Conoce las bondades de la chía durante la gestación

Si estás comenzando tu embarazo, la chía será como una bendición caída del cielo. La cantidad de nutrientes y componentes que guarda cada semilla la hace un superalimento.

La semilla de chía es uno de esos alimentos que ha estado siempre entre nosotros pero que para muchos resulta algo totalmente nuevo. La cuestión es que debemos incorporar este grano cuanto antes dentro de la dieta de nuestra familia.

No hablamos solo de tener una buena alimentación. Está comprobado que la chía es recomendable para las mujeres en gestación, sobre todo durante los primeros meses.

Te proveerá el Omega 3 que contribuye a constituir el cerebro de tu bebé. Así de directa es la aportación de la chía sobre tu embarazo. Son numerosos los estudios científicos que vinculan el progreso cerebral de tu pequeño en formación con la cantidad de Omega 3 presente en el organismo de la madre.

El cerebro se forma a partir de los ácidos grasos del Omega 3, componente que promueve el crecimiento de las moléculas cerebrales mientras estás encinta. Esto significa a su vez menores riesgos de que él pequeñín sufra de algún problema neurológico.

No solo se trata de la composición física del cerebro de tu niño, sino de las capacidades visuales y los procesos intelectuales del menor. Podemos decir que consumir chía durante el embarazo es sinónimo de mayor inteligencia para tu chiquito/a.

Te ayudará al progreso psicomotor de los bebes que posiblemente nazcan prematuros. Un bebé es prematuro cuando el mismo nace entre la semana 34 y la 37, sin pasar por un proceso completo. Aunque no todos los casos son iguales, algunos de estos pequeños pueden nacer con un desarrollo psicomotor que no ha sido completado.

Esto podría traer leves problemas de aprendizaje durante las edades más tempranas. Sin embargo, si aseguras un buen consumo de Omega 3 durante la gestación correrás menos riesgos de que tu niño tenga este tipo de inconveniente.

Verás, los bebés que cuentan con mayor cantidad de Omega 3 pueden desarrollar su cerebro de forma más rápida, siendo esto de especial importancia para las madres bajo riesgo de embarazo prematuro.

Es un complemento alimenticio que mantiene bajos los niveles del colesterol  

Lo mejor durante esta fase es estar bien alimentada, pero manteniendo niveles saludables en todos nuestros indicadores corporales. Lo bueno de esta semilla es que tiene alto contenido de nutrientes, pero bajo nivel de grasas poco saludables.

De hecho, lo más asombroso de esto es que te permitirá contar con calorías y proteínas adicionales, las cuales son necesarias de obtener durante la gestación. Pero al mismo tiempo sus propiedades lograrán regular los  valores del colesterol.

Podríamos decir que tener este producto natural como complemento puede ser tan positivo para el embarazo como comer aguacate, tener un suplemento de hierro o ingerir linaza. Se sugiere ingerir dos cucharadas diarias de estas semillas entre comidas.

Tiene hierro, calcio, fibra y varias proteínas

chía 1

 

Estas semillas tienen casi todos los componentes adicionales que los doctores te indicarán que debes comer. Estas contienen el hierro que ayudará a incrementar los volúmenes de sangre que circula por tu cuerpo durante la gestación.

Por su parte, el consumo de calcio es vital para la formación ósea y los tejidos del pequeño. Por otra parte, la fibra es especial para ayudarte a evitar el estreñimiento, el cual puede ser un síntoma muy tedioso para algunas mujeres en estado.

Como ya te hemos explicado antes, un intestino que trabaja adecuadamente previene los dolores abdominales. Tal es su importancia que por ello es recomendable para los primeros y últimos meses del embarazo.

Contraindicaciones de la chía

chía 3

Más allá de sus innumerables beneficios para el organismo, existen ciertas contraindicaciones para el consumo de este nutriente.

Por ejemplo, si eres alérgica al maní o a los frutos secos, es probable que la chía también te cause este tipo de reacción.

Las personas que toman medicamentos para la tensión deberán también evitar su consumo, puesto a que la misma podría causarte un descontrol en tu presión arterial que quizás no sea positivo.

En todo caso, lo ideal es que las mujeres embarazadas ingieran este tipo de producto natural en cantidades moderadas. 

La recomendación es consultarle siempre a tu medico antes que consideres este producto como un complemento alimenticio.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar