Consejos para que los niños aprendan a patinar

¿Quieren aprender tus hijos a patinar? No lo dudes y ayúdales a que aprendan cuanto antes. El patinaje es una diversión pero también un deporte útil para desarrollar el equilibrio en los niños.

Además, está de moda en la actualidad. Muchos niños quieren aprender a patinar. Una actividad divertida y muy saludable. Pero a veces no resulta fácil  en los primeros intentos.

Lo primero que tienen que hacer los niños es elegir qué tipo de patines quieren usar: los tradicionales de ruedas paralelas o de línea conocidos como rollers. Estos últimos están formados por cuatro ruedas de goma en línea recta sobre un mismo eje. También pueden aprender a patinar sobre hielo si ellos lo desean.

Se recomienda que los niños no empiecen a patinar hasta los 4 años y que lo hagan con ejercicios muy sencillos. A partir de los 7, si ya han aprendido lo básico y tienen cierta destreza, pueden ir aprendiendo ejercicios más complicados y complejos.

patinar

Beneficios del patinaje

El patinaje es una diversión pero también un ejercicio saludable para los niños. Si quieren aprender, intenta ayudarles y animarles. Una actividad física que fortalece los músculos de las piernas y mejora su resistencia física. También les ayuda mejorar su equilibrio y su concentración.

Los niños tienen que utilizar siempre un casco especial, homologado y bien ajustado. No lo olvidéis porque los protegerá en el caso de golpes en la cabeza. Deben utilizar rodilleras y coderas para proteger articulaciones. También tienen que llevar muñequeras y protección en las palmas de las manos para evitar daños en las muñecas.

Además deben llevar ropa cómoda y resistente. Es muy importante que los patines estén bien ajustados. Comprueba que no se muevan a los costados ni que estén sueltos. Es importante que compres los patines del tamaño que necesitan o ajustables.

patinar

Primeros pasos para aprender a patinar

Lo mejor es apuntarlos a unas clases de patinaje para que aprendan a subirse en los patines y empezar a deslizarse. Los monitores suelen tener mucha experiencia y saben ayudarles a ir mejorando el equilibrio. Suelen hacer ejercicios y juegos prácticos para que aprendan a patinar.

Si esto no es posible los padres tendrán que ayudarles con mucha paciencia a aprender a patinar con ejercicios sencillos. Lo más importante es que aprendan a subirse en los patines y a adquirir equilibrio. También habilidades fundamentales como aprender a frenar, cambiar de dirección y patinar con obstáculos.

Una buena idea es empezar practicando sobre una alfombra o césped. Puedes poner una silla para apoyarse e ir adquiriendo equilibro. Los patines no rodarán tan fácilmente en estas superficies y mejorarán las habilidades de los niños. Intenta que los niños logren estabilizar su cuerpo gracias a los brazos. Primero déjale que se agarre a ti hasta que coja confianza si tiene miedo a caerse. Luego tendrá que ir poco a poco estabilizándose y soltándose.

Intenta que no se agobien si no van tan rápido como deberían. Es importante que adquieran confianza y que no se preocupen si se caen una y otra vez. Patinar puede no ser fácil en un primer momento para los niños. Intenta motivar en todo momento. Ten mucha paciencia cuando estén practicando y ya verás como en poco tiempo los niños habrán aprendido. Una vez que adquieran los conocimientos básicos ya podrán patinar sin peligros e incluso participar en carreras con los amigos o en campeonatos.

patinar

Consejos prácticos

Se recomienda visitar la zona donde van a patinar nuestros hijos con antelación para observar si hay algún peligro. No patinar en superficies irregulares o que no sean planas. Buscar lugares que no tengan algún obstáculo con arena, agua, piedras o agujeros. Los niños no deben patinar en calles o carreteras por las que pueda pasear ningún vehículo. Nunca se deben sujetar en coches, motos o bicicletas para avanzar.

Es importante que aprendan bien la técnica desde el principio para evitar caídas y lesiones. Ten mucha paciencia para que adquieran seguridad y aprendan pronto los movimientos básicos.

Intenta que practiquen casi todos los días para que vayan patinando cada vez mejor. Solo con media hora recordarán lo aprendido. Las claves son que adquieran confianza, mucha práctica y que disfruten patinando cuando quieran y les apetezca. El patinaje es un ejercicio que los mantendrá activos y saludables.

 

 

 

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar