Conoce las 4 bondades de la chía durante la gestación

La chía cuenta con unos niveles elevados de omega-3, fibra, calcio y hierro, por lo que resulta un buen complemento alimenticio para las mujeres embarazadas.
Conoce las 4 bondades de la chía durante la gestación
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 17 marzo, 2022

Si estás comenzando tu embarazo, la chía será uno de los alimentos a tener en cuenta en la dieta. La cantidad de nutrientes y componentes que guarda cada semilla la hace un superalimento. La semilla de chía es uno de esos alimentos que ha estado siempre entre nosotros pero que para muchos resulta algo totalmente nuevo. La cuestión es que debemos incorporar este grano cuanto antes dentro de la dieta de nuestra familia.

No hablamos solo de tener una buena alimentación. Está comprobado que la chía es recomendable para las mujeres en gestación, sobre todo durante los primeros meses. 

Qué son las semillas de chía

Aunque a día de hoy este alimento está presente en muchos países y se habla mucho de ella, también puede ser desconocida para un gran número de personas.

Las semillas de chía provienen de la planta Salvia hispanica L, originaria de Guatemala y México donde se cultiva con fines alimentarios desde hace 3500 años.

Se trata de un producto de tamaño muy pequeño, de alrededor de 1 milímetro de diámetro. Por lo general suelen ser de color negro aunque también se pueden encontrar algunas variedades blancas.

Son muy valoradas a nivel nutritivo gracias a una composición nutricional densa. Cabe resaltar la presencia de fibra, ácidos grasos poliinsaturados y proteínas. También contiene destacables cantidades de hierro, calcio, fósforo y zinc. Veamos a continuación cómo, gracias a estos nutrientes, puede aportar beneficios en el embarazo.

Bondades de la chía durante la gestación

1. Desarrollo cerebral del feto

La chía te proveerá de una parte del omega-3 que contribuye a constituir el cerebro del bebé. Son numerosos los estudios científicos que vinculan el progreso cerebral de tu pequeño en formación con la cantidad de omega-3 presente en el organismo de la madre.

El cerebro se forma a partir de los ácidos grasos omega-3, componente que promueve el crecimiento de las moléculas cerebrales mientras estás encinta. Esto significa, a su vez, menores riesgos de que él pequeñín sufra de algún problema neurológico, según un estudio publicado en Critical Reviews in Food Science and Nutition.

No solo se trata de la composición física del cerebro de tu niño, sino de las capacidades visuales, los procesos intelectuales del menor y la posible reducción de la incidencia de algunas enfermedades como el autismo. 

Hay que tener presente que la mayoría de estudios sobre el omega-3 y el desarrollo del feto se han llevado a cabo con fuentes de EPA y DHA. Estos dos tipos de ácidos grasos se encuentran en el pescado azul, pero no la chía.  Esta contiene un precursor que el cuerpo puede convertir en EPA y DHA.

Por este motivo se recomienda no dejar de tomar pescado azul y usar la chía como un complemento de las cantidades necesarias de omega-3. 



2. Previene el estreñimiento

Gracias a la presencia de fibra las semillas de chía son un alimento ideal para regular el tránsito intestinal y prevenir el estreñimiento y la aparición de hemorroides.

Ambos problemas suelen ser comunes en el embarazo y, aunque no acarrean consecuencias graves, sí que pueden llegar a ser molestos y generar una importante sensación de incomodidad.

3. Complemento nutritivo

Lo mejor durante el período de gestación es estar bien alimentada, pero manteniendo niveles saludables en todos los indicadores corporales. Lo bueno de esta semilla es que tiene alto contenido de nutrientes, pero bajo nivel de grasas poco saludables.

De hecho, lo más asombroso de esto es que te permitirá contar con calorías y proteínas adicionales, las cuales son necesarias de obtener durante la gestación. Pero al mismo tiempo sus propiedades lograrán regular los valores de colesterol y los picos de glucosa después de las comidas. 

