¿Cómo calcular la fecha de concepción?

Amanda · 27 junio, 2017

Generalmente es complicado decir con exactitud cuál es la fecha de concepción. Sin embargo, saber esta información es muy valioso. Se conoce como edad gestacional al período que abarca todo el proceso de concepción. Es decir, el proceso inicia con el primer día de tu última menstruación.

Los especialistas consideran que la fecha de concepción casi nadie la sabe. Para saber aproximadamente la edad del bebé se toma en cuenta un día que no es exacto. Como medida más precisa, se utiliza la menstruación porque allí comienza todo.

Después de la regla, volverá a producirse la ovulación tarde o temprano. Existe un promedio natural para calcular la fecha de ovulación, que debería suceder en los primeros 15 días después del período menstrual. Sin embargo, incluso un ciclo regular puede variar en una escala poco precisa. La ovulación puede suceder el día 9, 11, 14 o 16; no se sabe exactamente cuándo sucederá.

Normalmente los especialistas sugieren que tomemos en cuenta unos seis días alrededor de la fecha de ovulación. Si la madre conoce bien su ciclo, es más fácil acercarse a la fecha. Pese a esto cabe destacar un margen de error considerable. Otros mecanismos para calcular la fecha de concepción los describiremos a continuación.

Cálculo de la fecha de concepción

Como hemos dicho, el principal indicio para calcular la fecha de concepción, es la propia fecha del último período de la madre. Este cálculo permite conocer la edad gestacional aun cuando se desconozca cuál fue el día preciso en que se produjo la concepción.

Una mujer regular puede proporcionar datos concretos, pese a esto, en ocasiones se puede fallar. Para obtener esta fecha también se pueden utilizar otros mecanismos como los siguientes.

fecha de concepción 2

El Ultrasonido

Con apenas cinco semanas después de la última regla de la madre, ya el embrión se puede medir. Para realizar dicha medición, en el ultrasonido se puede divisar la fracción indicada. Todos los bebés miden lo mismo en las primeras semanas, sin importar cuál será su peso y medidas finales. Por lo tanto, es muy precisa la medida y la edad, en especial cuando se realiza dentro de las primeras 18 semanas.

Esta prueba es la más indicada cuando se trata de una mujer cuyo ciclo menstrual es irregular. También permite aclarar dudas en caso de que la madre esté confundida debido a la presencia de sangrado. Algunas mujeres confunden el sangrado de implantación con la menstruación, por lo que piensan que no están embarazadas, en todo caso, el ultrasonido no se equivoca.

Se estima una fecha típica

Considerando un embarazo normal en una mujer regular, la fecha de concepción más común se haya entre los primeros 11 y 21 desde el último período menstrual. Sabemos que la fecha exacta de la ovulación es difícil de determinar, por lo tanto todo queda en una estimación.

Crecimiento del bebé

El crecimiento del bebé puede ser un mecanismo de doble filo para conocer la edad del bebé. Aunque las medidas del bebé suelen ser similares según la edad gestacional, puede ocurrir un crecimiento inusual. Quizá el bebé sea más pequeño o más grande que el promedio.

Tener un bebe es como enamorarse de nuevo, tanto con tu marido como con tu hijo.

-Anónimo-

En ocasiones el tamaño del útero por altura no corresponde con la fecha de la última menstruación. Sin embargo, la evolución del embarazo es un gran indicio para conocer la fecha de concepción e incluso estimar la de parto.

fecha de concepción 3

Fecha de concepción exacta

En la mayoría de los casos se desconoce la fecha de concepción precisa, debido a las circunstancias antes mencionadas. Sin embargo, es posible saber la edad gestacional exacta. Cuando una mujer se somete a procedimientos de fertilización artificial, el momento de la concepción se determina incluso antes.

Aunque casos especiales permiten conocer detalles más precisos de este proceso, naturalmente todavía existe un misterio en torno a esto. Es casi imposible saber cuándo se ha producido la concepción de manera natural. Pese al desarrollo de técnicas especiales, test de ovulación y otros, todavía estamos lejos de conocer el momento mágico en que tiene lugar la concepción.