Niños que hablan solos: ¿es algo positivo o negativo?

Kawaii 3 enero, 2018
Muchos piensan que los niños que hablan solos tienen algún problema psicológico, pero esto no es así. En este artículo podrás informarte un poco más de lo que ocurre si tu hijo habla solo y de qué manera condiciona esta práctica su crecimiento y desarrollo.

Se suele decir que los niños que hablan solos sufren de algún tipo de trastorno, están alterados o les ocurre algo. Sin embargo, la realidad es otra, ya que no solo están bien de la cabeza, sino que además poseen una excelente conexión entre la inteligencia y aquello que se conoce como habla privada.

Según estudios realizados por médicos expertos, como es el caso del psiquiatra Luis Rojas Marcos, el hablar con uno mismo y en voz alta ayuda a que los pensamientos sean más precisos y certeros. Se piensa mejor.

Asimismo, las decisiones que se toman son más efectivas, los pensamientos se organizan de manera más coordinada e incluso representan un soporte importante para la superación personal.

La conclusión es que si tu hijo habla solo, déjalo que lo que haga. Quiere decir que es demasiado inteligente.

¿Por qué es bueno que los niños que hablan solos lo hagan en voz alta?

Muchos son los padres que durante el desarrollo de sus hijos han visto que ellos juegan y, mientras lo hacen, hablan solos. Esto puede pasar hasta con adultos. Muchos acostumbran a hablar mientras realizan sus labores. Definitivamente, quiere decir que son personas muy inteligentes.

Nunca se debe reprender al niño ante tales circunstancias. Esos soliloquios contribuyen grandemente a que mejoren el lenguaje y también a controlar su comportamiento. Por ende, adquieren excelentes habilidades.

Los niños que hablan solos no tienen ningún problema en su desarrollo.

Si observamos a nuestros hijos con detenimiento, nos daremos cuenta de que ellos hablan más solos que si estuvieran acompañados. Dichos monólogos en niños de 10 años representan entre un 20% y un 60% de su interacción.

“Los psicólogos, los padres y los educadores siempre han visto esta conducta como un signo de desobediencia, de distracción o hasta de inestabilidad mental”

Por otro lado algunos expertos ven esta situación como un desarrollo de la parte cognoscitiva de todos los niños. Si vemos este modelo como parte integral del desarrollo del niño, todos los involucrados en la enseñanza deberían contribuir a fomentarlo en niños sanos y a implementarlo en niños con trastornos mentales.

Situaciones presentadas en los niños que hablan solos

Hay tres situaciones muy comunes en la que los niños que hablan solos suelen hacerlo. Estas son:

  1. Antes de comenzar a hacer algo.
  2. Cuando están haciendo algo.
  3. Después de haber terminado de hacer algo.

Estas situaciones son como una especie de análisis previo que el niño hace, como una forma de planificar un juego. Si está jugando o haciendo una tarea, también lo puede hacer. Esto es bueno para su salud mental, ya que no solo mantiene las neuronas activas, sino que lo mantiene entretenido en cosas importantes para él.

Beneficios de hablar solos

  • Los niños que hablan solo se están estimulando a sí mismos. Este aprende a solucionar situaciones que le serán de gran ayuda en el futuro.
  • Hablar solo lo conducirá a ser una persona más comunicativa.
  • Cuando un niño esté jugando y está hablando solo, su lenguaje se desarrollará de manera más estimulante.
Son muchos los niños que hablan solos mientras juegan.

  • El niño aprenderá a diferenciar las cosas que lo rodean en el medio en donde se despliega.
  • Su mente comienza a ordenarse de manera lógica y con un buen sentido.
  • Cuando esté jugando y hable solo, quiere decir que todos sus pensamientos se están organizando para conseguir un fin propuesto.
  • Si dice en voz alta todo lo que se vaya proponiendo hacer, conseguirá mejorar su capacidad del lenguaje y a la vez estimulará la capacidad del aprendizaje.
  • El niño, al hablar solo cuando juega, está fomentando sus conocimientos a través de su propia voz. Así, se conocerá mejor a sí mismo.

Es por ello que, cuando observamos a niños hablando solos y se encuentren efectuando una tarea, podemos concluir que están buscando una solución a un problema. Esto, además, les sirve como una herramienta de apoyo para conseguir una solución que puede resultarles compleja.

Conclusiones

En conclusión, muchos investigadores han manifestado que existe una relación entre la inteligencia y la cantidad y calidad del habla. Esto indica que, cuanto más inteligente sea el niño, más habra recurrido a ella y, por ende, su contenido es más maduro.

Los niños que hablan solos tienen la oportunidad de contarse fantasías, conversar con un amigo imaginario y hasta con objetos que en realidad no existen. Es así como ellos se cuentan sus sueños. El hablar solo, entonces, es considerado un instrumento para el desarrollo del autocontrol y del pensamiento.

Te puede gustar