La tricotilomanía en la adolescencia

Mervis Romero 18 febrero, 2018
Descubre todo lo que necesitas saber acerca de este trastorno y cómo puedes actuar al respecto para solucionarlo.

La tricotilomanía es, básicamente, la incapacidad para controlar los impulsos y en el desarrollo de la acción de arrancarse el cabello.

Debido a que suele convertirse en un mal hábito, progresivamente hace que la persona pierda gran parte de su cabello y tenga secciones en las que ya no crece el cabello, o al menos no con la misma abundancia de antes.

Si tienes un hijo o un familiar joven que padezca este trastorno, no te desanimes y ayúdalo a identificar el problema. Asimismo, ofrécele las alternativas terapéuticas adecuadas y tu afecto incondicional, ya que si duda, lo ayudarán mucho.

Origen de la tricotilomanía

Aunque no está bien claro cuál es el factor desencadenante de este trastorno. Los especialistas le atribuyen a varias causas. Algunas de las cuales son:

  • Ambientales. Pudiera producirse por causas externas, tales como la depresión o tensión.
  • Genéticas. Algunos expertos creen que es hereditaria y que pueden padecerlo varios miembros de la familia.
  • Biológicas. Se cree que la tricotilomanía en la adolescencia se debe a una inestabilidad bioquímica en el cerebro en la que ciertas sustancias o neurotransmisores no actúan correctamente.
    • Estreptococos. Existe la hipótesis de que la infección con esta bacteria puede ocasionar la tricotilomanía.

Algunas señales que revelan si un joven padece de tricotilomanía pueden ser: notoria pérdida del cabello, pocas pestañas o cejas, zonas de calvicie en la cabeza, u otras partes del cuerpo, y folículos infectados.

Cabe destacar que en algunas personas este comportamiento suele afectar otras áreas, como las cejas, pestañas, pecho y barba en los hombres.

La tricotilomanía en la adolescencia.

Comportamiento de los tricolómanos

En la mayoría de los casos, esta conducta se manifiesta durante la preadolescencia y durante la adolescencia. Aunque en algunos pacientes se ha desarrollado antes de los 2 años, y entre 3 y 4 años de edad.

En el caso de los adolescentes, tirar del cabello es un hábito nervioso compulsivo similar al de los adultos.

Dado que se preocupan mucho por su aspecto en la adolescencia, a los jóvenes les causa vergüenza su problema y esto los lleva a ocultar la falta de cabello de diversas maneras.

Por tal razón, suelen tener la autoestima baja, sufrir depresión o ansiedad. Incluso se le ha relacionado con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC). Sin embargo, se ha determinado que no guardan relación.

Tratamiento de la tricotilomanía

Todavía no existe cura definitiva para la tricotilomanía. No obstante, sí hay tratamientos médicos alternativos que ayudarán al adolecente a controlar ese comportamiento eficazmente.

  • El tratamiento más utilizado es la terapia cognitiva conductual. Algunas veces se complementa con fármacos inhibidores de la recaptación de serotonina.
  • También, es utilizado como terapia alternativa la hipnosis con resultados favorables.
  • Los formularios de autoregistros se utilizan para identificar las acciones que desencadenan una crisis de tirar el cabello. Al saber cómo y cuándo es más común esta conducta, se podrá administrar el tratamiento más adecuado.
  • Psicoanálisis, entre otras técnicas.

Factores que ocasionan recaídas

Las posibles causas que le impulsan tirar del cabello a un adolescente son difíciles de identificar y de evitar. Por lo general, las más comunes suelen ser los propios cambios hormonales durante la pubertad y los conflictos familiares.

Por otra parte, los cambio de escuela, la muerte de un pariente y el abuso sexual, también suponen motivos de recaída. Ante cualquiera de estas situaciones, lo importante es buscar ayuda profesional y ser respetuosos con el joven. De esta manera no se sentirá juzgado y valorará el apoyo brindado.

La tricotilomanía en la adolescencia se puede superar.

¡Sí se puede superar!

El deseo de evitar esta conducta puede ayudar a tu hijo a buscar medidas alternativas para dejar de arrancarse el cabello.

1. Tener un plan para dejar de hacerlo

Consiste en darte cuenta cuando sientas el impulso de arrancarte el cabello e intentar en ese momento hacer alguna actividad positiva. Llevar un registro de las veces que tiras el cabello te dará una idea de lo mucho que te perjudica.

2. Opciones positivas para expresar tus emociones

Deben ser sencillas y fáciles de efectuar, como dibujar, pintar o escuchar música. También puedes probar con realizar un voluntariado, despejar tu mente o recrearte con lo que más te gusta.

3. Mejorar la autoestima y la autoaceptación

Aceptar que en la vida hay emociones negativas y situaciones incómodas; que son parte de la experiencia humana, reducirá el impulso de arrancarse el cabello.

Elevar la autoestima mediante la sustitución de pensamientos negativos por positivos, te ayudará a aclarar tus valores y a establecer metas en tu vida. Verás que puedes tener control de la tricotilomanía y disfrutar de una vida plena y feliz.

Te puede gustar