Cómo vestirse tras el parto

Uno de los grandes dilemas inicia en cómo vestirse adecuadamente después del parto, por eso, te tenemos una serie de consejos que te ayudarán a resolver este conflicto.

Después del parto, te vas a dar cuenta de que tu cuerpo es diferente, por ejemplo, tus caderas se ven más anchas, tu abdomen aún se ve un poco pronunciado o tienes unos kilos de más. Cualquiera de estos escenarios es normal en las mujeres que acaban de recibir a sus bebecitos en el mundo.

Esta nueva imagen influye directamente sobre el tipo de prendas que se debe utilizar luego del parto porque es posible que rehúses a usar las prendas que lucías embarazada y quieras volver a tu estilo. La verdad de todo esto es que quizás ya la ropa materna te quede grande y tu vestimenta normal aún no te sirva.

Al dar a luz, tu cuerpo se verá diferente y no podrás usar tu ropa habitual todavía

Bajo este contexto, ¿qué debes hacer? Sin importar cuál sea la situación, la comodidad es una necesidad a la que no se debe renunciar por nada del mundo. Con o sin bebé, siempre merecemos sentirnos bien con lo que utilicemos, es decir, tus preferencias deben ir de la mano con la sensación de tranquilidad.

Ahora bien, teniendo en cuenta la belleza de tu figura tras el embarazo y las posibles molestias que puedas tener (dolores de la cesárea, episiotomía, etc.), es fundamental que le prestes atención a lo que te haga falta de verdad y tengas paciencia, mientras tu organismo se recupera de este proceso.

Por este motivo, te invitamos a que leas las recomendaciones que tenemos para ti, que empiezas este nuevo ciclo de la vida y descubras qué tipo de tejidos deberías utilizar después del parto… Ya verás que te vas a sentir como una diosa de la maternidad llena de glamour.

El armario ideal tras el parto

Recuperar la silueta es uno de los objetivos de las mamás que acaban de traer un angelito a este planeta. No obstante, es una meta ambiciosa que se logrará, poco a poco, con una dieta balanceada, practicando algún ejercicio apropiado y tratando de dar lactancia materna exclusiva.

No desesperarse ni sentirse con baja autoestima forma parte de las soluciones que existen para llevar esta tarea con calma. La buena noticia es que algunas prendas de vestir te ayudarán a lucir más delgada, mientras superas este desafío. Veamos las opciones:

Elije tejidos con buena caída

Estos se adaptan al cuerpo, sin esculpirlo por completo. Te verás holgada y no se verá la barriguita. Además, como tienes que dedicarte al chiquitín, te ahorrarás la tarea de planchar la ropa que vaya a usar.

Opta por una ropa interior adecuada

 Los modelos con talle alto son excelentes para estos casos, puesto que ayudan a sujetar la pancita y sustituyen las funciones de las fajas posparto. Con estas últimas, los músculos no trabajan como debe ser para recuperarse y volver a su lugar.

Por otro lado, si amamantas a tu bebé, no dudes en comprar sujetadores que favorezcan la lactancia, pues son útiles y prácticos. Por lo general, deberás adquirir uno con una talla superior a la tuya.

Pantalones con cortes que te favorezcan 

Evita los entallados o cortes bajos. Nada que te quede apretado porque necesitas dejar libre a la circulación.

Camisetas de lactancia

Geniales para darle de comer a tu retoñito en donde quiera que te encuentres. Imagina tenerlo en brazos y a la vez el bolso de sus cosas, tratando de darle pecho con discreción… ¿Algo complicado, no?

La moda es tu aliada

Vivir este momento no te limita a vestir moderna, con las últimas tendencias. Vaqueros rectos o faldas con pocos vuelos son increíbles para sentirte como una diva.

Colores que disimulan

El negro, el gris oscuro o el índigo estilizan la figura. Los colores vivos puedes usarlos, pero en una sola prenda, en especial, las de arriba.

Las telas delicadas para otro día

Cuando salimos con el bebé a la calle, cualquier cosa podría pasar, como ensuciarnos al comer, el reflujo del niño, la leche materna, los rastros de un pañal sucio y más. Por lo tanto, debes estar consciente de que tu atuendo debe estar acorde a la ocasión.

Combina colores fríos y cálidos para disimular los kilos que ganaste en el embarazo

Disfruta la maternidad desde el primer día, luce como quieras y entrégate en las manos de la comodidad. Con el paso del tiempo, volverás a la rutina con ligeros cambios que te cambiarán para toda la vida de la mejor manera.

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar