¿Qué es la leche materna de transición? Información y consejos

Eva Maria Rodriguez · 9 septiembre, 2016

La leche de transición es la segunda etapa de la producción de leche materna. La leche producción de transición es una combinación de calostro (la primera etapa de la leche materna) y la leche materna madura (la tercera y última etapa de la leche materna).

Cuando la leche materna madura comienza a segregase  se mezcla con el calostro recibe el nombre de leche materna de transición.

La leche materna cambia de calostro a la leche materna de transición entre el segundo y el quinto día después del nacimiento del bebé. Esto no es una cosa exacta, porque puede variar en algunas madres, retrasándose un poco más. Por otra parte, en las mujeres que han tenido un bebé antes y lo han alimentado con leche materna antes la leche materna de transición podría comenzar antes.

La “subida de la leche”

Durante la etapa de transición la madre puede notar que sus pechos se están llenando de leche materna. Es lo que comúnmente se conoce como “subida de la leche”. Los pechos se hinchan y se vuelven pesados, lo cual puede llegar a ser muy doloroso.

Si esto no ocurre antes del quinto o sexto de día tras el nacimiento del bebé es importante consultar con el médico. Un retraso en la producción de leche materna puede ser peligroso para el bebé, ya que este puede deshidratarse y perder peso.

Duración de la leche materna de transición

La etapa de transición de la leche materna dura hasta que la leche materna está totalmente madura, lo que suele ocurrir a las 2 a 3 semanas después del parto. Así, la etapa de la leche materna de transición entre 10 y 14 días.

Durante estos días, la leche mostrará un aspecto muy concreto al estar mezclada con el calostro. El calostro es generalmente de color amarillo o naranja y de consistencia más espesa. La leche materna madura es más acuosa y es generalmente de color blanco, amarillo claro o incluso de color azulado.

Puesto que la leche de transición es una mezcla de ambos  tipos de leche materna, el resultado puede ser cualquier combinación de estas consistencias y colores. Lo más probable es que la principio aparecerá amarilla y cremosa. Pero, a medida que pasen los días y aumente la leche sea más madura empezará a cambiar la apariencia de la leche.

En cuanto a la cantidad de leche que se produce, en comparación con el calostro, del que se producen cantidades muy pequeñas, el suministro de leche materna de transición es mucho mayor. De he hecho, es fácil pasar de una producción de calostro de 6 o 7 mililitros al día a 500 o 600 mililitros de leche materna de transición diarios a la semana de vida del bebé.

madre amamantando a su bebe con leche materna de transicion

¿Qué hay en la leche materna de transición?

La leche materna de transición es una combinación de todos los nutrientes y sustancias beneficiosas para la salud que componen el calostro y la leche materna madura, y contiene todos los nutrientes que necesita el bebé.

A medida que cambia de calostro a la leche madura, la cantidad de proteínas y anticuerpos en la leche materna de transición comienzan a bajar un poco. Sin embargo, la cantidad de grasa, azúcares y calorías aumenta. Estos niveles más altos de grasa, azúcar y calorías ayudan al bebé a recuperar algo del peso que perdió en los primeros días después del nacimiento.

¿Qué  hacer para aliviar la congestión mamaria durante la fase de transición de la leche?

La congestión de las mamas es una experiencia normal y común durante la etapa de transición de la leche materna. Por lo general comienza unos días después del parto y es el resultado del aumento repentino de la cantidad de leche materna que se está haciendo.

Para aliviar la congestión mamaria durante la etapa de la leche de transición es conveniente amamantar al bebé a menudo durante los primeros días para aliviar la presión. Sin embargo, si se congestionen mucho las mamas al bebé puede resultarle difícil agarrar el pezón. Para ayudar al bebé es bueno sacar un poco de leche antes de ofrecer el pecho. Esto ablandando el pecho y facilita al bebé su trabajo.

madre sacándose la leche

 

El dolor de las mamas se puede aliviar colocando compresas frías, pero esto puede resultar peligroso. Como medida ocasional está bien. Sin embargo, es mucho más efectivo realizar masajes bajo la ducha de agua caliente. Esto ayudará a que la leche no se atasque en los conductos. También permitirá que salga algo de leche, lo que supondrá un gran alivio.

Además, la congestión mamaria puede causar fiebre. En cualquier caso, si se produce fiebre y/o el dolor es muy fuerte conviene consultar con el médico. El dolor se puede aliviar con algunos analgésicos. Ten en cuenta que la congestión mamaria durará poco tiempo, hasta que la producción de leche se ajuste a las necesidades del bebé.