Cómo enseñar a un adolescente a afeitarse

Enseñar a un adolescente a afeitarse es una forma de ayudarle a adquirir unos buenos hábitos de higiene y aseo personal. Y a su vez, nos acerca más a él.
Cómo enseñar a un adolescente a afeitarse
Pedro González Núñez

Escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez el 07 noviembre, 2021.

Última actualización: 07 noviembre, 2021

Un buen día nuestros hijos crecen y esto es una realidad imposible de cambiar. Se desarrollan, se vuelven más autónomos y maduran cada día. Es entonces cuando a los padres nos surgen dudas acerca de cómo acompañarlos y en este sentido, enseñar a un adolescente a afeitarse es una de las más comunes.

Como con todos los aprendizajes de la vida, la primera afeitada es un momento especial para los varones. Por eso, debemos procurar que así sea e intentar no tomárnoslo como un trámite sin importancia. Además, debemos dejar que intenten hacerlo solos e incluso, dejar que se equivoquen las veces que sea necesario.

Con nuestro buen acompañamiento esta experiencia quedará en su memoria, como el primer amor o el primer día de instituto.

Aprende cómo enseñar a un adolescente a afeitarse

Los cambios físicos de la pubertad son enormes y en general, tienen lugar a partir de los 10 o 12 años. Nuestros hijos ganan estatura, aparece el temido acné en sus rostros y también, el primer vello en la zona del bigote.

Esta inocente pelusilla suele despertar algo de vergüenza en los adolescentes y puede generarles un desagrado por su apariencia. De hecho, muchas veces el entono social los presiona para que procedan al afeitado cuanto antes.

Dicho esto, vamos a enseñarte paso a paso cómo enseñarle a tu hijo adolescente a afeitarse por primera vez. ¡No pierdas detalle!

1. Seleccionar la máquina de afeitar adecuada

Chico afeitándose la barba.

Elegir una maquinilla adecuada es el paso más importante de todos. Se puede usar una eléctrica u optar por las cuchillas, pero en cualquier caso se recomienda priorizar la calidad. En especial si el chico sufre de acné, pues afeitar el vello con la cara llena de granitos es algo bastante incómodo.

Además, la piel de los jóvenes es suave y delgada, por lo que debemos buscar una máquina que se adapte bien a ella y que sea fácil de manejar. De esta forma, nuestro hijo la utilizará con total tranquilidad y comodidad.

2. Elegir el momento del día para hacerlo

No da lo mismo cualquier momento del día para comenzar con las lecciones de afeitado.

Al igual que seleccionamos un momento distendido para iniciar la alimentación complementaria del bebé, debemos elegir el momento más oportuno para nuestro hijo adolescente. Por ejemplo, cuando él esté tranquilo, relajado e interesado por probar. Así, lograremos minimizar cualquier temor o ansiedad.

En cuanto a la piel, el mejor momento para afeitarla suele ser a la noche. Al final del día los tejidos se relajan y resulta más sencillo llevar a cabo el proceso sin sufrir lesiones accidentales.

3. Preparar la piel del joven

Antes de pasar a cuchilla por la cara del joven es necesario preparar la piel para limitar la irritación. Por ejemplo, con un gel de afeitado o una espuma, según sus preferencias. Eso sí, conviene que estos productos no contengan alcohol.

4. Comenzar el afeitado con una presión ligera

Debemos indicarle a nuestro hijo que comience el afeitado con una presión ligera, ya que si aprieta demasiado la piel se puede enrojecer e irritar. Y en el peor de los casos, se pueden producir con cortes indeseados.

En lugar de una sola pasada fuerte, lo mejor es mejor procurar varias pasadas suaves en dirección ascendente y descendente.

5. Utilizar ambas manos

Es importante remarcar que conviene usar las dos manos para afeitarse: mientras que una agarra la maquinilla, la otra estira la piel por donde va a pasar el aparato. De esta forma, tensamos el tejido para facilitar el afeitado.

6. Complementar con un aftershave

Una vez que acaba el afeitado, es necesario lavar bien la zona y aplicar luego un aftershave de calidad. De esta forma, toda la piel rasurada se hidrata, se relaja y se cierran sus poros.

Al igual que con la espuma o el gel de afeitar, conviene elegir un producto sin alcohol para evitar mayor irritación y comezón. 

cara adolescente piel lisa post afeitado

7. Limpiar la maquinilla al finalizar el uso

Tanto si usa máquina eléctrica como si es de cuchillas, luego del afeitado el adolescente debe limpiarla correctamente. El agua caliente es una gran estrategia para eliminar restos de crema, espuma, gel o vello, pero procura que esté desenchufada antes de mojarla.

Es importante que el aparato se seque de forma natural, ya que el uso de toallas o papeles puede estropearla y quitarle el filo.

Enséñale a tu hijo a afeitarse y dale la bienvenida al mundo de los adultos

Con esta guía para enseñar a un adolescente a afeitarse, tu hijo aprenderá a remover el vello de su cara sin irritar su piel. Esto le permitirá verse y sentirse mejor ante el espejo y lo adentrará en una nueva etapa de la vida.

Te podría interesar...
Dentro de cada adolescente sigue habiendo un niño
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Dentro de cada adolescente sigue habiendo un niño

Al alcanzar la pubertad, tu hijo comenzará a reclamar independencia. Pero recuerda que en su interior sigue habiendo un niño que te necesita.



  • Alberca, F. (2015). Adolescentes. Manual de instrucciones (Prácticos). Barcelona: Booket.