilección y afición por una materia en concreto, sirven para aprender usos prácticos de cuánto van interiorizando y les sirven para ser más responsables, competentes y autosuficientes. Tenlo siempre muy en cuenta.

Te podría interesar...
Consejos para ayudar a los niños con los deberes
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Consejos para ayudar a los niños con los deberes

Ayudar a los niños con los deberes no es hacerles la tarea mientras ellos se dedican a dibujar, ver la televisión o divertirse con sus amigos en el...



  • Runte-Geidel, A., (2013). La incidencia de las clases particulares en España a través de los datos de PISA. Madrid: Facultad de Educación UNED. Revista Española de Educación Comparada.