Vygotski y la psicología del juego

El juego es un elemento central en la vida de los niños, dado que permite desarrollar muchas capacidades, tanto de manera independiente como en su interacción con los demás. Veamos qué afirmaba el famoso psicólogo Lev Vygotski sobre este tema.

Lev Semiónovich Vygotski fue un psicólogo ruso precursos de muchos campos en su especialidad. Fundamentalmente, se destacó en la psicología del desarrollo. Sobre esta, Vygotski afirmaba que el desarrollo de las personas solo es alcanzable a través de la interacción social. Uno de los elementos clave en este ámbito es el juego, sobre el que planteó innovadoras teorías.

Vygotski planteaba que el desarrollo consiste en la interiorización de instrumentos de la cultura, como el lenguaje, a través justamente de esta interacción con los demás humanos.

Uno de los conceptos clave de la teoría de Vygotski es la zona de desarrollo próximo (ZDP). Esta consiste en la ayuda que un humano recibe de parte de otros, sean tutores o pares, que le permiten extender sus posibilidades de desarrollo.

No es lo mismo lo que un niño puede aprender por cuenta propia que aquello que incorpora mediante la interacción. Esto tiene que ver con la resolución de problemas, la interpretación de acontecimientos o el aprendizaje de símbolos, entre muchas otras cosas. En la relación con los otros, además, hay que considera también los factores socio-culturales.

¿Qué dice Vygotski del juego?

Vygotski otorgó al juego un papel central nunca antes dado como promotor del desarrollo mental. Para él, las capacidades del niño podían ser perfeccionadas mediante las actividades lúdicas.

La principal ventaja del juego es que el niño pone en práctica estas capacidades casi sin darse cuenta. Además, como lo hace de manera divertida, sin esfuerzo y conscientemente, su dedicación y frecuencia son mucho mayores que para otros tipos de ejercicios.

Vygotski define a la zona de desarrollo próximo como la distancia entre el nivel de desarrollo cognitivo real, la capacidad adquirida hasta ese momento para resolver problemas sin la ayuda de otros. El nivel de desarrollo potencial, o la capacidad de resolver los problemas con la orientación, de un adulto o de otros niños, más experimentado.

¿Cuáles eran esas habilidades a las que este psicólogo se refería? Estas son las que se destacan en sus argumentos:

Lenguaje

Como señalamos antes, para Vygotski el lenguaje oral y escrito era la base del desarrollo de una persona. A través de este es posible la comunicación y, por ende, la transmisión de conocimientos que le permiten absorber aspectos propios de una cultura.

Asumir diferentes roles al jugar es un acercamiento de los niños a la realidad, según Vygotski.

Autocontrol

Jugar no implica solamente divertirse, también tiene obligaciones. Ellas tienen la misión de que un juego se organice y que todos sus participantes adopten el rol que se pretende para realizarlo con eficacia.

Por ejemplo, en una carrera de velocidad, los niños en la línea de partida desean salir corriendo cuanto antes para llegar primeros. No obstante, al conocer las reglas de las carreras, saben que no pueden hacerlo hasta que no se dé la orden.

Realización de deseos mediante la imaginación

En uno de sus escritos, Vygotski comentaba el ejemplo de un niño de tres años que quiere montar a caballo. Como no puede, lo que hace es tomar una vara y hacer como que es un caballo. Es decir, mediante el juego concreta imaginariamente una acción imposible para sus habilidades.

A través de este proceso, el niño extrae el significado del caballo mediante un pivote, que es la vara. Así, se comienza a transformar la estructura psicológica que determina su relación con la realidad.

Visión del mundo

Aunque nosotros los veamos como simples banalidades imaginarias, los juguetes y los roles que los niños asumen en ellos les ayudan a formar su visión del mundo.

Cuando juegan a los maestros, los obreros o los policías, los niños poco a poco van dándose cuenta de la función de estos en la sociedad.

Además, incorporan nociones como la responsabilidad, el valor de cumplir con el deber y las exigencias por lo que los demás esperan de sí.

Es un claro reflejo del interés creciente del niño por las actividades de los adultos y por el mundo que los rodea. Abandonan, así, su carácter egocéntrico, por lo menos parcialmente.

La psicología del juego es un aspecto central en las teorías de Vygotski.

Memoria y atención

Estos son dos procesos psicológicos elementales, de acuerdo a la propia clasificación de este psicólogo. Mediante el juego, los niños desarrollan estas capacidades.

Como es una actividad que les atrae, su atención se centra con exclusividad en ella. Por otro lado, la memoria es fundamental para recordar sus componentes básicos: reglas, roles, ubicaciones o cualquier otra cosa que haga falta.

Etapas del juego según Vygotski

De acuerdo a este autor, el juego en los niños tiene dos etapas:

  1. Primera etapa (hasta los 3 años de edad): los niños juegan con objetos de acuerdo a los significados que los adultos les otorgan. En una segunda parte de este periodo, aprenden a sustituir simbólicamente las funciones de dichos objetos.
  2. Juego ‘socio-dramático’: en esta fase, los niños representan el mundo de los mayores e imaginan roles dentro de él.

Como conclusión, se puede extraer que para Lev Vygotski el juego constituye una herramienta fundamental en su desarrollo cognitivo.

A través de este construye nuevos conocimientos, regula sus emociones y forja sus relaciones con los demás. El juego permite, asimismo, extender y expresar su visión del mundo que habita.

Categorías: Psicología infantil Etiquetas:
Te puede gustar