8 beneficios de viajar para los niños

Viajar, aprender y explorar pueden ser sinónimos cuando de beneficios para los niños se trata.
8 beneficios de viajar para los niños
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz.

Última actualización: 03 diciembre, 2022

Está comprobado que, para la mayoría de las personas, los viajes tienen efectos positivos. Pero, ¿qué pasa en el caso de los menores? Pues, es lo mismo y más aún. Te invitamos a que descubras cómo activas la mente y las emociones de los niños, entre otros beneficios, al viajar en familia. ¡Te vas a sorprender!

Viajes en familia, experiencias con muchos beneficios para los niños

Cuando conjugas dos pasiones como la familia y los viajes, pones en marcha una serie de mejoras a nivel psicológico, emocional y de salud física para ti y para los niños. No es necesario ir lejos, lo que vale es cambiar de ambiente y de paisaje, aunque sea por un solo día. Así, verás como comienzas a notar los beneficios para los pequeños.

1. Aprenden cosas nuevas y diferentes

En un viaje, los niños aprenden sobre diferentes culturas, idiomas, comidas y formas de vida. Esto les hará ver que existen otras realidades, les enseñará a valorar lo que poseen, podrán hacer comparaciones y desarrollar su pensamiento crítico y reflexivo.

Planificar, compartir y disfrutar de viajar en familia genera aprendizajes y momentos inolvidables que, tarde o temprano, van a tener influencia en la vida de los pequeños.

2. Adquieren habilidades sociales

Al llegar a nuevos lugares, conocer a otras personas o en las estadías de los destinos turísticos, la familia tiene que relacionarse y comunicarse. Esto hace que los niños adquieran naturalmente habilidades sociales y aprendan a desenvolverse en ámbitos desconocidos.

3. Respetan de manera consciente a las personas y el entorno

Los viajes en familia implican moverse hacia sitios donde viven otras personas que pueden ser diferentes a las que los niños ven todos los días. Uno de los grandes beneficios es aprender a respetar las diversidades, las distintas formas de vida y el lugar que habitan. También, a respetar sus costumbres y a cuidar sus espacios.

“Viajar te hace modesto. Te hace ver el pequeño lugar que ocupas en el mundo”.

– Gustave Flaubert –

4. Aumenta su capacidad de adaptación

Viajar implica salir de la zona de confort. Esto ayuda a que los niños le pierdan el miedo a lo desconocido para tratar de comprender de qué se trata y adaptarse con flexibilidad, paciencia y tolerancia.

5. Disfrutan de todo momento

Al alejarse del trajín diario, los niños aprenden a disfrutar del viaje en todos sus momentos. Hay tiempo para el ocio, para contemplar un atardecer, para dormir una siesta bajo el sol o recorrer por horas un sendero en el bosque.

6. Se alejan un poco de las pantallas

La tecnología es una gran facilitadora de la vida diaria. Sin embargo, en ella existen mundos de fantasía que a los niños les fascinan, que los alejan un poco de la realidad y que fomentan el sedentarismo.

Al viajar en familia se realizan juegos y actividades al aire libre que mejoran la salud física y mental de los niños. Además, los mantiene alejados de las pantallas tan utilizadas a diario en el hogar.

7. Mejora la dinámica familiar

El compartir tiempo de calidad en familia, conversar sobre lo que vemos en el viaje y hacer actividades juntos genera una dinámica diferente a la de la rutina diaria. Esta es más rica en interacciones y mucho más divertida. Seguramente, las charlas van a fluir y se van a generar vivencias y anécdotas inolvidables.

8. Aumenta la capacidad de resolución de problemas

Durante los viajes en familia es común que surjan imprevistos que tengamos que solucionar sobre la marcha. Debes saber que los niños aprenden de esto y que rápidamente son capaces de ayudar a resolver estos inconvenientes. Esta es una habilidad que adquieren y que los acompañará de por vida.

Beneficios de viajar para los niños, desde hoy y para siempre

Los niños son como esponjas que absorben todo lo que ven y escuchan, pero no por ello son una máquina de repetir. Con esa información que adquieren, moldean su personalidad y su carácter, convirtiéndose en individuos con capacidad de pensar y discernir.
Los viajes en familia colocan ante los ojos de los pequeños un abanico de hechos, lugares, palabras, personas y entornos nuevos de los cuales aprenden muchas cosas.

Lo mejor es que estos aprendizajes se traducen en beneficios que duran para toda la vida y que les servirán para aplicar en otros aspectos como el laboral, el escolar y la vida social. Sin dudas, ¡los viajes son una inversión que favorecen el futuro de tus chicos!

Te podría interesar...
¡Vacaciones en familia! Un descanso merecido
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¡Vacaciones en familia! Un descanso merecido

Tener una actitud positiva y discutir los intereses en familia son algunos de los mejores consejos para pasar unas buenas vacaciones en familia.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.