Halitosis o mal aliento durante el embarazo

El mal aliento durante el embarazo es un síntoma muy común y puede resultar bastante incómodo. Entérate por qué aparece y qué hacer para evitarlo.
Halitosis o mal aliento durante el embarazo
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 10 octubre, 2021.

Última actualización: 10 octubre, 2021

Tener mal aliento durante el embarazo es una molestia típica de esta etapa y varios factores lo predisponen. Dentro de ellos, los cambios fisiológicos y adaptativos de la gestación.

A continuación, te explicamos por qué sucede y qué puedes hacer para controlar esta afección bucal.

El mal aliento

El mal aliento, también conocido como halitosis, es el olor desagradable que sale de la boca. Esta problemática puede afectar a cualquier persona, pero es algo particularmente frecuente en el embarazo.

La mayoría de las veces este olor desagradable proviene de la misma cavidad bucal, ya sea por acción de las bacterias que viven ahí o por la disminución en la producción de saliva.

Durante la noche disminuye el flujo salival habitual y esto favorece a la proliferación de los gérmenes que producen el mal aliento. Este tipo de halitosis suele desaparecer con el paso del tiempo, luego de comer algo o de cepillarse los dientes.

En otros casos, la halitosis ocurre como consecuencia de los cambios hormonales del embarazo que afectan las condiciones normales de la boca. Y aunque se trate de una condición inofensiva, puede resultar muy vergonzosa para las gestantes.

Síntomas del mal aliento en el embarazo

Muchas embarazadas que padecen halitosis pueden no ser del todo conscientes del problema. Aunque no se lo perciba a través del olfato, el mal aliento puede manifestarse por medio de otros síntomas:

  • Feo sabor en la boca.
  • Gusto amargo persistente.
  • Boca seca.
  • Presencia de una capa blanca y gruesa en la superficie de la lengua.
  • Molestias en la garganta.
  • Acúmulo de placa bacteriana sobre las superficies dentarias.
  • Presencia de sarro.
  • Caries grandes y profundas.
  • Encías hinchadas y sangrantes.

Si la gestante detecta algunos de estos síntomas, lo ideal es acudir al dentista de confianza en busca de ayuda.

gingivitis inflamacion dolor encias periodontitis enfermedad boca bucodental salud prevencion tratamiento infertilidad

Causas del mal aliento en el embarazo

Como ya mencionamos, los cambios que ocurren durante la gestación pueden ser la causa del mal aliento. A continuación, te los detallamos.

Cambios hormonales

La fluctuación de los niveles hormonales de la madre favorecen al crecimiento y al desarrollo del bebé, pero repercuten sobre todo el organismo de la gestante, incluida su cavidad bucal.

Los estrógenos y la progesterona favorecen a la proliferación de microorganismos y al acúmulo de placa bacteriana sobre los dientes. Si esta no se elimina de manera adecuada a través de la higiene dental, puede causar olor desagradable en la boca, además de otras complicaciones en la salud bucodental.

Deshidratación

El consumo de agua durante la gestación es fundamental, ya que una inadecuada hidratación puede generar problemas de salud en la madre y en el feto.

La falta de saliva en la boca, conocida como xerostomía, favorece al acúmulo de restos de alimentos y a la fermentación bacteriana de los mismos. Por ende, mantener una cavidad oral húmeda y con un buen flujo salival evita el feo olor en la boca de la embarazada.

Náuseas y vómitos

Las náuseas, los vómitos y la digestión lenta son síntomas bastante frecuentes entre las mujeres encinta. El reflujo de alimentos no digeridos y de los ácidos estomacales, también generan mal aliento.

A pesar de las molestias que puede provocar el cepillado durante esta etapa, es fundamental no descuidar la higiene oral. Limpiar la boca después de vomitar ayuda a eliminar las bacterias, el ácido y el mal olor.

Dieta

El consumo de ciertos alimentos, como el ajo, la cebolla o el café, favorece a este síntoma desagradable. De todos modos, en estos casos el mal aliento suele ser transitorio y desaparecer al cabo de unas horas.

Durante el embarazo, es común que las mujeres cambien sus hábitos alimenticios y se antojen con comidas poco saludables. En este sentido, mantener una dieta rica en azúcar o comer de manera frecuente favorece al acúmulo de placa bacteriana, a la halitosis y al desarrollo de caries.

