Campamentos de verano para niños neurodivergentes

Los padres de niños con necesidades especiales ven un problema en el verano, a la hora de pensar dónde dejarlos. Los campamentos para chicos neurodivergentes aparecen como una opción. ¿Los conoces?
Campamentos de verano para niños neurodivergentes
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 16 julio, 2022

Llega el verano y con él, dos meses de vacaciones de los chicos y tan solo unas semanas para los grandes. Entonces, ¿qué podemos hacer con los pequeños el resto del tiempo? ¿Y si tienen necesidades educativas especiales? En estos casos, los campamentos de verano para niños neurodivergentes pueden ser una buena opción. 

Los chicos que tienen TDAH, autismo, problemas de aprendizaje o incluso, altas capacidades, necesitan concurrir a lugares adecuados que protejan sus características especiales. Además, han de contar con el monitoreo de profesionales especializados en este ámbito.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de neurodivergencia?

La neurodivergencia hace referencia a la variabilidad que tienen las personas para relacionarse con el mundo y para procesar la realidad. Dentro de este concepto están incluidos los niños que padecen hiperactividad, problemas de aprendizaje, autismo y las altas capacidades, entre otras condiciones.

Estos niños necesitan actividades que tengan en cuenta sus características y sus formas de percibir el mundo. Por eso, el campamento de verano para niños neurodivergentes es una opción ideal para muchas familias que no saben qué hacer con sus hijos durante el verano. Esto a raíz de sus necesidades especiales y del hecho de que no siempre se adaptan a los campamentos convencionales, porque que las actividades no siempre alcanzables para ellos.

Los menores con condiciones en el neurodesarrollo pueden tener episodios de explosión emocional con mayor frecuencia, por lo que es necesario adaptar las actividades para integrarlos y que no sufran.

Cómo son los campamentos para niños neurodivergentes

En este tipo de campamento se tienen en cuenta las formas de pensar y de sentir de los niños neurodivergentes. Muchos de estos menores pueden sentirse sobrecargados sensorialmente con algunas de las actividades que no están pensadas para ellos en las colonias de verano habituales.

Por ejemplo, un niño con hipersensibilidad táctil o auditiva, a la hora de comer determinadas texturas o luego de mojarse la camiseta en un combate de agua, se pondrá muy tenso a causa de dicha sensación. Es posible que la incomodidad se manifieste a través de enojos, agresiones o de rabietas, pues para ellos es un desafío poder canalizar el estrés de otra forma.

En el caso de los campamentos para niños neurodivergentes, los juegos y las actividades están adaptadas para todos y buscan integrar a los menores entre sí.

¿Cómo se realizan estas adaptaciones en los campamentos para niños neurodivergentes?

Para que todos los niños puedan disfrutar de las actividades de verano, es importante adaptarlas y esto no es tan complicado. Algunas claves a tener en cuenta son las siguientes:

  1. Hacerse las siguientes preguntas: ¿cómo se pueden hacer las actividades de manera que no sean molestas para los niños neurodivergentes?, ¿es este el lugar adecuado para llevar a cabo el ejercicio? En muchas ocasiones, con solo cambiar el escenario es suficiente para que estos menores se sientan cómodos.
  2. Fomentar sus intereses más intensos. estos niños tienen grandes pasiones, de forma que si favorecemos un entorno donde puedan ponerlas en práctica, seguramente contagiarán a sus compañeros.
  3. Respetar su sensibilidad y protegerla, Para ello, es necesario saber cuál es el perfil sensorial de estos pequeños (si les molesta el sonido fuerte, la luz, mancharse o si necesitan contacto o movimiento). Además, se les debe explicar a los menores por qué se realiza esa actividad, cómo se hará y qué esperamos con ella.
  4. Aceptar que no todos los niños se sienten cómodos con las mismas actividades. Es clave remarcar que no conseguiremos nada bueno obligándoles a participar de algo que no les interesa.
  5. Contar con monitores formados. Los profesionales a cargo deben respetar a la diversidad de niños y saber tratar con ellos.
Los chicos con características especiales ¡son muy apasionados! Fomentar sus intereses será de gran ayuda.

Niños neurodivergentes y su inclusión en la sociedad

Cada vez hay más niños con alguna neurodivergencia, lo cual no quiere decir que haya mayor cantidad, sino que cada vez es más fácil acceder a los diagnósticos. Poco a poco, se empiezan a tener en cuenta en muchos centros comerciales, supermercados o ferias, las características de estos chicos. Por ejemplo, cuentan con una hora en la que la luz es más tenue, hay menos ruido e incluso, no se pone música para que puedan pasear sin sentirse abrumados con tanto estímulo. Todavía queda mucho camino por recorrer, pero cada vez estamos más cerca de conseguir una verdadera inclusión social.

Sobre los campamentos de verano para niños neurodivergentes podemos decir

Es un hecho que, llegado el verano, muchos padres tienen dificultades para conciliar trabajo y familia. Más aún si tienen hijos neurodivergentes, por las características que presentan y el hecho de que en muchos sitios no se les tenga en cuenta.

Los campamentos son una opción, pero siempre que cuenten con una atención especial y con actividades adaptadas para los menores que lo necesitan. Cada vez estamos más cerca de conseguir que todos acepten que en el mundo hay una gran diversidad de personas y que todas ellas son igual de válidas.

Te podría interesar...
5 consejos para elegir el mejor campamento de verano
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 consejos para elegir el mejor campamento de verano

Siempre tenemos dudas sobre los criterios a tomar en cuenta para elegir el mejor campamento de verano. Se acercan las vacaciones y con ellas la bús...