10 consejos de mamá que nunca pasarán de moda

Amanda3 17 octubre, 2016

Muchas veces nos preguntamos “¿Qué sería de mí sin mi madre?”. La mamá siempre quiere el bien para sus hijos. Desde que te tuvo en sus brazos te mantuvo seguro, protegido y cuidado. Durante el crecimiento hay muchas veces en las que tu madre te aconseja cuando estás haciendo algo mal. Te escucha cuando lo necesitas, te regaña y te discute siempre, eso es seguro.

Sin embargo, lo que no podemos hacer es vivir sin nuestra madre, pensamos que es indispensable para nosotros. Creemos que sin la ayuda de ella no podemos hacer nada, ante una decisión difícil siempre acudimos por un consejo. Aunque los consejos de mamá siempre son similares para cada situación, son bien fundados. Mamá siempre tiene la razón.

Sobre todo, pensamos que todas las madres piensan igual, con diferente carácter pero siempre con el mismo pensamiento e intuición. La manera en que mamá aconseja no tiene comparación. Por esta razón, te nombraremos 10 consejos de mamá que nunca pasarán de moda.

vacaciones-madre-e-hija

Los consejos de mamá…

Lo hiciste muy bien, estoy orgullosa de ti. Sigue esforzándote

Momentos como cuando aprendiste a leer, a escribir, cuando hiciste algo por ti solo. Cuando aprendes poco a poco ser independiente, esta es la frecuente frase que siempre te dirá. Sinceramente tanto a ella verte feliz, como a ti verla contenta te llenará de satisfacción para toda la vida.

En la calle nunca debes hablar con desconocidos

Ese consejo aparece cuando estas comenzando a ir solo a la escuela, cuando sales a la calle. Típica frase que tu madre te dice al salir de casa por tu bien. Que estés al pendiente de las personas que se te acercan es un consejo que no pasa de moda. Hoy en día también  es importante que lo tengas en cuenta para ti y para tus hijos.

Pareces jorobada, ponte derecha

Esta parte es muy graciosa, le pasa a la mayoría. Cada vez que te ven sentada con una mala postura te dan una palmada fuerte en la espalda. Por alguna razón las madres nos ven encorvadas o es que muchas nacemos así.

Si alguien se tira de un puente ¿tú también?

Evidentemente, este consejo en otras palabras significa, haz las cosas por ti misma y no porque otra persona lo hace. Sirve para forjar la seguridad e independencia del hijo, pero también es útil para negar algún regalo. No tienes que tener todo lo que tu amigo tiene.

Sé fuerte, que no se aprovechen de ti

Muchas veces algunas personas se aprovechan de otras. Es lógico que a ninguna madre le guste que abusen de su hijo por su bondad. Ella siempre te decía que no dejaras que nadie se aproveche de ti, que seas fuerte.

 

Cuando se come no se mastica con la boca abierta.

Desde pequeños, siempre teníamos la costumbre de masticar con la boca abierta, o hablar con la boca llena. Es evidente que estábamos en proceso de aprendizaje y allí estaba tu mamá corrigiéndote como siempre. La escuchabas decir  “Cierra la boca, es de mala educación hacer eso” y te lo decía todas las veces que fuera necesario.

9bc89204d9d5e3c28c5d7df8c9f172e3

Si tú no crees en ti misma nadie lo hará

A medida que tú crecías, tu mamá siempre te animaba, te daba ese impulso para que siguieras adelante. En el momento donde no puedes más, allí es donde ella confía en ti más que nadie. No solo quiere que lo logres, sino que lo repitas. Este consejo nunca debe pasar de moda, porque todas las madres queremos lo mismo.

Tú apenas vas cuando ya yo vengo

Las madres son madres por sus experiencias, por las cosas que le han ocurrido y que siempre tienen la intuición muy aguda. Cuando te aconseja es por alguna razón. Si tu madre te decía  “No hagas eso, te puedes caer” y cuando te caías escuchabas “Te lo dije” ¿Te ha pasado?.

Si no te lo comes ahora, lo guardas para la merienda.

Simplemente para ahorrarse la tarea de cocinar. Tu madre muy precavida si no te comías la comida completa siempre te lo guardaba para más tarde. Desde ya recibías una amenaza, si no es ahora será más tarde, pero no te librarás de comértelo.

Pon atención en clase y pórtate bien.

Esto es frecuente cuando desde pequeños fuimos distraídos y nos gustaba jugar en lugar de estudiar. Al ir al colegio, tu mamá aunque te portaras bien ella todos los días te lo decía sin falta.

 

Te puede gustar