Cebolla para la tos en niños: ¿funciona?

La tos derivada de los catarros puede resultar molesta para los niños. Por ello, se propone respirar los vapores de una cebolla para aliviar el síntoma. ¿Pero, funciona?
Cebolla para la tos en niños: ¿funciona?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias el 19 noviembre, 2021.

Última actualización: 19 noviembre, 2021

Es frecuente que los niños contraigan resfriados y catarros durante los primeros días de colegio o guardería. Si bien no se trata de una patología grave, puede generar algunos síntomas molestos. Por lo tanto, hoy te vamos a contar qué dice la ciencia sobre la efectividad del uso de la cebolla como remedio natural para la tos.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que una nutrición adecuada reduce la incidencia de todas estas enfermedades respiratorias. En este sentido, resulta fundamental maximizar el aporte de vitamina C y de zinc en la dieta de los niños. Ambos nutrientes estimulan al sistema inmune y ayudan a combatir el ingreso de microorganismos patógenos.

La relación entre la cebolla y el tratamiento de la tos

alimentos utiles para reforzar sistema inmune prevenir enfermedades

Los vapores de la cebolla irritan los ojos y según la sabiduría popular, también ayudan a mejorar la tos. De este modo, bastaría con dividir una pieza de este vegetal en cuartos y dejarla a un lado de la cama para evitar las molestias del resfriado. ¿Verdad?

Es verdad que se trata de un remedio natural e inocuo, que no genera daños en la salud de los más pequeños. Ahora bien, tampoco existe ningún tipo de evidencia científica que avale su efectividad. Por este motivo, los expertos apuestan a otro tipo de prácticas que sí han demostrado resultados positivos en los ensayos clínicos.

Remedios eficaces para calmar la tos

De acuerdo con un estudio publicado en The Cochrane Database of Systematic Reviews, el consumo de miel antes de dormir podría aliviar significativamente la tos nocturna de los niños.

A pesar de que la evidencia al respecto es limitada, se puede implementar esta medida debido a su buena relación riesgo-recompensa. Eso sí, es preferible que la miel sea de buena calidad, con alto contenido en jalea real.

Otra opción es preparar un jarabe con cebolla y miel para aliviar este síntoma propio del resfriado. Para lograrlo, es necesario realizar los siguientes pasos:

  1. Pelar y trocear una cebolla en cachitos muy pequeños.
  2. Colocarla en un bote y añadirle el zumo de 4 limones y 4 cucharadas de miel.
  3. Cerrar el recipiente y dejar macerar la mezcla durante toda la noche.
  4. Para usar el jarabe, basta con ofrecerle al niño un par de cucharadas.

De todos modos, hay que tener en cuenta que este remedio no es válido para los bebés pequeños, porque pueden desarrollar botulismo infantil. Entonces, es fundamental evitar el consumo de este alimento hasta el primer cumpleaños del niño. A partir de entonces, el sistema inmune se vuelve más competente y el riesgo de padecer esta intoxicación se reduce.

El uso de la farmacología

Es importante destacar que existen ciertos fármacos que funcionan para aliviar la tos de los más pequeños. Pero estos no deben usarse ante cualquier tipo de tos y es necesario contar con la indicación médica correspondiente.

Cuando el uso está correctamente justificado, estos medicamentos pueden mejorar el descanso y contribuir a una pronta recuperación.

La cebolla no parece reducir la tos en los niños

te de cebolla

Como has podido comprobar, no existe evidencia a favor de los vapores de la cebolla como remedios para calmar la tos en los niños. Tampoco se exponen argumentos de peso desde el punto de vista de la fisiología y parece tratarse de una simple creencia popular.

Por este motivo, te recomendamos poner en marcha otro tipo de estrategias naturales para los síntomas propios de un catarro. Si tu niño es mayor de un año, puedes implementar la miel y consultarle a tu médico algunas opciones farmacológicas apropiadas.

Te podría interesar...
Ideas para cenas rápidas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Ideas para cenas rápidas

Te presentamos opciones para preparar cenas rápidas los días que no tengas tiempo de cocinar. Ponlas en práctica.