La rotación de juguetes, ¿en qué consiste?

¿Tus hijos tienen demasiados juguetes y se aburren fácilmente con ellos? ¡Deberías probar la rotación de juguetes! A continuación, te explicamos en qué consiste.
La rotación de juguetes, ¿en qué consiste?
Ana Couñago

Escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago el 26 noviembre, 2020.

Última actualización: 26 noviembre, 2020

Actualmente son muchos los niños que disponen de multitud de juguetes en sus casas, hasta un punto en el que dejan de valorarlos. Para solucionar este problema tan común, se puede optar por poner en práctica la rotación de juguetes, una estrategia de organización que se basa en el principio de “menos es más”. ¿Quieres saber en qué consiste y cómo llevarla a cabo? Presta atención a lo que te contamos en las siguientes líneas.

Hay que tener en cuenta que el juego es muy importante en la infancia. Se trata de una actividad de disfrute en la que los pequeños pueden desarrollar sus habilidades cognitivas y sociales. Pero esto es difícil de conseguir si los niños se sienten sobreestimulados y abrumados por la cantidad de opciones de juego con las que cuentan. ¡Impide que este sea el caso de tu hijo gracias a la rotación de juguetes!

“El juego forma parte de la inteligencia del niño porque representa la asimilación funcional o reproductiva de la realidad según cada etapa evolutiva del individuo”.

-Jean Piaget-

¿En qué consiste la rotación de juguetes?

La rotación de juguetes es una sencilla manera de organizar los juguetes de los niños, de manera que estos puedan aprovechar al máximo el tiempo de juego. Para ello, como madres, padres o principales cuidadores de los pequeños, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Ordenar la zona de juegos e identificar todos los juguetes que hay en ella.
  • Deshacerse de los juguetes rotos y a los que le faltan piezas.
  • Organizar los juguetes válidos en varias cajas y clasificarlos según las habilidades que permiten desarrollar y estimular. Por ejemplo, se pueden crear las siguientes categorías:
  • Crear las cajas de juego e incluir en ellas una pequeña cantidad de juguetes que pertenezcan a varias de las categorías anteriormente formadas. Por ejemplo, una de estas cajas puede contener una muñeca, un puzle, bloques de construcción y un xilófono de juguete.
  • Dejar a la vista algunas de las cajas de juego para que los niños puedan utilizar los juguetes que se encuentran dentro de ellas.
  • Guardar las cajas de juego restantes, colocándolas en un lugar al que los pequeños no puedan acceder.
  • Rotar las cajas de juego de forma periódica. Es decir, intercambiar las cajas e ir dándoles otras con distintos juguetes. Esto se debe hacer, aproximadamente, cada dos o cuatro semanas.
  • Observar cómo interactúan los niños con los juguetes disponibles. Esto sirve para hacer modificaciones en las cajas, incluyendo o retirando algunos de los juguetes según el interés que muestran por ellos los pequeños.

Algunos consejos útiles

Es importante ser flexibles a la hora de poner en práctica la rotación de juguetes. No se trata de seguir un horario estricto de rotación ni de prohibir temporalmente algunos juguetes, sino que hay que adaptarse a las circunstancias y actuar en función de las demandas de los niños.

Así, se puede optar por mantener siempre en la zona de juegos ciertos juguetes, como los preferidos de los pequeños o aquellos de gran tamaño (cocinita, piscina de bolas, balancín, etc.).

Además, gracias a la rotación de juguetes, las madres, padres o principales cuidadores pueden darse cuenta de cuáles son los juguetes que los niños ya no quieren y que, por tanto, se pueden donar o regalar. De esta forma, se evita la acumulación innecesaria de juguetes.

Beneficios de la rotación de juguetes

Además de servir para mantener el orden en el hogar, la rotación de juguetes aporta múltiples beneficios para el desarrollo de los niños, como los que presentamos a continuación:

Niño jugando con trenes en su zona de juegos.
  • Potencia la concentración y la atención sostenida.
  • Fomenta la imaginación y la creatividad.
  • Reduce la probabilidad de sentir aburrimiento a la hora de jugar.
  • Permite recuperar la ilusión tras pasar un tiempo sin utilizar algunos juguetes.
  • Promueve la organización.
  • Facilita la recogida de juguetes.

En definitiva, la rotación de juguetes es una gran idea para ayudar a los pequeños a mejorar sus experiencias de juego, lo cual es fundamental durante la infancia.

Y tú, ahora que conoces esta estrategia, ¿te animas a ponerla en práctica en el hogar? ¡Te aseguramos que los resultados serán sorprendentes!

Te podría interesar...
El juego infantil según cada etapa
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
El juego infantil según cada etapa

El juego infantil es muy importante para el desarrollo, por eso este evoluciona de acuerdo a cada etapa y requiere estímulos según su edad



  • Verón, A. (2004). Juguetes e infancia en Walter Benjamin. Revista electrónica de educación y psicología1(1).