Cuándo introducir el cacao en la dieta del bebé

Te vamos a contar a partir de qué momento puedes empezar a ofrecerle cacao amargo al bebé. Un alimento de origen vegetal que destaca por su densidad nutricional.
Cuándo introducir el cacao en la dieta del bebé
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 08 agosto, 2022

El cacao en los bebés puede ser introducido de forma ideal a partir del segundo año. Eso sí, hablamos de su versión natural, la cual es bastante distante a la de los chocolates comerciales. Estos últimos cuentan en su composición con grandes cantidades de azúcares añadidos, que rebajan su valor nutricional.

Sin embargo, el cacao amargo es un producto de origen vegetal que concentra un buen número de nutrientes esenciales. Su consumo regular se asocia con mejoras en diversos parámetros de la salud. Por este motivo, puede ser un alimento a tener en cuenta en la dieta del bebé.

Beneficios del cacao en la dieta de los bebés

El cacao es una planta procedente de la cuenca del Amazonas y se consume desde hace más de 5.000 años en muchas regiones del mundo. La principal utilidad de su fruto es la producción de polvo y manteca, dedicados al consumo y a la industria alimentaria y cosmética.

El cacao en polvo se obtiene mediante la molienda de los granos de cacao. Se pueden encontrar de diferentes clases, con cantidades variables de manteca o más o menos amargos. En general se trata de un ingrediente perfecto para diluir en agua o leche o para preparar otras recetas.

A nivel nutricional el cacao destaca por la presencia de hidratos de carbono y un contenido graso variable. Aporta micro nutrientes esenciales (potasio, fósforo, hierro, selenio o calcio) y algunas vitaminas del grupo B.

Todos estos son fundamentales para el correcto desarrollo del bebé, con lo que es un buen alimento para cubrir una parte de sus necesidades nutritivas. Asimismo, la presencia de flavonoles le aportan al cacao propiedades positivas para la salud, a largo plazo.

Estos han despertado el interés de la ciencia en las últimas décadas. En general se habla que el consumo de cacao podría contribuir a prevenir o mejorar algunos problemas inflamatorios, hiperglucemia, tensión arterial o colesterol elevados. También es un alimento positivo para mejorar la función cognitiva.

Otra de las ventajas del cacao es que concentra ácidos grasos mono y poliinsaturados de alta calidad. Entre los saturados predomina el ácido esteárico, el cual se transforma en ácido oleico en el intestino. Este elemento provoca cambios positivos en la microbiota cuando se consume de forma regular.



 

El cacao tiene muchos beneficios para los niños.

¿Cuándo se puede introducir el cacao en la dieta del bebé?

Las últimas guías de la Asociación Española de Pediatría recomiendan retrasar la introducción hasta el primer año de vida o incluso más tarde, a partir de los dos.

Cuando los pequeños tienen entre 1 y 2 años conviene que se acostumbren al sabor natural de los alimentos por sí solos. La fruta, el yogur o los cereales (en los que se podría añadir el cacao) deberían ser disfrutados en su presentación al natural.

A partir del segundo año el producto puede ser bien tolerado y ofrecido poco a poco, dentro del marco de una dieta variada y saludable. No obstante, es importante ofrecerlo en cantidades pequeñas.

Por otra parte, cuando hablamos de cacao nos referimos a la versión más pura de este alimento y no a los preparados solubles comerciales. Estos últimos cuentan con azúcares añadidos o edulcorantes artificiales, los cuales pueden resultar perjudiciales para la salud.

Lo óptimo es elegir una variedad orgánica o ecológica. Este se debe introducir en cantidades pequeñas ya que no conviene abusar de él. 

Ideas para introducir el cacao

Antes de conocer cómo se podría ofrecer el cacao a los más pequeños, conviene saber que su uso es opcional ya que no aporta ningún nutriente que no se pueda obtener de otros alimentos.

Sin embargo, en la dieta de los niños puede jugar algún papel importante. Como ya se ha visto, es una forma de completar su valor nutritivo y de sustituir (o reducir) la presencia de chocolates solubles comerciales.

En el caso de querer dar a probar el cacao a los niños, se puede probar alguna de estar opciones:

  • Diluido en leche o bebidas vegetales para el desayuno o la merienda.
  • Espolvoreado encima de la fruta o de una macedonia de frutas.
  • Mezclado con un yogur natural.
  • Espolvoreado sobre el pan o unas tostadas con un poco de aceite de oliva.
  • Añadido a las gachas de avena o a unos copos de cereales tostados si azúcar.
  • Triturado junto con unas almendras o avellanas para tener una pasta de cacao para untar.

El cacao en polvo también se usa para elaborar galletas, pasteles, brownies, etc. No obstante esta no es una de las mejores formas de presentarlo ya que se trata de productos de consumo ocasional.



¿Cuál es el mejor momento del día para introducir cacao en la dieta del bebé?

El momento del día ideal para ofrecer cacao al bebé o a los niños/as es durante la mañana o la merienda, en alguna de las preparaciones que se han comentado.

Añadido a la fruta o al yogur puede aportar un sabor diferente a estos alimentos y sustituir las ganas de chocolate. En este caso se puede comer en el postre, por la mañana o por la tarde.

Debido a la presencia de cafeína en su composición, no conviene ofrecerlo en las horas cercanas al momento de acostarse para evitar que interfiera en el sueño de los pequeños.

ninas nenas beben toman vaso leche cacao chocolatada fuertes nutrientes alimento super

El cacao podría empeorar algunos malestares como los cólicos, los gases, el dolor de tripa o el reflujo, por lo que debería restringirse. También es necesario considerar el riesgo de las reacciones alérgicas y ofrecerlo con cuidado las primeras ocasiones.

El cacao, un alimento saludable para el bebé

Según lo comentado, el cacao 100 % puro resulta un producto seguro para introducir en la dieta de tu niño pequeño. No solo porque concentra nutrientes de alta calidad, sino por todas sus propiedades beneficiosas para el organismo.

Puede comenzar a administrarse a partir del primer año de vida, aunque lo ideal es esperar a que hayan cumplido los 2. Este se debe ofrecer en pequeñas dosis por la presencia de cafeína en su composición y evitar las versiones que contengan azúcar añadido.

Te podría interesar...
Menú para bebés de 18 meses: llegan los alimentos sólidos
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Menú para bebés de 18 meses: llegan los alimentos sólidos

Es sencillo plantear un menú para bebés de 18 meses, pero hay que escapar de ciertos elementos perjudiciales, como las galletas.



  • Federación Española de la Nutrición. Cacao.
  • Gómez Fernández-Vegue M. Recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría sobre la alimentación complementaria. [Internet] Noviembre de 2018. Disponible en: https://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/recomendaciones_aep_sobre_alimentacio_n_complementaria_nov2018_v3_final.pdf
  • Meissner H. C. ID Snapshot: studies reveal why chocolate is good for you. American Academy of Pediatrics. Enero 2016.
  • Ried, K., Fakler, P., & Stocks, N. P. (2017). Effect of cocoa on blood pressure. The Cochrane database of systematic reviews, 4(4), CD008893. https://doi.org/10.1002/14651858.CD008893.pub3
  • Tindall, A. M., McLimans, C. J., Petersen, K. S., Kris-Etherton, P. M., & Lamendella, R. (2020). Walnuts and Vegetable Oils Containing Oleic Acid Differentially Affect the Gut Microbiota and Associations with Cardiovascular Risk Factors: Follow-up of a Randomized, Controlled, Feeding Trial in Adults at Risk for Cardiovascular Disease. The Journal of nutrition, 150(4), 806–817. https://doi.org/10.1093/jn/nxz289