Enseñar a los estudiantes a tomar buenos apuntes

15 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
El hecho de tener que tomar apuntes obliga a los estudiantes a prestar atención a las explicaciones del profesor.

Para tener un buen rendimiento académico, no basta con tener una alta capacidad de memoria para estudiar el temario y retener la información a aprender. Además de todo eso, es necesario mostrar una buena actitud en el aula e intentar aprovechar las clases al máximo.

Una forma de conseguir dicho fin es prestando atención al profesor mientras se llevan a cabo anotaciones sobre la explicación. Pero ¿cómo podemos enseñar a los alumnos a tomar buenos apuntes?

En las siguientes te damos algunas recomendaciones para que, como madre, padre o docente puedas ayudar a los niños o adolescentes a ser mejores estudiantes.

“Un estudiante puede mejorar su desempeño si asume una actitud positiva ante su persona, si es capaz de reconocer sus cualidades y si se decide a emprender acciones para cambiar situaciones que propicie su actuación como estudiante o como persona”.

-Anónimo-

Los beneficios de tomar apuntes en clase

En el aula, muchas veces los alumnos pierden el hilo de la explicación del profesor, pues hay multitud de factores, tanto internos (preocupaciones, fatiga, cansancio, nerviosismo, etc.) como externos (ruidos, compañeros, etc.), que pueden desconcentrarlos.

Una buena forma para evitar que esto ocurra es que los alumnos centren su atención en la toma de anotaciones, ya que esto supone un esfuerzo extra en el que los niños o los adolescentes tienen que concentrarse en buscar las ideas más importantes de la explicación a la vez que se dedican a

  • Captar la lógica de lo que expone el profesor.
  • Comparar lo que dice el docente con los conocimientos previos que tienen.
  • Buscar la utilidad de la información que reciben.

De hecho, aunque los estudiantes cuenten con un libro de texto por el que guiarse y entender mejor los conocimientos de los que habla el profesor, es recomendable que tomen apuntes en clase, aunque después no utilicen esta información en sus sesiones de estudio. De esta manera, pueden seguir mejor la explicación dada en clase y, en el caso de tener alguna duda, pueden preguntar en el momento y resolverla junto al docente.

Atender a la explicación del profesor en el aula es fundamental para lograr un buen rendimiento académico y entender mejor la información que hay que aprender.

Por todo lo comentado hasta el momento, se puede decir que tomar apuntes es muy beneficioso para:

  • Entender las ideas principales que hay que aprender.
  • No distraerse y concentrar la mente en clase.
  • Guiar la lectura.
  • Organizar de manera estructurada la información.
  • Ayudar a escribir las respuestas de los ejercicios.
  • Registrar la información que se recibe por parte del docente.

Enseñar a los estudiantes a tomar buenos apuntes

Como hemos dicho antes, para aprovechar al máximo las clases magistrales del profesor, es necesario realizar anotaciones de forma adecuada. Pero ¿cómo podemos enseñar a los estudiantes a tomar buenos apuntes?

Chico adolescente aprendiendo a tomar buenos apuntes en clase.

Según la la psicóloga y pedagoga Rosa Serrate en su libro Ayúdate a estudiar. Las claves del éxito escolar, para tomar unos buenos apuntes hay que seguir las siguientes instrucciones:

  1. Anotar en el cuaderno o en un papel las ideas fundamentales de la explicación del profesor.
  2. Elaborar algún gráfico, esquema, mapa mental o dibujo de lo que se considere importante e interesante de la explicación.
  3. Al terminar, comparar los propios apuntes con los de otros compañeros, comprobar que se ha recogido la información importante y completarlo en caso de que sea necesario.
  4. Dejar ciertos espacio en blanco para completar la información cuando el profesor repita alguna idea que no haya quedado del todo clara.
  5. Utilizar abreviaturas en las anotaciones y emplear frases casi telegráficas para ahorrar tiempo y escribir más rápido.
  6. No anotar literalmente lo que dice el profesor, sino que hay que tratar de expresar la información con las propias palabras.
  7. Intentar comprender la información y reflexionar sobre el tema a la vez que se toman las anotaciones pertinentes.

Esperamos que estos consejos para ayudar a los niños o a los adolescente te sirvan a ti, como madre o padre, para guiar a tus hijos y que, cuando el profesor explique, sepan cómo tomar unos buenos apuntes.

  • Serrate, R. (2008). Ayúdale a estudiar. Las claves del éxito escolar. España: Ediciones del Laberinto.