El desembarazo, ¿cómo salir airosa?

Gladys 1 febrero, 2016

El desembarazo, ¿cómo salir airosa? En este post te daremos una serie de consejos y tips para que logres superar esta importante etapa sin traumas.

Todos asumimos el embarazo como una etapa maravillosamente difícil, debido a la serie de malestares, cambios físicos y hormonales que afectan a la mujer.

¿Qué es el desembarazo?

Pero son pocos los que te hablan de la fase que debes enfrentar inmediatamente después de tener a tu pequeñín en brazos. Y no nos referimos exclusivamente al puerperio o cuarentena, hablamos del desembarazo, que te explicaremos a continuación.

Pasamos nueve meses esperando el nacimiento de nuestro hijo y una vez que lo tenemos en brazos, el pánico en nosotras se activa porque creemos que no seremos capaces de darle al pequeñín todo lo que requiere para mantenerse sano y feliz.

Al pasar los días, la nueva dinámica en casa permite que el nerviosismo desaparezca, porque estamos tan ocupadas que el tiempo no alcanza para sentarnos a pensar en nada justo cuando debemos pasar por el desembarazo.

Son escasas las oportunidades que tenemos para analizar la transformación que hemos sufrido y ¡qué bueno que sea así! Porque cada vez que comenzamos a dar vuelta a nuestros pensamientos nos ahogamos en un mar de llanto, inconformidad y nostalgia.

Lloramos por el descontrol hormonal que nos ataca, nos sentimos inconformes con nuestro cuerpo, con las 24 horas del día que no nos alcanzan para nada, y la nostalgia se asoma cuando constatamos que nada volverá a ser como antes además de pasar por el desembarazo.

El rol de madre se impondrá a todos los demás. Se abrirá espacio entre la esposa, la hija, la hermana y la profesional para ubicarse en el centro de todo permanentemente.

Durante el embarazo llegamos a pensar que cuando nazca el bebé, nuestra vida será como antes, pero queridas amigas, se trata de un inmenso deseo que no será realidad jamás, porque el rol de madre se impondrá a todos los demás.

Se abrirá espacio entre la esposa, la hija, la hermana y la profesional para ubicarse en el centro de todo permanentemente. Desde allí, desde la perspectiva de madre veremos el mundo de distinta manera.

¿Quién soy?

Ya eres mamá de un hermoso niño y mientras te ocupas de él, más nada importa. Eres feliz dándole todo por su bienestar, pero cuando el bebé duerme y te toca pararte frente al espejo, un manojo de sensaciones desagradables te toma por completo.

Observas tu rostro, tus ojeras por el cansancio. Al darte media vuelta y verte de perfil, sigues notando que la barriga no ha desaparecido por completo, y que sigues teniendo unos kilos de más.

baby-408269_960_720

Valientemente abres el armario para confirmar que tus pantalones favoritos todavía no te quedan. Y eso se convierte en la excusa perfecta para llorar un buen rato. Te martirizas al darte cuenta de que tienes semanas sin hacerte la manicura y que tu cabello se cae a montones. Te sientes una mujer horrible, agotada e incomprendida por quienes te rodean.

Nadie te dice que no reconocerás tu cuerpo ni la nueva manera en que asumirás cada situación cotidiana. Pocos te advierten de que la transformación de mujer a madre duele, mientras no aceptes que la muchacha sin responsabilidades ha quedado atrás y no regresará.

¿Cómo superar el desembarazo?

desembarazo3

Con las siguientes claves podrás superar con buen pie la etapa del desembarazo sin caer en la depresión postparto, que surge por la creencia de que somos las únicas madres en el mundo con la autoestima en el nivel más bajo, con la supuesta certeza de que nadie nos comprende y sintiendo que las cosas no van bien con nuestros esposos.

1.- Desde el primer momento debes entender que tu bebé no es una extensión de ti. Con esto en mente será más fácil asumir que él y tú son dos individuos con necesidades distintas y que debes comenzar a ajustarte al desembarazo.

2.-En lo que respecta a las necesidades, debes hacer el esfuerzo por atenderte a ti, tus gustos, tu apariencia, hacer las cosas que más te gustan y cada vez que puedas disfruta de tu soledad.

3.- Pelea por tu espacio. Cuando te decimos que pelees, nos referimos a la lucha interna que deberás librar para aceptar que tienes derecho a salir con tus amigas, a hacer una caminata sola, a irte al salón de belleza; y que por eso no eres una madre irresponsable.

4.- Tu matrimonio no va mal. Cuando sientas que tu esposo no te comprende, que no ofrece la ayuda que necesitas y que no te mima como antes, ni se te ocurra pensar que la relación va mal, lo que sucede es que cada uno se está adaptando a la nueva realidad y debe hacerlo a su manera. Así que habla con tu pareja acerca de sus expectativas e inseguridades.

5.- Permite que toda la familia se involucre. Todas sabemos que queremos encargarnos de absolutamente todo lo que tenga que ver con el bebé, pero esta actitud solo deviene en agotamiento extremo. Lo mejor es aceptar la ayuda de tus familiares, así podrás conseguir tiempo y espacio para ti.

6.- Enfrenta el desánimo y la nostalgia. Aprovecha la etapa de la lactancia, en la que gastamos cientos de calorías cada día, para mantener una sana alimentación y recuperar tus medidas. El cuerpo que tenías no volverá a aparecer si no lo ayudas.

Lo más importante para superar el desembarazo es que no te aferres a lo que eras antes de convertirte en madre. Aprende a descubrir el mundo y aprovecha el mejor motivo para transformarte poco a poco en una mejor persona para tus hijos.

Te puede gustar