7 mascarillas naturales para adolescentes

La piel durante la adolescencia experimenta grandes cambios por las alteraciones hormonales. No obstante, algunas mascarillas naturales la pueden mantener radiante y sana.
7 mascarillas naturales para adolescentes
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 26 junio, 2023

El cuidado de la piel con mascarillas naturales puede ser de mucha ayuda para los adolescentes, sobre todo cuando los cambios hormonales pueden causar afecciones como el acné en esta etapa de su vida. Por fortuna, existen diversas alternativas naturales para mantener una piel saludable y radiante.

En este artículo, exploraremos siete mascarillas naturales que los adolescentes pueden utilizar para mejorar el aspecto de su piel sin recurrir a productos químicos agresivos. Pero es necesario recordar que, si eres un adolescente que tiene una afección en la piel, lo más recomendable es acudir con el médico dermatólogo para que pueda evaluarte.

Las mejores mascarillas naturales para adolescentes

Es importante que antes de comenzar realices una prueba de sensibilidad en una pequeña área de la piel antes de aplicar cualquier mascarilla nueva. ¡Disfruta de estas opciones para el cuidado de tu rostro!

1. Mascarilla de arcilla verde

La arcilla verde es conocida por sus propiedades desintoxicantes y su capacidad para absorber el exceso de sebo. Por ende, esta mascarilla es ideal para adolescentes con piel grasa y propensa a acné.

De hecho, un estudio publicado en la revista Biomolecules, explica el potencial de la arcilla verde como antimicrobiano con posibles efectos beneficiosos para la cicatrización de heridas. Lo ideal es dejarla actuar durante 15 minutos antes de enjuagar.

2. Mascarilla de té verde

El té verde es rico en antioxidantes y puede ayudar a reducir la inflamación y calmar la piel irritada. Se le atribuye una gran efectividad en cuadros de dermatitis atópica, acné vulgar, rosácea, verrugas y queloides.

3. Mascarilla hidratante de pepino

Como lo menciona el artículo publicado en la revista Fitoterapia, el pepino tiene propiedades nutritivas para la piel, debido a que ayuda a calmarla, hidratarla y regenerarla. Asimismo, sus componentes disminuyen el edema y ayudan a disminuir las irritaciones y rojeces.

Por otro lado, sus antioxidantes y propiedades hidratantes contribuyen a promover el alivio de las quemaduras provocadas por el sol y a reducir el riesgo de envejecimiento prematuro.

Para hacerla, necesitarás

  • 1 pepino fresco
  • 2 cucharadas de yogur natural
  • 1 cucharada de miel

Paso a paso

1. Lava bien el pepino y córtalo en trozos pequeños. Si prefieres, puedes pelar el pepino antes de cortarlo.

2. Coloca los trozos de pepino en una licuadora o procesador de alimentos y tritúralos hasta obtener una pasta suave.

3. En un recipiente aparte, mezcla el puré de pepino con el yogur natural y la miel. Remueve bien para asegurarte de que los ingredientes se integren por completo.

4. Lava tu rostro con agua tibia y sécalo suavemente con una toalla.

5. Aplica la mascarilla en tu rostro evitando el área de los ojos y los labios. Puedes usar tus dedos o una brocha para extenderla de manera uniforme.

6. Déjala actuar durante unos 15-20 minutos para permitir que los ingredientes hidratantes hagan efecto en tu piel.

7. Pasado el tiempo de espera, enjuaga tu rostro con agua tibia y asegúrate de eliminar completamente la mascarilla. Finaliza aplicando tu crema hidratante habitual para sellar la hidratación.



4. Mascarilla de aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es un aceite esencial que se extrae de las hojas de Melaleuca alternifolia, un pequeño árbol nativo de Australia. Se le atribuye la capacidad para combatir las bacterias y disminuir los procesos inflamatorios de la piel. Además, es utilizado para combatir el acné de forma natural.

Lo más recomendable es que puedas comprar una mascarilla cosmética o dermatológica con aceite de árbol de té que esté formulada para ser usada en el rostro.

5. Mascarilla de aloe vera

El aloe vera se utiliza para tratar erupciones cutáneas, abrasiones, quemaduras, y otras afecciones de la piel. En un artículo publicado en la revista Indian Journal of Dermatology, se habla de que por su contenido de ácido salicílico y azufre, es efectivo en tratamientos contra el acné.



6. Mascarilla de arcilla roja

La composición de la arcilla roja es muy similar respecto a la arcilla verde. Asimismo, contribuye a mejorar la luminosidad y elasticidad de la piel. Además, también es un poderoso antiséptico y purifica las capas más profundas de la piel.

7. Mascarilla de aceite de jojoba

Un ensayo publicado por la revista Forscheende Komplementarmedizin, encontró que las mascarillas faciales de aceite de jojoba pueden ser un tratamiento eficaz para la piel lesionada o para el acné vulgar leve. Incluso, sus propiedades antioxidantes lo describen como un producto muy valioso para neutralizar los radicales libres y prevenir las arrugas.

Una forma de hacerla es mezclando 2 cucharadas de arcilla bentonita con 1 cucharada de aceite de jojoba y 1 cucharada de agua de rosas. Aplica la mascarilla en el rostro evitando los ojos y los labios, dejas actuar durante 15-20 minutos y luego enjuagas con agua tibia. Por último, aplica tu crema hidratante habitual.

El cuidado de la piel y los adolescentes

El cuidado de la piel durante la adolescencia es esencial para mantener una apariencia saludable y radiante. El uso de mascarillas en adolescentes puede ayudar, pero es importante recordar que cada piel es única. Por eso, es recomendable acudir con un dermatólogo para que pueda evaluar la piel y adecuar una rutina de skincare según sea el caso.

Recuerda que es fundamental mantener una rutina de cuidado diario que incluya limpieza, hidratación y protección solar para lograr una piel óptima en la adolescencia y más allá.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.