Paintball para niños: características y beneficios

Naí Botello · 14 enero, 2019
El paintball es considerado uno de los deportes al aire libre más seguros de practicar y que coadyuva en el desarrollo de la lógica de los pequeños a través del uso de estrategias. 

El paintball para niños o Splatmaster, surge debido a la increíble popularidad de National Survival Game, el deporte táctico creado en Estados Unidos. Esta versión infantil sigue las mismas reglas utilizadas por el paintball de adultos, pero se adapta a las necesidades de seguridad de los niños mayores de ocho años.

Básicamente, se considera esta actividad como un ejercicio de estrategia y, a la vez, un juego de caza. Fue creado con fines recreativos en 1976 y reconocido luego como deporte en 1983.

Características del paintball infantil

El paintball infantil es conocido también como Splatmaster. Surge como una opción para los niños mayores de ocho años que deseaban practicar juegos de caza, guerra y estrategia que jugaban sus padres. De hecho, ya les eran familiares por las múltiples versiones para videojuegos.

El obstáculo para que los niños pudieran practicar este deporte, radicaba en que los disparos producían en los adultos algunos moretones y sensación de dolor al impactar en el cuerpo. Todo ello hacía impensable que un niño participara de esta actividad, así contara con accesorios con que preteger su cuerpo.

 

Niña jugando al paintball

Fue necesario, entonces, rediseñar las herramientas de juego para reducir al máximo las posibles lesiones por impacto y hacer viable, así, la participación de los menores. Los ajustes introducidos para hacer del paintball un juego para niños son:

1. Pistolas o marcadoras de juego con muelle

La pistola o marcadora de aire comprimido o CO2 fue sustituida por versiones que funcionan con muelle, a base de piezas elásticas de metal. Con este mecanismo, se logró que las bolas de pintura pudieran ser despedidas a una velocidad mucho menor. De esta forma, es casi imperceptible el disparo al impactar en el cuerpo.

Otra de las diferencias de las marcadoras para adultos con respecto a la de los niños, es su peso. Las diseñadas para que los niños jueguen pesan muy pocos gramos. Gracias a ello, no sienten molestias en sus brazos por el peso del arma, lo que les otorga mayor ligereza a la hora de moverse.

A diferencia de las pistolas de adultos cuyo alcance es de 80 metros, las del paintball para niños solo alcanzan los 30 metros.

 

2. Bolas de pintura más blandas

La segunda modificación introducida fue el utilizar bolas de pintura más pequeñas y más blanda. Así, al ser impulsada la bola por un mecanismo de muelle, sumada a su suavidad, impediría que los pequeños pudieran verse lastimados.

El paintball para niños puede practicarse desde los 14 años de edad.
Joven disparando bolas de pinturas mientras juega al paintball

Beneficios del paintball para niños

El paintball infantil es un deporte o actividad física que permite que el niño disfrute de un rato ameno, generalmente al aire libre, con amigos o incluso en compañía de sus padres. Practicar este deporte permite que el niño pueda interactuar, correr, diseñar estrategias y liberar energías. Justo lo contrario de lo que sucede con los videojuegos de naturaleza similar, en casa.

El paintball se desarrolla a partir de la conformación de dos equipos cuyos jugadores deben utilizar sus pistolas con bolas de pintura. Gana el equipo que logre eliminar el mayor número de contrincantes. La emoción de la caza, la aventura, el poder correr, esconderse e ir tras un objetivo, resulta irresistible para los niños.

Entre los beneficios más puntuales referentes a este deporte, tenemos:

  • Que padres e hijos puedan jugar juntos.
  • El aprendizaje de herramientas de comunicación y cooperación para lograr metas comunes.
  • Fomenta el desarrollo de sentimientos de compañerismo.
  • Les ofrece la oportunidad de alejarse de los videojuegos y experimentar de manera real las sensaciones de los juegos de estrategia y caza.
  • Permite ejercitar brazos, hombros, abdomen y piernas.
  • Ayuda a desestresar al niño inquieto y permite que este libere energía.
  • El paintball para niños permite la integración de ambos sexos en una misma partida
  • Ayuda a que el niño desarrolle su capacidad de liderazgo.
  • Mejora la respuesta cardiovascular.

Como recomendación final, debes saber que este deporte siempre se debe practicar con protección para el cuerpo y rostro. Se deben seguir con extremo cuidado las normas de seguridad. Entre ellas, la edad permitida para que el niños practique esta actividad, la cual varía según la legislación de cada país.