9 frases para fortalecer la relación con tu hijo adolescente

Comunicarse con un adolescente no es fácil, pero hay ciertos mensajes que debs transmitirles. Estas frases te ayudarán a conectar con tu hijo y a fortalecer vuestro vínculo.
9 frases para fortalecer la relación con tu hijo adolescente
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín.

Última actualización: 24 enero, 2022

Los adolescentes tratan de dar una imagen de independencia y de autosuficiencia. En su mundo, su grupo de iguales es lo más importante y los padres parecen quedar relegados a un segundo plano. Aunque aparenten tenerlo todo bajo control y refieran no depender del amor, del apoyo o de la guía de sus progenitores, los necesitan más que nunca. Por ello, queremos proponerte algunas frases que te ayudarán a fortalecer la relación con tu hijo adolescente.

Comunicarse con un joven de esta edad no siempre es sencillo. Con frecuencia, rechazan compartir su día a día con la familia, parecen herméticos y poco interesados en lo que sus padres les dicen. Aún así, hay mensajes importantes que deben recibir y escuchar a menudo.

Fortalece la relación con tu hijo adolescente con estas maravillosas frases

Aunque tu hijo ponga los ojos en blanco cuando te dirijas a él, no dejes de recordarle cuánto lo quieres y lo valioso que es para ti con las siguientes frases.

1. “Te quiero”

De pequeño, ¿cuántas veces al día le decías a tu hijo todo lo que lo querías? Probablemente muchas más que ahora.

A medida que los hijos crecen sentimos que nuestras muestras de afecto no son necesarias ni bien recibidas, pero la realidad es que son tan importantes como siempre. Por eso, recuérdale a tu adolescente que lo quieres por lo que es. No por lo que hace, ni por las notas que saca o los premios que gana, ni por lo bien que se porta. Simplemente por ser él.

2. “Soy tu aliado incondicional, siempre cuentas conmigo”

Durante la adolescencia pueden aparecer muchas encrucijadas, problemas y decisiones difíciles de tomar. En estos momentos, el apoyo paterno es fundamental. Pero muchos jóvenes evitan recurrir a él por miedo a ser juzgados, castigados o incomprendidos. Para evitar que esto ocurra, déjale claro a tu hijo que estás de su lado, siempre.

Puede que tras su confesión te enfades, te decepciones o tengas que tomar ciertas medidas. Aún así, has de recordarle que tu primer objetivo siempre será ayudarlo a resolver la circunstancia en la que se encuentre y que nada de lo que haya hecho borrará el amor que sientes por él. De este modo, sabrá que le brindas un lugar seguro al cual acudir en caso de necesidad.

madre e hijo adolescente conversan buenos modos

3. “¡Tú puedes!”

Tu hijo adolescente está atravesando una etapa en la que las exigencias aumentan, no solo a nivel académico sino también a nivel personal y social. Por ello, en estos momentos ha de contar con una autoestima sólida y una buena confianza en sí mismo y en sus capacidades.

Muchos padres y madres sobreprotegen a sus hijos, pues abordan por ellos las actividades que les corresponden y les evitan cualquier esfuerzo o consecuencia. Pero, en realidad, lo que los jóvenes necesitan es empoderarse, creer en ellos y atreverse a intentarlo. Finalmente, en la medida en la que se abren al mundo adulto, deben empezar a valerse por sí mismos en algunas cosas. No siempre contarán con la ayuda de sus progenitores.

4. “Estoy orgulloso de ti”

Aunque los adolescentes se nieguen a aceptarlo, durante toda nuestra vida deseamos hacer sentir orgullosos a nuestros padres. Saber que aprueban lo que somos, las decisiones que tomamos y los valores que poseemos nos llena el corazón de satisfacción.

Por eso, déjale ver a tu hijo que observas y que aprecias sus cualidades y sus virtudes, que reconoces y que aplaudes sus esfuerzos y que lo consideras un ser humano especial y valioso.

5. “Me encanta verte crecer”

Esta es una de las frases que menos pronuncian los padres de los adolescentes. Por el contrario, suelen repetir hasta el cansancio una bastante lapidaria: “me acuerdo cuando eras niño, qué bonito eras, cuánto me querías, qué pena que hayas crecido”.

Aunque se la pronuncie sin maldad, estas palabras pueden ser dolorosas para el joven. En primer lugar, porque el crecimiento es inevitable y en segundo lugar, porque puede hacerle sentir que su nueva versión no es aceptada por su entorno.

Acostúmbrate a disfrutar del proceso en el cual tu pequeño se convierte en un adulto maravilloso y a expresarle lo feliz que te pone descubrir la persona en la que ha convertido. Esto lo hará sentir mucho más seguro y evitar terminar anclado en dependencias y en conductas infantiles, solo para complacer tu deseo de que sea pequeño para siempre.

