7 recetas para hacer helados de frutas

Comer helados de frutas es una manera saludable de disfrutar de un rico postre y evitar recurrir a los alimentos con exceso de azúcar procesado.
7 recetas para hacer helados de frutas
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 11 agosto, 2022

Una de las alternativas para refrescar una tarde y quitar el antojo de dulce es preparar ricas, saludables y fáciles recetas de helados de frutas. Son la mejor opción para pasar un rato divertido en compañía de la familia, compartir con amigos y disfrutar al mismo tiempo de un delicioso postre natural.

En el siguiente artículo te ofrecemos más información acerca de los helados en la alimentación y compartimos algunas recetas que pueden servir de inspiración para elaborar todo tipo de helados de frutas variados.

Los helados son una opción muy apetecible en verano para comer algo fresco, como postre o tentempié al aire libre. Sin embargo no conviene abusar de muchos de los que se encuentran en el mercado por el perfil de grasas y azúcar añadido que conllevan.

Por este motivo las posibilidades de elaborar helados caseros son cada vez más numerosas. Existen recetas de todo tipo, con lo que preparar helados de frutas tipo polo o alternativas más cremosas.

Para hacer helados en casa no necesitarás mucho. Puedes crear un sinfín de recetas y combinaciones gracias a los sabores variados de las frutas.

Preparar ricas recetas para hacer helados de frutas es una buena alternativa para fomentar los niños el hábito de comer saludable y eliminar el exceso de azúcar. ¿A quién no le gustan los helados? Esta puede ser la mejor presentación de una merienda nutritiva.

Además de compartir una actividad en familia y hacerle frente al calor, no debemos olvidar que las frutas son importantes en la dieta de los pequeños. Estas proporcionan vitaminas y nutrientes esenciales que hacen aportes de valor al crecimiento y al fortalecimiento del sistema inmunológico.



Recetas para hacer helados de frutas

Todas las frutas y combinaciones posibles son buenas para la elaboración de los helados. Además se pueden añadir otros ingredientes para potenciar el sabor y ofrecer texturas diferentes.

1. Helado de fresa y leche de coco

Al tratarse de una receta sin azúcares añadidos, no se pondrá en peligro la salud metabólica del niño. Además se trata de una estrategia eficaz para incrementar el aporte de antioxidantes, que se vinculan con un menor riesgo de enfermedad. Así lo afirma un estudio publicado en la revista Vascular Pharmacology.

Ingredientes:

  • 200 gramos de fresas.
  • 200 mililitros de leche de coco.

Preparación:

  1. Para empezar lavar las fresas, quitarles el pedúnculo y picarlas en trozos pequeños. Después meter las fresas en el congelador.
  2. Colocar la leche de coco en un recipiente hermético y meterlo en la nevera por lo menos 3 horas.
  3. Una vez transcurrido el tiempo mencionado, sacar la leche de coco y las fresas del congelador y triturar la fruta hasta conseguir una textura cremosa.
helado-de-fresa-natural

2. Helado de naranja natural

Para elaborar este helado se usa un poco de miel como edulcorante por lo que perfil nutricional contendrá algo más de azúcares añadidos. En general su consumo debe ser moderado para no incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas, de acuerdo con una investigación publicada en la revista Advances in Nutrition.

Ingredientes:

  • 7 naranjas.
  • 4 cucharadas de miel.
  • 100 mililitros de agua fría.
  • Ralladura de una naranja.
  • Medio litro de agua natural.

Preparación:

  1. Colocar en una olla el agua y la miel junto a la ralladura de naranja.
  2. Cocinar a baja temperatura hasta disolver la miel y luego retirar la mezcla del fuego.
  3. Quitarle la piel a las naranjas, retirar las semillas y batirlas hasta obtener una textura homogénea.
  4. En un bol unir el puré de naranja con el agua de miel y mezclar.
  5. En unos recipientes pequeños verter la mezcla. Llevarlos al congelador durante 4 horas.

3. Helado de coco y banana

Una combinación clásica y perfecta de sabores con una textura final algo más cremosa gracias a la consistencia que ofrece el plátano.

Ingredientes:

  • 1 banana poco madura.
  • 200 mililitros de leche de coco.
  • 2 cucharadas de coco rallado.
  • 3 cucharadas de miel o azúcar.

Preparación:

  1. Meter la banana sin cáscara en un recipiente y ponerla en el congelador.
  2. En una olla pequeña, agregar la leche de coco y cocinar a fuego medio.
  3. Cuando la leche de coco esté a punto de hervir, se le agrega la miel o azúcar y se baja el fuego. Se deja cocinar por 30 minutos y luego la dejamos reposar.
  4. Al notar que la leche de coco haya alcanzado de nuevo la temperatura ambiente sacamos la banana de la nevera.
  5. Agregar la banana en la licuadora junto al coco rallado y la mezcla de leche de coco. Batir hasta que quede cremoso.
  6. Colocar la mezcla en moldes o recipientes pequeños y llevarlos al congelador por al menos 4 horas.

4. Helado de melocotón y cerezas

Una combinación original de frutas veraniegas, perfecto para aprovechar todo su frescor, sabor y nutrientes. La introducción del yogur natural aporta cremosidad a la textura final.

Ingredientes:

  • 750 gramos de melocotones maduros.
  • 300 gramos de cerezas maduras.
  • 250 gramos de yogur natural.
  • 2 tazas de leche descremada.
  • 1 cucharada de canela molida.
helado-natural-cereza

Preparación:

  1. Retirar la piel y picar en trozos los melocotones.
  2. Deshuesar las cerezas.
  3. En un vaso de batidora o procesador de alimentos añadir los trozos de melocotón, las cerezas deshuesadas y el yogur. Triturar bien hasta que todo quede homogéneo.
  4. A continuación agregar poco a poco la leche descremada y la canela molida.
  5. Dejar de licuar cuando se haya obtenido una mezcla homogénea.
  6. Distribuir la mezcla en los moldes y llevar al congelador al menos durante 2 horas.