Problemas bucodentales

Durante el embarazo, el aumento del flujo sanguíneo gingival provoca que las encías se inflamen, se hinchen, sangren y duelan. Esta afección se conoce como gingivitis y también se asocia al mal aliento del embarazo.

Es importante no dejar de lado el cepillado dental a pesar de las molestias, ya que el acúmulo de sarro y la evolución a una periodontitis pueden empeorar el olor bucal desagradable.

La mala higiene oral, la sequedad bucal y los hábitos alimenticios poco saludables aumentan el riesgo del desarrollo de caries en las piezas dentarias. A su vez, los estadios avanzados de esta patología favorecen al acúmulo de restos de alimentos en los huecos dentales y dan a las infecciones bucodentales.

Condiciones médicas

Existen algunas patologías sistémicas que ocasionan mal aliento o un olor bucal característico. La diabetes, las infecciones de garganta, la sinusitis, los problemas de las vías aéreas y las enfermedades del sistema digestivo son algunos ejemplos de ellas.

Es importante prestar atención al olor de la boca y consultar al obstetra ante cualquier cambio significativo de la misma durante esta etapa.

Consejos para evitar el mal aliento durante el embarazo

Mujer embarazada cepillándose los dientes para evitar que le sangren las encías.

Como has comprobado, el mal aliento es un síntoma bastante frecuente durante el embarazo. De todos modos, existen varias prácticas para a mantener tu boca sana y así disminuir el feo olor.

A continuación, te mencionamos algunos consejos para evitar la halitosis durante la gestación:

  • Mantén una adecuada higiene oral: realiza un correcto cepillado de los dientes y de la lengua con pasta fluorada, hilo dental y enjuagues bucales sin alcohol.
  • Asegúrate una alimentación saludable: lleva una dieta sana y variada para acompañar un embarazo saludable. Evita los alimentos azucarados, ácidos y aquellos con olor fuerte.
  • Bebe agua con frecuencia: mantén un adecuado estado de hidratación para prevenir enfermedades. Es importante beber suficiente agua natural todos los días y evitar las bebidas azucaradas o los refrescos.
  • Concurre a todas las visitas odontológicas: acude al dentista periódicamente durante el embarazo, para detectar y tratar cualquier problema a tiempo. Idealmente, visita al odontólogo una vez por trimestre y ante cualquier urgencia.

El mal olor en la boca en la gestación puede ser uno de los tantos cambios normales de esta etapa. No obstante, es un síntoma bastante vergonzoso, que puede prevenirse y mejorarse con los los cuidados dentales adecuados.

Te podría interesar...
La importancia de la salud bucal en el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La importancia de la salud bucal en el embarazo

Si tienes pensado buscar un bebé o ya estás embarazada es importante tener presente el cuidado y los hábitos de higiene bucal.



  • Castillo, V. W. (2018). PREVALENCIA DE GINGIVITIS EN EL PRIMER TRIMESTRE DEL EMBARAZO (Doctoral dissertation, Universidad de San Carlos de Guatemala).
  • Barba, L., & Valerio, I. (2020). Halitosis: Principios básicos sobre su origen y tratamiento Revisión narrativa. Odovtos International Journal of Dental Sciences22(1), 47-59.
  • Cordero, M. J. A., Leon-Rios, X. A., Rivero-Blanco, T., Rodriguez-Blanque, R., Expósito-Ruiz, M., & Gil-Montoya, J. A. (2019). Calidad de vida durante el embarazo y su influencia en la salud bucal: una revisión sistemática. Journal of Oral Research8(1), 74-81.
  • Zambrano Arteaga, C. A. (2021). Enfoque multidisciplinario de la halitosis dental (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología).
  • Hechavarría Martínez, B. O., Ramón Jiménez, R., & Méndez Nápoles, Y. (2014). Repercusión social de la halitosis. MediSan18(10), 1460-1466.
  • Merchán Baque, A. V. (2019). Conocimiento en prevención de la salud oral materno infantil (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad Piloto de Odontología.).
  • Codinach, M. M., & Salas, E. J. (2014). Halitosis: Diagnóstico y tratamiento. Avances en odontoestomatología30(3), 155-160.
  • Velásquez Gimón, M. E., & González Blanco, O. (2006). La Halitosis: Definición, clasificación y factores etiológicos. Acta odontológica venezolana44(2), 240-244.