Trucos para aprender las tablas de multiplicar para niños

Francisco María García · 14 febrero, 2019
Para que los niños aprendan las tablas de multiplicar se debe esperar al momento adecuado. El alumno estará listo cuando comprenda qué es una multiplicación y para qué sirve. Al conocer los beneficios de esa operación matemática, le será más sencillo entenderla y ponerla en práctica.

Son sencillos y muy divertidos. Los trucos para aprender las tablas de multiplicar para niños les ayudarán a recordarlas a lo largo de su vida. Juegos interactivos, vídeos, canciones y otras técnicas son ideales para cumplir con el cometido de memorizarlas.

Algunos principios básicos precederán la enseñanza de trucos para aprender las tablas de multiplicar. Al comienzo, el alumno debe entender que el resultado de multiplicar 3 x 4 es igual a 4 x 3. Esto es lo que se conoce como propiedad conmutativa.

El resultado de la multiplicación de cualquier número por cero siempre será cero. Todos los números multiplicados por 1 dan como resultado el mismo número. Así pues, en la tabla del 2, el resultado será el doble del número a multiplicar.

Cuando se multiplica por 5 siempre terminarán en 5 o en 0.  Para aprender la tabla del 7 se puede recurrir a los días de la semana: multiplicando por 1, es igual a una semana o 7 días, por 2, igual a dos semanas o 14 días. Si es por 10, basta con agregar un cero al número que se multiplica.

Trucos para aprender las tablas de multiplicar para niños

Las manos de los estudiantes serán las mejores herramientas para el aprendizaje. También se puede recurrir a lápiz y papel o cartulina y colores. Vídeos y juegos interactivos son también de gran ayuda.

Para el dos y para todos

Aprender a multiplicar por dos puede ser muy sencillo, como un juego. Tomamos una cartulina y dibujamos dos filas; en una colocamos el número 2 y en la otra cada número por el que será multiplicado hasta el 10.Trucos para aprender las tablas de multiplicar para niños.

A partir del segundo resultado, la relación será la siguiente. Este será el doble de la multiplicación anterior y al siguiente se le sumará un dos. Así 2 x 1 es 2 y 2 x 2 será el doble del primer resultado (4). Al siguiente le agregamos dos para un total de 6.

Este esquema se repite cuatro veces: 2 x 4 es el doble de 2 x 2, y al siguiente le agregamos 2 (10).  Volvemos al doble cuando vemos que 2 x 6 es el doble de 2 x 3, y al siguiente número se le agrega 2 (14).

En la siguiente casilla, 2 x 8 es el doble de 2 x 4 y al siguiente número le agregamos dos (18). Al último número, es decir 2 x 10, se le agrega un 0 después del 2.

El truco anterior puede usarse para cualquier número que desee multiplicarse.

Las tablas del 6 al 9

Otro de los trucos para aprender las tablas de multiplicar para niños del 6 al 9 es el de enumerar los dedos de cada mano del 6 al 10 (los pulgares serán el 10 y los meñiques el 6). No falla.

Si queremos saber cuánto es 7 x 8, unimos el dedo marcado con el siete con el número ocho de la otra mano. Los que estén por encima de la unión representarán las decenas; los que queden por debajo serán las unidades.

De esta forma tendremos tres decenas en una mano y dos en la otra para un total de cinco decenas. Restan dos dedos en una mano y tres en la otra, se multiplican esos números y el resultado es seis. 7 x 8 es igual a 56.

El 9 para arriba y para abajo

Un truco para aprender la tabla del nueve es crear dos filas. En la primera se colocan los números del 9 al 0 en forma descendente. En la de la izquierda se ubican los mismos números, pero en forma ascendente, del 0 al 9. Al cruzarlas, se obtendrán los resultados correctos, desde el 9 al 90.

Otro truco relacionado con este número es el siguiente: Enumeramos los dedos de la mano del 1 al 10. Si queremos saber cuánto es 9 x 6, contamos las decenas hasta el quinto dedo, porque el sexto lo doblaremos. A partir de allí se cuentan por unidades; el resultado es 54.Trucos para que los niños aprendan las tablas de multiplicar.

Descomponiendo los factores

Una forma de aprender las tablas de multiplicar es descomponer uno de los factores. Por ejemplo, si queremos multiplicar 9 x 8, podemos descomponer el 8; tendríamos, entonces, 9 x 4 y 9 x 4. El resultado es 36 más 36 igual a 72.  9 x 8 son 72.

Otra opción es descomponer el 9 y así tendríamos, por ejemplo, 5 x 8 y 4 x 8. Esto es igual a 40 más 32, que totaliza 72. Como vemos, son pequeños secretos que pueden resultar muy útiles en la práctica.

Estos sencillos trucos para aprender las tablas de multiplicar para niños solo redundarán en beneficios. El alumno no tendrá la obligación de memorizar cada tabla y podrá divertirse mientras adquiere conocimientos casi sin darse cuenta.