¿Por qué montar en bici no se olvida?

Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
· 14 febrero, 2019
Montar en bici es una actividad que, por mucho que pasen los años, nunca llegamos a olvidar. Si alguna vez te has preguntado el por qué de esto, en este artículo te respondemos a esa pregunta.

«Eso es como montar en bici: nunca se olvida.» Cientos de veces hemos escuchado esta frase a lo largo de nuestra vida pero, ¿por qué es cierto que montar en bici no se olvida? El primer vehículo que conducimos cuando somos pequeños es una bicicleta. Y, para poder manejarla bien, como todo, primero hay que aprender. En primer lugar con dos ruedines, después con uno y al final solo mantenemos el equilibrio con las ruedas.

Pedalear nunca se olvida

En muchas ocasiones, llegado un momento determinado de la vida, decidimos dejar de montar en bici. Años después, siendo ya adultos, decidimos volver a querer pedalear. La pregunta más pensada en ese momento es: «¿seré capaz de pedalear igual que lo hacía antes?» Pero la respuesta siempre es sí. Montar en bici no se olvida nunca.

Esto queda grabado en la sinapsis, que es la región de comunicación entre una neurona y otra. Es por eso que cuando una persona pedalea de nuevo, aun con el paso de los años, las neuronas son capaces de recuperar esa habilidad.

¿Es posible enseñar a otros a montar en bici?

Enseñar a otros a montar en bici no es una tarea nada sencilla. La madre, el padre o cualquier persona que enseñe al niño a montar en bici puede enseñar sus métodos o lo más básico, pero al tratarse de una actividad de aprendizaje, el niño no lo conseguirá hasta que no practique por él mismo.

El efecto de la memoria en el aprendizaje

La teoría de la memoria de Atkinson y Shifrrin establece que existen tres tipos de memoria:

  • La memoria sensorial.
  • Memoria a corto plazo.
  • Memoria a largo plazo.

La sensorial es la más breve de las tres y en muy pocos segundos transmite la información adquirida a la memoria a corto plazo.

La memoria a corto plazo también es denominada memoria de trabajo por lo que ella implica, pues los procesos de comprensión y razonamiento se incluyen dentro de este tipo de memoria. Podemos decir que esta es la memoria del aprendizaje.

Es en la memoria a largo plazo donde se encuentra la respuesta a nuestro interrogante, ya que Eess donde los recuerdos se consolidan.¿Por qué montar en bici no se olvida?

La memoria a largo plazo

Como su propio nombre indica, es donde se retienen los recuerdos de larga duración. Es en esa parte de la memoria donde grabamos todos los hechos que pueden ser importantes en nuestra vida.

A su vez, este tipo de memoria se divide en dos:

  • Memoria explícita.
  • Memoria implícita.

La memoria explícita

La memoria explícita es también denominada memoria declarativa. En ella se incluye el conocimiento objetivo y el significado de lugares, personas o hechos. Nuevamente, este tipo de memoria se divide en memoria semántica y episódica.

La memoria semántica hace referencia al recuerdo de hechos, personas y lugares de nuestro alrededor que hemos ido aprendiendo a lo largo de nuestra vida. Es decir, todo el conocimiento externo. Por ejemplo, saber que Cristobal Colón conquistó América es un recuerdo de memoria semántica.

La memoria episódica es similar, con la diferencia de que hace referencia a recuerdos y momentos de nuestra vida personal. Por ejemplo, recordar el primer día que fuiste al instituto.

La memoria implícita

La memoria implícita hace referencia a las habilidades que adquirimos en un momento determinado de nuestra vida y que nunca volvemos a olvidar. El recuerdo se queda almacenado en esa zona.Montar en bici no se olvida.

Es en esta parte de la memoria a largo plazo donde se encuentra el recuerdo de montar en bici, junto con otros, como conducir el coche o escribir en el teclado de un ordenador. Como decíamos anteriormente, al ser una actividad de aprendizaje que se adquiere a través de la práctica, es complicado de olvidar.

La razón de que estos recuerdos no se borren, además de lo dicho anteriormente, es que están ubicados en el centro del cerebro, en los ganglios basales. Esta zona está muy protegida dentro del cráneo y en ella no se generan células nerviosas nuevas de manera habitual, por lo que es más complicado que estos recuerdos se eliminen y, por tanto, es la razón por la que montar en bici no se olvida.

  • Brennan, A. E., y Smith, M. A. (2015). The decay of motor memories is independent of context change detection. PLOS Computational Biology, 11, 1-31.