El desayuno ideal para las embarazadas contiene avena

Gladys · 31 julio, 2016

Lo mejor que podemos hacer las mamis durante el embarazo es cuidar nuestra alimentación. Así que te invitamos a conocer las razones por las que la avena no puede faltar en tu dieta.
En esta oportunidad queremos enfocarnos específicamente en el desayuno ideal para todas las mujeres embarazadas, que desean cuidar al pequeño ser que se está formando dentro de su vientre.

Aunque las alternativas son diversas y los menús prácticamente infinitos, queremos decirte lo que no puede faltar en esa primera comida diaria.

Se trata de la avena, un cereal capaz de aportar energía y una serie de nutrientes a tu organismo. Sin contar con que es deliciosa y de fácil digestión, así que no hay excusas para no prepararla y consumirla.

De acuerdo a la especialista venezolana en fitness, Sascha Barboza, la avena es un carbohidrato complejo debido a su lenta absorción. Por esta razón es que recomienda su consumo, antes que los carbohídratos simples, ya que estos últimos suelen estimular de manera exagerada la producción de insulina.

La avena es un carbohídrato complejo de lenta absorción

Para Barboza, la avena es uno de los mejores desayunos no solo para las embarazadas, sino para cualquier persona que quiera cuidar su alimentación debido a su aporte nutritivo y vitamínico que nos permitirá cumplir con todas las actividades diarias.

Beneficios de la avena

avena 3

Al tratarse de un grano integral su carga glicémica es baja, así que es perfecta para mantener los niveles de azúcar en el organismo.

Su alto contenido en fibra es perfecto para disminuir el molesto estreñimiento que suelen experimentar las embarazadas. Así que si quieres controlar el funcionamiento de tu aparato digestivo, la avena puede convertirse en tu gran aliada.

Durante la etapa gestacional, las mujeres necesitamos incrementar los niveles de hierro y potasio, elementos que están presentes en la avena y que funcionan para prevenir la anemia y la falta de oxigenación celular que puede afectar a algunas embarazadas.

Otras vitaminas esenciales que están presentes en la avena son: vitamina B1, vitamina E, magnesio, calcio, fósforo, yodo y zinc que permiten el óptimo desarrollo del bebé que viene en camino.

La avena puedes prepararla de diversas maneras y combinarla con lo que quieras

Un dato clave

avena 2

Por supuesto que la avena por sí sola no es suficiente para desayunar de manera balanceada. De hecho, dependiendo del fabricante, la avena puede tener diversos nutrientes.

Por eso es recomendable leer la etiqueta para conocer con detalle qué es lo que estás consumiendo, y así poder complementar con otros alimentos como frutas o legumbres.

Maneras de preparar la avena en el desayuno

Algunas formas de preparar avena para el desayuno pueden ser:

  • Un tazón de avena caliente. Hierve la avena en hojuelas en agua o leche por unos cinco minutos. Puedes agregar especias como una astilla de canela para darle sabor. Y endulzar con cualquier edulcorante bajo en calorías.
  • Refresco de avena bien frío. En el supermercado podrás encontrar diversas marcas de avena instantánea para preparar bebidas. Esta opción es muy sencilla porque sólo debes mezclar la avena en polvo con leche líquida en la licuadora y estará lista para servir con unos cubos de hielo.
  • Panqueques. La harina de avena es la mejor sustituta de otras harinas refinadas, como la de trigo o de maíz. Si quieres hacer panquecas solo debes mezclar cuatro claras de huevo, con media taza de harina de avena y agregar una cucharadita de vainilla para endulzar. Si no tienes en casa este tipo de avena, no te preocupes ya que puedes meter las hojuelas en el procesador y listo.
  • Pan y galletas. En el mercado hay una extensa variedad de galletas y panes integrales hechos con avena y frutos secos, estos ingredientes son muy buenos para ti y tu bebé, así que no dudes en comprarlos para incluirlos en tu desayuno.

Es preciso aclarar que no debes limitar el consumo de avena solo para el desayuno.  Algunos especialistas recomiendan dos o tres porciones diarias de cereales integrales.

Así que puedes tener esto en cuenta para que también la incluyas en tus meriendas y cenas. Otro factor que no debes obviar es que tu alimentación debe ser supervisada por tu médico, ya que él conoce toda tu historia clínica y las condiciones de tu embarazo.

Podría recomendarte lo que requieres para que lleves con bien tu embarazo y puedas recibir en tus brazos a un bebé sano.