5. Helado de anacardo y mango

La leche de los yogures se puede sustituir por frutos secos para obtener una mezcla y textura parecidas. El anacardo es perfecto ya que además se tritura muy bien y su sabor es muy neutro.

Ingredientes:

  • 200 gramos de anacardos crudos sin sal.
  • 300 gramos de mango (sin piel ni hueso).
  • 120 mililitros de zumo de limón.

Preparación:

  • Antes de empezar con el procesado de los alimentos, poner los anacardos en remojo durante 2 horas. De este modo están más blandos y se trituran mejor.
  • Mientras, pelar y retirar el hueso del mango. Una vez los anacardos ya se han ablandado, introducir ambos ingredientes en un recipiente hermético y congelar.
  • Pasadas unas 3 horas (como mínimo) introducir en un vaso de batidora o procesador de alimentos y triturar.
  • Servir y degustar al momento.

6. Polos de frutas enteras

Para elaborar este helado será necesario contar con unos moldes individuales especiales para hacer polos. El resultado es sin duda uno de los más atractivos y vistosos.

Ingredientes:

  • 200 mililitros de zumo de naranja o de manzana (mejor sin azúcar añadido).
  • 200 gramos de frutas cortadas de elección.

Preparación:

  • Verter el zumo hasta la mitad de los moldes y cortar las frutas en trozos más o menos homogéneos.
  • Introducir los moldes con el zumo en el congelador y pasada media hora acabar de rellenar con la fruta.
  • Congelar de nuevo, por lo menos durante 4 horas y ya están a punto.

7. Helado de frutos rojos y cacao en dos capas

Comer helados caseros y saludables de cacao también es posible. En este caso se combina con los frutos rojos para obtener una mezcla deliciosa y sorprendente.

Ingredientes: 

  • 1 plátano.
  • Media taza de fresas o frambuesas.
  • Media taza de arándanos.
  • 1/4 de taza de bebida de almendras (o cualquier otra bebida vegetal).
  • 4 o 5 cucharadas de cacao.
  • 1 cucharada de almendras.

Preparación:

  • El primer paso para hacer estos helados es lavar, secar las frutas e introducirlas en el congelador en un recipiente hermético. Cuantas más horas se mantengan más sólido y cremoso quedará el helado.
  • Introducir en un vaso de batidora el plátano, el cacao, las almendras y la mitad de la bebida vegetal. Triturar hasta obtener una textura homogénea. Coger unos vasos y colocar esta primera capa en el fondo.
  • A continuación lavar un poco el vaso de batidora y meter la fruta congelada junto con el resto de la bebida de elección. Batir bien y cuando esté al punto meter encima de la capa de cacao.
  • Introducir unos minutos el helado en la nevera para consumirlo frío. 

Consejos para elaborar helados de frutas en casa

Como se ha podido comprobar, preparar estas recetas en casa es muy sencillo. Incluso no es necesario tener herramientas específicas aunque se pueden encontrar moldes variados si se desean hacer helados individuales.

Estas últimas recomendaciones son muy útiles a la hora de improvisar y crear las propias recetas:

  • Se puede usar cualquier tipo de fruta y combinación de frutas que sea del gusto de los comensales. No obstante hay que tener en cuenta que las frutas con más agua (como la sandía o el melón) son buenas para hacer helados tipo polo ya que no quedan tan cremosos.
  • Asimismo es posible aromatizarlos de forma natural con menta triturada, canela, vainilla o un poco de jengibre rallado.
  • Para hacer helados de frutas cremosos los mejores ingredientes son los yogures naturales (de leche animal o vegetales), plátano, aguacate o unos frutos secos.
  • Lo mejor es no añadir ningún tipo de edulcorante al helado y elegir yogures y bebidas vegetales sin azúcares añadidos. Si se quiere potenciar el punto dulce se puede añadir dátiles a la mezcla que aportan dulzor y quedan muy bien integrados.
  • La textura final del helado también es opcional y por ello se deben triturar más o menos los ingredientes. Asimismo para una versión más original se puede reservar una parte de la fruta y añadirla en trozos enteros.
  • Si la máquina elegida no puede triturar ingredientes congelados se pueden retirar unos minutos en la nevera y volver a congelar una vez obtenida la textura deseada. Sino, también es posible añadir un poquito de leche de coco o zumo para facilitar el trabajo de las cuchillas.

Elabora helados sin azúcar para incrementar el aporte de antioxidantes

Con estas ricas y sencillas recetas para hacer helados de frutas no faltará en tu nevera un postre saludable y delicioso perfecto. Puedes agregarle un toque más atrevido combinando todos los sabores mencionados con frutos secos como almendras, cacahuete, pistacho o avellanas. 

Te podría interesar...
3 recetas de helados caseros sin lactosa
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
3 recetas de helados caseros sin lactosa

Te enseñamos a preparar 3 recetas de helados caseros sin lactosa para satisfacer los deseos de los intolerantes.



  • Siti HN., Kamisah Y., Kamsiah J., The role of oxidative stress, antioxidants and vascular inflammation in cardiovascular disease (a review). Vascul Pharmacol, 2015. 71: 40-56.
  • Johnson RJ., Sánchez Lozada LG., Andrews P., Lanaspa MA., Perspective: a historical and scientific perspective of sugar and its relation with obesity and diabetes. Adv Nutr, 2017. 8 (3): 412-422.