Pintura comestible: una idea divertida para tus hijos

La pintura comestible es ideal para la creatividad sin límites de los más pequeños del hogar. Conoce todo sobre ello.

Una de las mayores preocupaciones cuando nuestros hijos son pequeños está en que no se lleven a la boca los juguetes u objetos por la cantidad de microbios y posibles enfermedades con las que pueden contagiarse.

Hoy en día han inventado una maravillosa forma de  jugar y de explotar la creatividad de los niños y es mejor conocida como la pintura comestible.

Ellos descubren a través del arte o la pintura un espacio divertido lleno de infinitos colores; formando trazos, figuras y dibujos, donde demuestran todo lo que son capaces de hacer.

Fusionar esto con la posibilidad de ser ingerido ha dado en el blanco, sin duda la hora de comer, jugar con pintura y crear no ha sido tan placentera como lo es ahora.

Motivar a nuestros hijos

En la actualidad la invasión de juguetes electrónicos a través de vídeojuegos, celulares de mamá y papá y tabletas, han sustituido de forma inevitable los juegos tradicionales. Y la verdad es que no siempre la tecnología es la mejor opción.

Se ha comprobado que la pintura estimula habilidades, destrezas, comunicación, sensibilidades, además de desarrollar considerablemente la capacidad de concentración.

Debemos rescatar e incentivar este tipo de tareas en conjunto con nuestros hijos y así demostrarles que es un mundo divertido donde podrán reflejar infinitas ideas.

Si el niño observa a mamá y a papá integrado a la pintura, seguramente se sentirá atraído y formará parte de la misma

Pintura comestible: un alivio para mamá

pintura-1

Anteriormente la pintura estaba basada en productos que no tenían la composición adecuada como para dejar a los niños solos pintando, y de alguna manera, esta actividad generaba estrés y preocupación

Algunas de las preocupaciones parten de los daños que pueden causar los componentes tóxicos si se ingieren, las irritaciones de la piel, el cuidado de la ropa, entre otras.

Esto daba como consecuencia, la elección de otras actividades en las que el niño  no siempre explota toda su creatividad.

Gracias a algunos estudios y avances, existen algunas marcas que han lanzado al mercado pinturas comestibles.

Estas pinturas son conocidas y compradas  básicamente para darle un respiro a mamá siendo muy fáciles de limpiar. (Comerla o pasar una toalla húmeda)

El mundo de la pintura y sus beneficios

pintura comestible

Si podemos ver en el niño inclinación hacia la pintura, se le puede reforzar planificando visitas a museos o lugares con exposiciones de arte.

Comprarles materiales adaptados a su edad será fabuloso para ellos, esto ayudará a que se le permita especializarse y desarrollarse más en el área.

Pintar trae miles de beneficios para tu niño pero los más importantes son:

  • Incrementa sus habilidades para realizar mejores formas y trazos en la hoja.
  • Si el niño es muy pequeño, lo ayuda a identificar colores e incluso puede aprender las combinaciones para crear nuevos.
  • Lo ayuda a organizar ideas, y a pensar  en su mejor creación.
  • Beneficia su expresión intelectual y corporal.
  • Es un medio de comunicación, por medio del dibujo se expresan sentimientos o miedos.
  • Además de ser una idea divertida los tranquiliza y llena de serenidad, perfecto para niños inquietos.
  • Perfecta para dejar de supervisarlos mientras realizan sus dibujos, cuando empiezan sus actividades de arte pueden pintar libremente sin temor a mancharse o pasarse la mano por la cara
  • No es necesario temer de que se lleven sus dedos o pinceles a la boca en este caso no habrá ninguna intoxicación que podamos temer la composición de la pintura está diseñada para eso.
  • No hay preocupación de alergias en la piel.

El arte debe ser libre

Es importante dejar que los niños se sientan libres y así podrán desarrollar su creatividad al máximo, si quieren realizar círculos con sus dedos sin ninguna forma en particular, si piensan que un árbol puede ser de color azul.

Debemos recordar que solo es una actividad para divertirse. El objetivo no es lograr la perfección, los límites solo generan miedo y aversión a la misma. De forma organizada y con espacios para ellos, pintar puede ser un momento de relajación y aprendizaje.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar