¿Cómo hacer que un niño coma carne? - Eres Mamá

¿Cómo hacer que un niño coma carne?

Hacer que un niño coma carne es una obra de colosal envergadura. Cuando a un niño no le gusta la carne, no le gusta. Ya sea por su textura, su olor, su sabor o porque es como si se comiera a su propia mascota: el pollito que tanto ama…, si no quiere comer carne difícilmente ceda a los reclamos de los adultos. Así de obstinado puede ser.


Cuando llevamos a la boca de un pequeño algunas fibras de este alimento que rechaza, por minúsculas que estas sean, se quedan en su paladar y recorren toda su cavidad bucal por varios minutos como si de un chicle se tratara; y así como la goma de mascar, más temprano que tarde, va a parar el suelo. Pero siempre hay maneras de sobrepasar la inteligencia o la terquedad de un niño ¿verdad?

En Eres Mamá te ofrecemos 8 métodos que a través de los años les han servido a algunas madres para que sus hijos pequeños coman carne, quizás a ti también te sean efectivos. No obstante, si tienes otra manera de lograr que tu niño abra la boca cuando vea la carne desde ya estamos agradecidas de que nos cuentes.

Métodos para que un niño coma carne

nino-come-hamburguesa-p

Mamá, si quieres que tu hijo coma carne ten presente nuestros consejos:

  • Número 1
    Si no quiere comer carne no lo obligues a hacerlo. Tu imposición o tus regaños solo lo incitarán a rechazarla con más ahínco.
  • Número 2
    Es recomendable que evites servir carne en su plato y menos hacérsela comer junto a otros alimentos. Con esto solo lograrás que no coma, ni carne ni ninguna otra cosa.
  • Número 3
    Prepara diferentes recetas para elaborar las carnes. Carne asada, en salsa, frita…, en Internet puedes encontrar muchas maneras de prepararla. Hazte también de recetas que incluyan alimentos que a tu hijo le agraden para que se sienta motivado a darle una probadita al platillo que le pones delante.
  • Número 4
    Invítalo a entrar a la cocina y a ayudarte en la elaboración de los alimentos. De esta forma se sentirá estimulado y puede que quiera probar todos los platos que te ayudó a hacer, incluso, los que tienen carne.
  • Número 5
    Dale sobre todo carne molida. En picadillo le será más fácil masticarla.
  • Número 6
    Si rechaza masticar ofrécele potajes, caldos, arroces cocidos con abundante carne. Aunque no la ingiera directamente sí incorporará a su organismo parte de las propiedades de este alimento pues, así como otros, cuando la carne se cocina algunas de sus propiedades nutricionales quedan en el agua donde se cuece.
  • Número 7
    Si a la hora de la cena los platos de los demás comensales tienen carne y el de él no, y todo el mundo se alimenta sin prestar asunto a “si el niño está comiendo o no carne” puede que por su interés de imitar a los adultos o por querer llamar la atención de la familia, pida que se la sirvan y entonces comience a comerla.
  • Número 8
    Cuando le ofrezcas un plato no le digas que contiene carne. Si está bien disfrazada quizás no la descubra. Despiértale su interés con: ¡mira, te hice arroz con queso, salchichas y aceitunas como tanto te gusta! Aunque el arroz vaya también con algunas hebras del alimento que rechaza.
  • Número 9
    Despiértale tanto su imaginación como su interés. Busca una terminología que no conozca y cada vez que tengas oportunidad háblale sobre lo sabroso que es y lo mucho que te gusta. De esta manera, cuando le pongas el plato delante, igual, si le disfrazas bien la carne, quiera darle algunas probaditas.

¿Cómo hacer que un niño coma carne?

nino-comiendo-carne

Mamá, todas las carnes, tanto las blancas como las rojas son importantes. Aportan las vitaminas, los minerales, y los aminoácidos esenciales que tu hijo necesita para crecer de manera sana. La carne es una de las más importantes fuentes de proteínas que ingresan al organismo para proveerlo de la energía necesaria que necesitará para realizar sus funciones vitales.

Así que no ceses de buscar nuevos métodos para que tu niño incorpore este alimento a su dieta. Recuerda que de eso también depende su salud.