Es un complemento alimenticio que mantiene bajos los niveles del colesterol  

4. Hierro y calcio

Estos dos minerales se encuentran presentes en buena medida en las semillas de chía y son considerados clave durante el embarazo.

chía 1

 

Por un lado, contienen el hierro que ayudará a incrementar los volúmenes de sangre que circula por el cuerpo durante la gestación. Además permiten disminuir el riesgo de padecer déficit de hierro y anemia, una condición común en muchas mujeres embarazadas. 

Por su parte, el consumo de calcio es vital para la formación ósea y los tejidos del pequeño. Pero también tiene un impacto en la salud de la madre. No ingerir las cantidades adecuadas de este mineral puede repercutir en un mayor riesgo de complicaciones gestacionales (preeclampsia y parto prematuro) o pérdida ósea excesiva.



Contraindicaciones de la chía

chía 3

Más allá de sus innumerables beneficios para el organismo, existen ciertas contraindicaciones para el consumo de este alimento.

Por ejemplo, si eres alérgica al maní o a los frutos secos, es probable que la chía también te cause este tipo de reacción. Además si no has probado nunca estas semillas es preferible no introducirlas en el embarazo o hacerlo con mucha precaución.  

Las personas que toman medicamentos para la tensión o la diabetes deberán también evitar su consumo, puesto que la misma podría causar un descontrol en los efectos que no es positivo. Además si se toman otros medicamentos o suplementos es preferible separarlos de la ingesta de chía, pues podría interferir en su absorción. En todo caso, ante cualquier duda es preferible una consulta con el médico

Hay que tener en cuenta que, pese a sus beneficios, más no es sinónimo de mejor. 2 cucharadas de semillas de chía son suficientes para aprovechar todas sus propiedades. En exceso podrían ocasionar diarrea y flatulencias, así como desplazar otros alimentos igual de importantes. 

Consejos para introducir la chía en el embarazo

Las semillas de chía están presentes en muchos productos (pan, tostadas, yogures, barritas, etc) pero lo más recomendable es consumirlas al natural. Basta una ración de una o dos cucharaditas al día. 

Para poder digerirlas bien y aprovechar todos sus nutrientes es aconsejable comprarlas en polvo o bien molerlas en casa. Además es importante dejarlas unos 15 minutos en remojo o esparcirlas en algún alimento húmedo (sopas, batidos, yogures).

Algunos de las mejores formas en las que se pueden incorporar son las siguientes:

  • Mezcladas con el yogur.
  • En batidos de frutas o verduras junto con leche o bebidas vegetales.
  • Remojada con leche o bebida vegetal toma la forma de un budín o gelatina.
  • Esparcida en platos de legumbres, sopas, ensaladas, pasta, etc.
  • Junto con la avena o los cereales de desayuno.

Consume chía durante el embarazo

Lo ideal es que las mujeres embarazadas ingieran este tipo de producto natural en cantidades moderadas y como complemento de una dieta equilibrada, variada y suficiente.

La recomendación es consultarle siempre a tu médico antes que consideres este producto como un complemento alimenticio. Inclúyelo en la dieta para aprovechar todas sus propiedades.

Te podría interesar...
Niños con caspa: trucos y recomendaciones
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Niños con caspa: trucos y recomendaciones

La caspa en los niños es una condición que no reviste gravedad ni complicaciones futuras. Aquí detallamos algunos consejos para manejarla.



  • Agostoni C, Nobile M, Ciappolino V, Delvecchio G, Tesei A, Turolo S, Crippa A, Mazzocchi A, Altamura CA, Brambilla P. The Role of Omega-3 Fatty Acids in Developmental Psychopathology: A Systematic Review on Early Psychosis, Autism, and ADHD. Int J Mol Sci. 2017 Dec 4;18(12):2608.
  • Food Data Central. Seeds, Chia seeds, dry. Abril 2019. U. S Department of Agriculture.
  • Hacker A. N, Fung E. B, King J. C. Role of calcium during pregnancy: maternal and fetal needs. Nutrition Reviews. Julio 2012. 70 (7): 397-409.
  • Harvard T. H. Chan. Chia seeds. Harvard School of Public Health.
  • Martins BP, Bandarra NM, Figueiredo-Braga M. The role of marine omega-3 in human neurodevelopment, including Autism Spectrum Disorders and Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder - a review. Crit Rev Food Sci Nutr. 2020;60(9):1431-1446.