6. “El error es parte del aprendizaje”

Durante su adolescencia y por el resto de su vida tu hijo cometerá varios errores, pues es algo inevitable. Entonces, es importante que aprenda cuanto antes que los fallos forman parte del camino y que son aprendizajes muy valiosos que nos ayudan a crecer.

Si un joven espera de sí mismo no equivocarse nunca, vivirá con miedo de tomar riesgos y se frustrará cuando el fallo ocurra. Por el contrario, quien sabe que el error ocurrirá, estará listo para aprender de él y ver estos momentos como una oportunidad para impulsarse. No para castigar su autoestima con duras críticas.

7. “Quiero entenderte y conocerte, hablemos”

Es típico de la adolescencia el sentimiento de que nadie los comprende y mucho menos, los padres. A estos se los ve como personas ajenas a la propia realidad, que no se interesan por sus gustos ni por conocer su día a día.

Qué importante es entonces hacerles saber a los jóvenes que tenemos un deseo genuino de saber quiénes son, cómo piensan y qué les interesa.

Por supuesto que esta propuesta ha de respaldarse con actos y has de estar dispuesto a dedicarle tiempo para conversar, para descubrir qué aplicaciones, series o grupos musicales son de su agrado y a no juzgar lo que te cuente.

Para reforzar tu postura, debes saber que numerosas investigaciones han corroborado que la mala comunicación familiar es un gran factor de riesgo para desarrollar problemas de salud mental en la juventud.

padre hija adolescente senderismo montana dia actividad fisica deporte enojo enfado disgusto depresion dolor sentimiento herir

8. “Confío en ti”

Una de las tareas menos agradecidas de los padres y que más deterioran el vínculo con sus hijos es la de tener que revisar, fiscalizar o espiar sus movimientos. ¿Con quién habla? ¿Qué publica en redes sociales? ¿Ha terminado sus deberes? ¿Sus amigos beben alcohol?

Todas estas cuestiones preocupan mucho a los progenitores y aunque cierta supervisión es necesaria, es ocasiones lo mejor que se puede hacer es confiar en nuestros hijos. Así mismo, en los valores y en las herramientas que les hemos entregado.

Hazle saber a tu adolescente que confías en él y en su criterio para tomar buenas decisiones. Al depositar tu confianza de esta manera, lo motivarás a cumplirlo y a no perder ese crédito que le das.

9. “Eres libre para escoger tu vida”

Esta es, sin duda, una de las frases que más cuesta pronunciar, pero que más ayuda a fortalecer la relación con tu hijo adolescente. Pues de esta manera, le recuerdas que no te debe nada y le ofreces la libertad para elegir su propio camino. Por ejemplo, escoger su profesión y definir su estilo de vida.

Si bien puede ser pronto para tomar estas decisiones, es importante que tu hijo sepa que no le haces responsable de tu felicidad y que puede escoger, explorar y equivocarse con libertad. No debe estudiar medicina porque sus padres y abuelos lo hayan hecho, ni casarse si no es lo que desea. Puede viajar por el mundo o dedicarse al arte, si eso lo hace feliz.

Esta libertad es difícil de otorgar pero es una enorme muestra de respeto hacia el adulto en el que tu hijo se convertirá. Esto no quiere decir que no puedas guiarle ni aconsejarle, pero sienta unas bases de respeto y de escucha hacia sus intereses y opiniones.

Fortalecer la relación con tu hijo adolescente es una carrera de fondo

Por supuesto, reforzar la relación con tu adolescente no es algo que pueda lograrse de un día para el otro, solo con pronunciar estas frases. Se trata de un trabajo diario en el que tienes que estar dispuesto a interiorizar estas afirmaciones, sentirlas y respaldarlas con tus actos.

El premio será un vínculo de confianza, de amor y de respeto con tu hijo y la convicción de que realmente apoyas su crecimiento.

Te podría interesar...
Cómo crear una buena relación con tu hijo adolescente
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo crear una buena relación con tu hijo adolescente

Un hijo adolescente piensa distinto a los adultos. Cuando hablas con ellos es muy difícil que puedan entender un “tal vez” o “es posible”.



  • Estévez López, E., Musitu Ochoa, G., & Herrero Olaizola, J. (2005). El rol de la comunicación familiar y del ajuste escolar en la salud mental del adolescente. Salud mental, 28(4), 81-89.
  • Sanz, E. (2020). Acepta a tus hijos tal y como son. La Mente es Maravillosa. Recuperado enero de 2022, de https://lamenteesmaravillosa.com/acepta-a-tus-hijos-tal-y-como-son/
  • Vallet, M. (2006). Cómo educar a nuestros adolescentes: un esfuerzo que merece la pena. WK Educación