Anima a tus hijos a salir de su zona de confort

Lo conocido proporciona seguridad, pero el cambio y la novedad abren a los niños un mundo de posibilidades. Anímalos a conocerlas.

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 15 Enero, 2021.

Última actualización: 15 Enero, 2021

Hace años los estilos de vida de la población eran más homogéneos y predecibles. Lo común era mantenerse en un mismo empleo, una misma ciudad y un mismo círculo social prácticamente durante toda la vida. Sin embargo, el mundo actual es variable e incierto y, para tener éxito en él, los jóvenes han de ser capaces de adaptarse al cambio. Por ello, es conveniente animar a tus hijos a salir de su zona de confort desde que son pequeños.

Podría parecer que este tipo de habilidades no son necesarias a una edad tan temprana. No obstante, es durante la infancia cuando se sientan las bases de la personalidad futura y todas las experiencias vividas en estos años pueden contribuir a que un niño sea más abierto y seguro de sí mismo en el futuro. Así, te presentamos algunas claves que puedes poner en práctica desde este momento.

¿Cómo animar a tus hijos a salir de su zona de confort?

Potencia su autoestima y autonomía

La zona de confort incluye todas las personas, hábitos y situaciones que nos resultan familiares. No necesariamente son las mejores opciones ni las que nos hacen más felices, pero sí son las que conocemos y, por tanto, las que nos evitan tener que aventurarnos al riesgo de lo desconocido.

Para que un niño se atreva a abandonar su zona de confort, debe confiar en sí mismo y en su capacidad de salir adelante. Esta es, realmente, la mayor diferencia entre quienes son más osados y quienes tienden a permanecer en la seguridad de lo conocido. No es que los primeros posean mayores habilidades, pero sí cuentan con una mayor autoconfianza.

Por lo mismo, evita sobreproteger a tus hijos y potencia su autonomía desde que son pequeños. Anímales a intentar por sí mismos todas las actividades cotidianas para las que están preparados. Lograr comer solos, terminar un puzzle o ayudar a preparar el café son tareas sencillas que irán forjando día a día en ellos la idea de que son capaces de lograr nuevas metas.

Mantén una actitud positiva hacia el cambio

Por otro lado, es imprescindible mantener una actitud positiva hacia el cambio y transmitírsela a los niños. Es importante que no perciban lo nuevo como un sacrificio, como algo temible y peligroso, sino como una aventura y una oportunidad. Salir de su zona de confort les permitirá conocer nuevos amigos, descubrir actividades divertidas y tener experiencias interesantes.

Además, es necesario revisar también si existe un alto grado de perfeccionismo, tanto en los padres como en los hijos. Para abrirse a nuevas experiencias es necesario considerar el error como algo natural y que ayuda a aprender.

Un excesivo miedo al ridículo o al fracaso puede mantener a los niños estancados, y lo mismo ocurre si perciben expectativas demasiado rígidas o elevadas por parte de sus padres. Anímales a intentarlo, caer y levantarse sin miedo.

Hazlo natural

No es necesario hacer nada extraordinario para ayudar a los niños a abandonar su zona de confort, basta con introducir pequeños retos y variaciones en su día a día y animarles a aceptar diferentes propuestas y planes que surjan. Probar distintos deportes y clases extraescolares, dibujar con la mano izquierda o animarse a hablar con compañeros a los que no conoce mucho son algunas alternativas sencillas.

Además, no olvides predicar con el ejemplo. No podemos pedirles a nuestros hijos que se arriesguen, que se atrevan si nosotros no lo hacemos. Ábrete al cambio con confianza y estarás siendo un modelo positivo para los pequeños.

Las mejores experiencias les esperan al salir de su zona de confort

Un niño que crece confiando en sí mismo y viendo las nuevas oportunidades como aventuras estará mucho mejor preparado para adaptarse al mundo actual. A lo largo de su vida tendrá que enfrentar nuevos entornos, diversos proyectos y empleos y relacionarse con multitud de personas diferentes. Por ello, es preferible ayudarle a desarrollar los recursos personales para hacerlo.

Para poder afrontar cualquier cambio y sacar provecho del mismo, lo único que un menor necesita es seguridad en sí mismo. Saberse capaz de manejarse en situaciones nuevas y de aceptar los errores que pueda cometer. Y la infancia es el momento ideal para entrenar esta confianza de la mano de sus padres.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Motivar a tu hijo a asumir riesgos previene la ansiedad

Enseña a tu hijo a asumir riesgos y que sea capaz de superarlos, pues estará creando una mayor autoestima en sí mismo y mayor confianza.




Graduada en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid en el año 2015, con itinerario en psicología clínica. Máster en Psicología Clínica y de la Saludy Máster en Psicoterapia Cognitivo-Conductual por el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP). Ha realizado formación complementaria en Terapia Familiar y en Abordaje de las Adicciones en la mujer (Fundación Instituto Spiral - Madrid). Con gran vocación y pasión por su profesión, trabaja como psicóloga autónoma desde el año 2018 en Valladolid y continúa formándose para poder acercar a las personas los conocimientos y recursos que la psicología proporciona para lograr una mayor calidad de vida. Número de colegiada: P-02328.