Deportes para niños que fomentan el trabajo en equipo

Francisco María García 7 diciembre, 2017
Los deportes para niños que fomentan el trabajo en equipo educan en valores y habilidades sociales que una persona necesita durante toda su vida. Te enseñamos algunos de ellos.

Los deportes para niños que fomentan el trabajo en equipo tienen un gran valor en la educación infantil.  Estimulan el desarrollo físico y contribuyen a desarrollar hábitos sociales. Constituyen un componente fundamental para lograr una buena calidad de vida física, emocional y psicológica.

Los médicos y fisioterapeutas recomiendan que la actividad física comience cuando el niño manifiesta interés. No es conveniente obligarlo a participar en deportes si no quiere hacerlo.

La edad apropiada para iniciar estas actividades es a partir de los cuatro años si el niño lo desea. Es momento de que empiece a conocer diferentes opciones para que pueda elegir. A partir de los seis, los deportes para niños que fomentan el trabajo en equipo deberían estar integrados a la vida normal del pequeño.

Algunos deportes para niños que fomentan el trabajo en equipo

Las estadísticas mundiales muestran que los deportes más elegidos son:

Fútbol

Su presencia mundial hace que sea uno de los más elegidos por los niños. Es especialmente recomendado para niños inquietos, hiperactivos y ansiosos, ya que contribuye a disciplinar la concentración.

El trabajo en equipo se fomenta por medio del deporte.

El fútbol exige organización y atención. El niño aprende a pensar, por ejemplo, en la jugada más acertada de acuerdo a la situación. Además, aporta numerosos beneficios: fortalece los músculos y los huesos, especialmente de las piernas, permite el control del cuerpo y el equilibrio y ejercita y desarrolla la visión periférica, pues los niños tienen que atender a lo que ocurre a su alrededor.

Estimula la capacidad cardiovascular, evita el sobrepeso, ya que exige un gran despliegue de movimientos, potencia el espíritu de superación y de esfuerzo, mejora las habilidades para el trabajo en equipo y enseña a perder y a manejar la frustración.

Baloncesto

Se puede jugar tanto al aire libre como en un lugar cubierto. Por tanto, el invierno o el mal tiempo no impide que los niños lo practiquen.

Entre sus beneficios podemos citar: contribuye a la coordinación de movimientos, estimula la concentración y reacción, desarrolla agilidad y las habilidades motrices, mejora la resistencia muscular y protege el sistema cardiovascular.

Además, enseña a tomar decisiones, a resolver situaciones problemáticas y promueve la autoestima.

“La edad apropiada para iniciar estas actividades es a partir de los cuatro años”

Voleibol

El trabajo en equipo es fundamental en este deporte, por lo que es especialmente indicado para niños que tienen problemas a la hora de compartir. El voleibol ayuda a desarrollar las habilidades motoras para moverse rápidamente, correr y saltar.

Así mismo, estimula el aprendizaje de la espera. El niño debe esperar para reaccionar al comportamiento de su compañero de equipo o de su contrincante. También impulsa la cooperación, el trabajo compartido, aumenta la resistencia física, la concentración y el autocontrol.

El voleibol es un deporte recomendado para los niños.

Judo

Es una opción muy elegida por los niños y por sus padres. Al tiempo que entrena capacidades físicas, se centra en la formación en valores. El compañerismo, el respeto hacia los demás y la colaboración son ejes de esta actividad.

Además, favorece el desarrollo motriz, la coordinación, la velocidad de respuesta y el equilibrio. El niño aprende a conocer su propio cuerpo y a controlarlo, al igual que aprende a canalizar sus emociones.

El judo permite desarrollar el pensamiento estratégico que requiere tomar decisiones frente a diferentes situaciones que se le planteen.

Estas son solo algunas de las opciones de actividades. Existen otras. La elección dependerá de varios factores que condicionan la vida familiar.

A la hora de elegir

La elección del deporte que realizará el niño debe hacerse con su participación. Hay que tener en cuenta su opinión, pues de lo contrario puede resistirse.

Es normal que, a la hora de las decisiones, incidan factores familiares que condicionen esa elección. La edad del niño, su estado físico, la situación económica de la familia o la localización del lugar en el que se realiza el deporte son aspectos a tener en cuenta.

Es conveniente que el padre y la madre preparen una lista con los deportes para niños que fomentan el trabajo en equipo para presentársela al niño. Deberán incluir en esa lista aquellos que se adaptan a sus posibilidades reales. De esa lista, el niño elegirá el que prefiera o el que mejor se adapte a sus características personales.

Está comprobado que los deportes para niños que fomentan el trabajo en equipo educan en valores y habilidades sociales que una persona necesita durante toda su vida.

Te puede gustar