3 pruebas para evaluar la atención

30 Enero, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
La atención es un proceso cognitivo esencial en el desarrollo de la vida diaria.
 

Según los neuropsicólogos Marcos Ríos Lago y José A. Periáñez Morales, la atención es la habilidad mental de generar y mantener un estado de activación tal que permita un adecuado procesamiento de la información. De hecho, se puede considerar un proceso cognitivo fundamental para el correcto funcionamiento de los niños y jóvenes, sobre todo cuando tienen que demostrar su rendimiento académico.

Pero ¿cómo podemos saber cuál es el nivel atencional de un estudiante? Actualmente, existen diversas pruebas para evaluar la atención. A continuación, te presentamos algunas de ellas.

Hay que tener en cuenta que existen varios tipos de atención. En este artículo te describimos tres test diferentes para valorar la atención sostenida, selectiva y dividida de niños y jóvenes. Dichas pruebas tienen en común que son breves, sencillas y fáciles de aplicar.

3 pruebas para evaluar la atención

Test Toulouse-Piéron para evaluar la atención sostenida

El test Toulouse-Piéron se puede utilizar con niños a partir de 12 años. Esta prueba sirve para evaluar la atención sostenida, pues exige una gran concentración y resistencia a la monotonía.

Niño con un lápiz sobre la nariz al que habría que hacerle pruebas para evaluar su atención.
 

La tarea tiene una duración de diez minutos. Durante este tiempo, hay que señalar en una lámina aquellos ‘cuadraditos’ que tienen un guion colocado perpendicularmente a uno de los lados. Tal y como se muestra en los dos modelos que se indican a mayor escala en el principio de la página.

Dicha plantilla está constituida por 1600 cuadraditos, distribuidos en 40 filas de 40 elementos. De los cuales, solo diez de cada fila son iguales a uno de los modelos.

Antes de presentar al niño o joven esta plantilla, se le debe administrar, a modo de ejemplo, una más reducida durante un minuto. Con el fin de comprobar que se ha entendido correctamente el ejercicio que se debe realizar.

Test Stroop de colores y palabras para valorar la atención selectiva

El Test Stroop de colores y palabras es un instrumento para valorar la atención selectiva a partir de los 7 años de edad. Está formado por tres plantillas que contienen cada una 100 elementos distribuidos en cinco columnas de 20 elementos:

  • Primera lámina: en esta plantilla, los ítems son las palabras ‘rojo’, ‘verde’ y ‘azul’, ordenadas al azar, pero sin aparecer repetida consecutivamente la misma palabra, e impresas en tinta negra. En este caso, el niño o joven debe leer en voz alta lo más rápido posible los nombres de colores que se muestran en la hoja, siguiendo cada columna de forma descendente, durante 45 segundos.
  • Segunda lámina: está formada por 100 elementos iguales, una serie de X (XXXX), impresos en tinta azul, verde o roja y distribuida al azar, sin aparecer dos veces seguidas en la misma columna. Dicha tarea es similar a la anterior pero, en este caso, el niño o joven tiene que decir en voz alta, con la mayor rapidez posible, el color que visualiza en cada uno de los grupos de X durante 45 segundos, guiándose del mismo modo por las columnas.
 
  • Tercera lámina: está formada por nombres de colores (rojo, verde y azul) que se presentan impresos en un color distinto al que corresponde a la palabra escrita. El niño o joven debe decir en voz alta lo más rápido posible, por columnas, el color de la tinta de cada palabra en un tiempo de 45 segundos.
    Niño con falta de atención a falta de pruebas.

Trail Making Test para valorar la atención dividida

El Trail Making Test (TMT) sirve para evaluar la atención dividida en niños a partir de 9 años. Esta prueba consta de dos partes, A y B. La primera contiene números (del 1 al 25) y la segunda números (del 1 al 13) y letras (de la A la L) dispuestos en una hoja aleatoriamentente:

  • Parte A: hay que unir mediante un trazo, sin levantar el lápiz del papel, los números en orden ascendente (1-2-3…).
  • Parte B: hay que unir del mismo modo, números y letras en orden ascendente y de forma alternativa (1-A, 2-B, 3-C…).

Para aplicar la prueba correctamente y comprobar que el niño o joven ha entendido las instrucciones, se le
presenta un ejemplo de la parte A. Después de comprobar que no tienen ninguna duda respecto a la tarea que deben realizar, se le da la vuelta a la hoja y se administra esta parte del Test, cronometrando y registrando el tiempo empleado para completar la tarea.

 

De igual manera, se pasa el ejemplo de la parte B, se comprueba que el niño o joven ha entendido perfectamente la tarea y, a continuación, se le proporciona la hoja que corresponde con la segunda parte del Test, contabilizando el tiempo de ejecución. 

  • Cordero, A., Seisdedos, N., Gonzáles, M. y de la Cruz, M. (1986). Toulouse-Pieron (Prueba Perceptiva y de Atención). Madrid: TEA.
  • Golden, C.J. (2005). STROOP: Test de colores y palabras. Madrid: TEA Ediciones, S. A.
  • Hamdan, A.C. y Hamdan, E.M.L. (2009). Effects of age and education level on the Trail Making Test in a healthy Brazilian sample. Psychology and Neuroscience2(2), 199-203.
  • Tombaugh, T.N. (2004). Trail Making Test A and B: Normative data stratified by age and education. Archives of Clinical Neuropsychology19(2), 203-214.