¿Es bueno que los niños se especialicen en un determinado deporte?

¿Es mejor que un niño se especialice en un deporte concreto para el que tiene talento o que pruebe diversas disciplinas deportivas?
¿Es bueno que los niños se especialicen en un determinado deporte?
Eva Maria Rodriguez Diego

Escrito y verificado por la instructora fitness y yoga Eva Maria Rodriguez Diego el 26 Noviembre, 2020.

Última actualización: 26 Noviembre, 2020

Muchos padres se preguntan si es aconsejable que sus niños se especialicen en un determinado deporte a una edad temprana. Lo cierto es que no. Muchos estudios lo desaconsejan. En las siguientes líneas analizaremos las principales conclusiones de las investigación más relevantes hasta el momento que desaconsejan esa especialización deportiva.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la especialización temprana en un deporte en concreto aumenta el riesgo de lesiones en los niños y los adolescentes.

Esto no solo puede apartar al pequeño de la práctica deportiva en la infancia, sino que puede tener consecuencias muy negativas en la vida adulta. En su lugar, los especialistas recomiendan que los niños combinen diferentes deportes.

Niño practicando judo desde pequeño, pero ¿es bueno que los niños se especialicen en un determinado deporte?

Que los niños se especialicen en un determinado deporte puede provocar lesiones

Muchos deportistas juegan en equipos escolares y clubes de los mismos deportes durante la misma temporada. Esto aumenta su tiempo de juego, pero también puede aumentar su riesgo de lesiones por uso excesivo.

Respecto a esto, cabe destacar un estudio que reveló que los atletas de secundaria que se especializan en un solo deporte tienen un 70 % más de probabilidades de sufrir una lesión durante su temporada que aquellos que participan en múltiples deportes.

La cantidad de tiempo de juego, junto con los entrenamientos, hace que aumente la intensidad del estrés en los mismos músculos, huesos, tendones o placas de crecimiento. La fatiga combinada con este estrés del entrenamiento repetitivo puede hacer más daño que bien a su cuerpo en crecimiento.

En cuanto a la necesidad de alcanzar cierto grado de especialización deportiva para el desarrollo de habilidades a nivel de élite, otra investigación concluyó que un entrenamiento tan intenso en un solo deporte con exclusión de otros debe retrasarse hasta la adolescencia tardía para optimizar el éxito y minimizar las lesiones, el estrés psicológico y el agotamiento.

Cabe destacar otro trabajo que encontró que la especialización deportiva temprana está ligada a mayores tasas de lesiones en atletas universitarios. Es decir, el riesgo de lesiones no solo afecta a la edad escolar, sino que va mucho más allá.

Otros riesgos de la especialización deportiva temprana

Además de aumentar el riesgo de lesiones por uso excesivo, que los niños se especialicen en un solo deporte también tiene otros riesgos. Uno de ellos tiene que ver con el desarrollo físico. Y es que la especialización deportiva temprana puede impedir el desarrollo atlético en general. Es decir, puede frenar un desarrollo físico armónico.

Por otra parte, también puede provocar el aislamiento social, especialmente debido a la gran cantidad de tiempo que los niños y jóvenes tienen que dedicar al entrenamiento y a las competiciones.

Por último, la especialización puede llevar a causar tal agotamiento que el niño o adolescente decida abandonar el deporte. Esto, a su vez, puede provocar problemas con su entorno debido a la frustración que seguramente supondrá para todos los adultos involucrados.

Que los niños se especialicen en un determinado deporte no garantiza el éxito

A pesar de todo el esfuerzo que requiere, que los niños se especialicen en un determinado deporte no garantiza el éxito. Esta es la conclusión de un estudio publicado en la revista Sport Health realizado en 2018.

Según los autores del estudio, puede ser tentador para los padres o entrenadores animar a los niños pequeños a que se especialicen en un deporte desde el principio para maximizar sus posibilidades para convertirse en profesionales de élite. Sin embargo, ese no tiene por qué ser el mejor camino hacia el éxito necesariamente.

Niño jugando al fútbol.

De hecho, según los autores de este estudio, así como la mayoría de los profesionales del sector, resulta ventajoso para los niño que practiquen varios deportes antes de empezar a especializarse en el que más les interese.

Los niños y la especialización deportiva

Practicar diversos deportes favorecerá que el niño obtenga un desarrollo integral de todas sus capacidades físicas. Además, tendrá la oportunidad de vivir diferentes experiencias y de encontrar el deporte en el que realmente desea especializarse, si es que hay alguno en el que realmente quiera centrarse.

Pero no hace falta que los practique todos a la vez. Puede practicar dos simultáneamente o ir cambiando cada poco tiempo, en función del tiempo disponible. Eso le dará una visión más amplia y le ofrecerá diferentes oportunidades.

En cualquier caso, los padres no deberían perder de vista la práctica de un deporte básico que ayudará a sentar las bases física de cualquier deporte de equipo y en el que se trabajan múltiples habilidades: el atletismo. Porque el atletismo no es solo correr, sino también saltar, esquivar, reaccionar, lanzar diferentes objetos y trabajar en equipo, entre otros.

Te podría interesar...
Atletismo para niños, un deporte completo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Atletismo para niños, un deporte completo

Disciplinas como el atletismo para niños ayudan a mejorar las destrezas y las habilidades propias de la infancia. Descubre sus múltiples beneficios.




Diplomada en Magisterio, especialidad Educación Física, por la Universidad de Salamanca (2000). Instructora de fitness y yoga y monitora de tiempo libre y ciclo indoor. Entrenadora personal, especialista en deporte escolar y en actividades físicas para la tercera edad, además de tener formación en danzaterapia y musicoterapia. También es Profesora Superior de Música por el antiguo Conservatorio Superior de Santiago de Compostela (2002). Actualmente trabaja como editora y redactora para diversas webs y medios de comunicación y como instructora fitness y de yoga en diversos centros deportivos, instituciones públicas y organizaciones privadas.