La sociometría en el aula

17 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la pedagoga María Matilde
En el interior de un aula nos encontramos con un grupo de personas que establecen diversas relaciones interpersonales. En este artículo conoceremos cómo la sociometría permite observar, estudiar y analizar estas relaciones que se dan entre los sujetos.

La sociometría en el aula facilita que podamos comprender mejor las relaciones que se dan entre los alumnos, y entre ellos con sus educadores. Estas relaciones pueden ser muy diversas, variadas y complejas. Con lo cual, cualquier intervención educativa que se plantee puede ser más positiva y eficaz en la medida en que pueda basarse en un estudio más sistemático de las relaciones sociales.

La sociometría es un método que puede ayudarnos a obtener datos más concretos y objetivos de las relaciones que tienen las personas dentro del aula. Pero para llegar a estas conclusiones, primero debemos saber bien qué es esto de la sociometría.

¿Qué es la sociometría?

Se trata de un método cuantitativo y estadístico, desarrollado por el psicoterapeuta Jacob Levy Moreno, para estudiar y medir las formas o tipos de interrelaciones existentes en un grupo.

La sociometría es la investigación de la evolución y organización de los grupos, y de la posición que los sujetos ocupan en ellos. Tiene como fin observar las relaciones interpersonales que se dan en el interior de los grupos, formados por individuos que se conocen e influyen mutuamente y poseen objetivos en común.La sociometría en el aula.

Un aporte interesante e innovador de la sociometría es el denominado sociograma. Este es una representación gráfica de la estructura de un grupo, en la cual podemos evidenciar las relaciones entre sus miembros, los subgrupos, la posición de cada uno, los integrantes que son líderes o los olvidados.

El test sociométrico

Para conseguir un sociograma, la sociometría se vale de una técnica denominada “test sociométrico”,  y de una “sociomatriz”,que es una tabla en la que se reflejan las respuestas. El test consiste en un cuestionario de un número reducido de preguntas en el que cada persona indica con qué miembros de su grupo desea, o no, desarrollar alguna actividad específica.

Se debe informar a los integrantes del grupo que sus respuestas no serán desveladas al resto de sus compañeros. Pero también se les debe advertir sobre la necesidad de que las respuestas sean lo más sinceras posibles para poder garantizar la validez del estudio.

El objeto de la medición son las preferencias o las disposiciones de cada integrante para la interacción o comunicación con otros respecto a una tarea concreta. Entonces, un test sociométrico permite obtener datos como:

  • Posición social de cada miembro dentro del grupo.
  • Localizar líderes que sirvan como aglutinantes del resto de los componentes y analizar su repercusión en el grupo.
  • Nivel de aceptación que tiene cada miembro en su grupo.
  • Información sobre las áreas afectiva y productiva.
  • Grado de cohesión del grupo, si hay integración o existen grupos aislados.
  • Miembros marginados, aislados y que encuentran dificultades para integrarse.
  • Reacciones colectivas espontáneas ante determinados acontecimientos del grupo, como incorporación de nuevos sujetos, por ejemplo.

Es importante remarcar que el test se puede aplicar en un grupo estable y estructurado. Precisamente, un grupo clase o grupo de alumnos cumple estas características, con lo cual, aplicar un test sociométrico en el aula puede resultar muy efectivo para conocer las relaciones que entre sus miembro se desarrollan.La sociometría en el aula.

Beneficios de la sociometría en el aula

La sociometría y la aplicación de un test sociométrico para obtener un sociograma escolar tiene muchos beneficios, principalmente porque posibilita un mejor conocimiento y  comprensión del verdadero funcionamiento y del grado de cohesión del grupo clase.

La sociometría puede permitir descubrir lo que realmente sucede en el grupo, algo que, en ocasiones, no es tan fácil conocer a simple vista. Básicamente, puede poner en evidencia relaciones de afinidades entre sus miembros que deberán ser consideradas y atendidas.

Pero toda información en este sentido es muy valiosa y útil para evitar situaciones de acoso, rechazo o bullying dentro del aula. Y para tomar, en caso de ser necesario, decisiones educativas y estrategias pedagógicas y didácticas cuyo objetivo sea trabajar y mejorar la cohesión e integración grupal.

En definitiva, todo ellos se puede lograr considerando aspectos como la comunicación, la cooperación, solidaridad, el compañerismo y la empatía entre los integrantes del grupo al interior del aula.