¡Enséñale autocontrol a tus hijos! Pon palabras a sus sentimientos

 

Seguramente alguna vez has sentido frustración o vergüenza cuando tu hijo ha tenido alguna rabieta en pleno centro comercial o de repente ha decidido tirarse al piso llorando en medio de una reunión con tus amigos. No desesperes, ni te sientas mal. Enseñar autocontrol a tus hijos es posible, pero es una tarea que requerirá tiempo, paciencia y amor.

Aprende a entender sus emociones

Lo primero que debes entender es que tu hijo desde muy pequeño empezará a experimentar toda clase de emociones que irá entendiendo solo con el tiempo.

Verás cómo siente rabia en ocasiones porque quiere que mamá lo coja a todas horas y no desea permanecer en el coche, se sentirá molesto porque tiene mucho sueño pero no sabe cómo solucionarlo o miedo porque te vayas y le dejes con otra persona.

shutterstock_175900637

De tal manera, que deben ser los padres quienes desarrollen la virtud de enseñarle a canalizar cada emoción que experimenten  los hijos conforme van creciendo. Enseña desde la base del amor y del respeto para que obtengas buenos resultados en corto tiempo.

Pon palabras a sus sentimientos

Es completamente necesario que seas capaz de ponerle palabras a los sentimientos de tu pequeño. Es decir, explícale que es normal que sienta molestia, tristeza o muchísima alegría pero debe tratar de mantener la tranquilidad. Pregúntale cómo le puedes ayudar o simplemente ofrece un abrazo. Cualquiera de estas alternativas será mejor a que pierdas la paciencia, grites y cargues de tensión todo tu hogar.

No debes olvidar que nuestros padres son modelos de conducta. Así que cuando tu niño sea un poco más mayor y experimentes alguna emoción es una buena ocasión para explicarle qué sientes y por qué. Esto le ayudará a entender que los sentimientos son parte de la misma naturaleza del ser humano y que todos los experimentamos a diario.

4 claves para enseñar autocontrol

Comprender y explicar las diferentes clases de sentimientos a tus hijos te ayudará mucho a empezar a controlar ciertas situaciones. A continuación encontrarás algunos aspectos claves para que enseñarle autocontrol a tus pequeños sea mucho más sencillo:

shutterstock_262379831

Refuerza las conductas positivas 

¨Gracias por ayudarme, lo hiciste muy bien¨… son solo algunas de las frases que puedes usar para premiar a tu hijo sus acciones positivas. Este es un punto fundamental para que ellos entiendan, poco a poco, cuáles son las conductas aceptadas y cuáles resultan inapropiadas.

Disciplina sin violencia

Dar un azote o un golpe en las manos es una técnica usada por muchos padres para disciplinar. Sin embargo, los psicólogos afirman que esta medida tiene implicaciones emocionales a largo plazo y además llegará un momento que tu hijo se hará inmune a ese castigo y perderá todo el efecto.

Establece normas

Debes establecer normas que vayan en concordancia con la edad de tus hijos. No puedes pretender que un niño de 1 año sepa entender tu frustración porque hay mucho desorden de juguetes en la habitación o lanzó toda la cena en el suelo. Siempre debes tener presente que eres tú el adulto y debes comprender qué conductas son normales para la edad y cómo ir educando.

Explícale a diario normas que pueda ir aprendiendo acordes a su edad. Por ejemplo, cuál es la zona de juego, cómo meter los juguetes al cesto o por qué no tirar la comida. Con esta práctica logrará aprender los modelos de conducta mucho más rápido de lo que piensas.

No le des importancia a las rabietas

Los niños solo buscan llamar tu atención. Si con una pataleta tu hijo consigue que te salgas de tus casillas, seguro que lo repetirá con mucha más frecuencia, debido a que tu pequeño estará logrando su objetivo, que es que centres toda su atención en él.

Si en cambio, le das un giro a la estrategia y muestras indiferencia, olvidará rápidamente repetir este patrón. Presta importancia a las situaciones que realmente lo requieran, como que trate de hacerse daño o de agredir a alguien más.

El respeto por los sentimientos de tus hijos, la paciencia y el amor serán tus mejores amigos en el momento de enseñarle autocontrol a tus hijos. No pases nunca por alto sus emociones, dale la importancia que tienen, muestra cómo canalizarlas y de esta manera mejorarán poco a poco todas las conductas de tus hijos que antes te resultaban muy preocupantes.

Categories: Educación Etiquetas:
Te puede gustar