¿Por qué mi bebé no quiere chupete?

Hay bebés que no quieren el chupete, pero esto no es algo que deba preocupar a los padres. Al final, este accesorio no es imprescindible. De todos modos, si quieres algunos consejos para que lo acepte, te lo contamos.
¿Por qué mi bebé no quiere chupete?
Mara Amor López

Escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López.

Última actualización: 23 octubre, 2022

Los bebés llegan al mundo con una capacidad innata para la succión. Desde que están en la barriga de mamá, lo hacen con su propio dedito. Este es el llamado reflejo de succión y tiene una función indispensable: la alimentación del bebé. A veces, esa necesidad hace que sea muy complicado consolarlo cuando no se le da el pecho o no es la hora de comer, por lo que recurrimos al chupete. Pero, ¿y si el bebé no lo quiere?

Los bebés tienen dos tipos de succión: la nutritiva, que es la que utilizan para alimentarse a través del pecho o biberón; y la no nutritiva, que la usan para calmarse y buscar seguridad, tranquilidad y contacto. No podemos decir que una sea más importante que la otra para el pequeño. Este necesita de ambas para su correcto desarrollo físico y emocional, por lo que debemos satisfacerlas. Puede que en esos momentos de necesidad de succión no nutritiva, hayas probado a introducir el chupete y lo rechace, ¿entonces qué se debe hacer al respecto?

¿Por qué el bebé no quiere chupete?

Muchas mamás utilizan el chupete para ayudar a sus bebés a consolarse cuando están separados de ellas. También, es útil para que se duerman en su cuna, para calmarlos si no es por hambre o para descansar el pecho si están con lactancia. Sin embargo, aunque hay muchos niños que se calman con el chupete, hay otros que lo rechazan desde que nacen.

Es bueno saber que si el bebé no quiere el chupete, no debemos alarmarnos. Esta situación pasa con frecuencia y no se debe a ningún problema. Como todo, es cuestión de gustos y de la forma de ser del niño. Por ejemplo, puede que solo quiera el pecho. Al fin y al cabo, está en su naturaleza buscar el alimento y calor de su mamá.

Usar chupete ayuda a los bebés a calmarse ante distintas situaciones y a conciliar el sueño, al tiempo que le da un respiro a la madre. Sin embargo, también puede interferir en la lactancia y afectar a la salud bucal.

Ventajas e inconvenientes del uso del chupete

Seguro que en alguna ocasión te has preguntado si el uso del chupete es bueno o no. Desde antes de nacer, nos dicen que no hay que dárselo hasta que cumpla su primer mes, sobre todo si está con lactancia exclusiva, ya que interfiere en la misma. El chupete tiene ventajas y también inconvenientes, pero no podemos decir que sea malo o bueno. Lo mejor es respetar los gustos de cada niño. Y, en caso de que lo rechace, no debemos forzarlo para que lo coja.

Beneficios del uso del chupete

  • Permite espaciar las tomas para dar un respiro a la mamá.
  • Si están agitados, sobre todo ante cuestiones médicas, o cuando van en el coche y no podemos cogerlo, recurrir al chupete puede calmarlos.
  • Les ayuda a conciliar el sueño.
  • Si viajan en avión, el chupete disminuye las molestias que se producen en los oídos.
  • Ya que la succión les aporta una sensación placentera, succionar el chupete también.

Problemas con del uso del chupete

  • Su uso puede interferir en la lactancia, sobre todo al principio, cuando todavía no está bien establecida.
  • Puede aumentar el riesgo de padecer otitis media, sobre todo si se hace un uso prolongado.
  • El uso del chupete que se prolonga en el tiempo puede ocasionar deformaciones en la boca y problemas en los dientes.

¿Qué puedo hacer si mi bebé no quiere chupete?

Para que el bebé acepte usar el chupete se debe tener paciencia, no forzarlo y buscar el modelo indicado. Aun así, es posible que lo rechace, aunque esto no implica ningún inconveniente.

Puede ser que tu bebé no quiera el chupete y lo rechace, e incluso le den arcadas cuando se lo pongas. Si esto pasa, lo más recomendable es no forzarlo. En caso de que lo rechace desde un principio y quieras que llegue a aceptarlo, puedes seguir estos consejos que te damos a continuación:

  • Ten paciencia: los bebés aprenden a base de rutinas. No puedes pretender que tome el chupete en dos días.
  • Espera a ofrecérselo pasado un mes de vida: de esta manera, evitaremos que interfiera en la lactancia.
  • No bañar el chupete en miel o azúcar para ofrecérselo: Estos productos no son adecuados para los bebés de menos de un año.
  • Puedes probar distintos tipos de chupete: en la actualidad, hay mucha variedad y puede ser que acepte alguno por el tipo de tetina o material.
  • Comprueba que el chupete esté en buen estado: es importante lavar el chupete con frecuencia, observar si tiene alguna rotura y cambiarlo con regularidad.
  • Se lo podemos ofrecer en las siestas y por la noche: de este modo, solo lo asociará y lo utilizará para dormir y no como un hábito.
  • No forzar nada: lo mejor es que lo haga a su ritmo. Si no quiere el chupete en un momento determinado, es mejor esperar y ofrecérselo en otra ocasión.
  • Utilizarlo con moderación: no hay que dejarle el chupete todo el día, ya que ellos necesitan experimentar, balbucear, reírse o llevarse cosas a la boca para explorar.
  • No insistir: si pasado un tiempo el bebé sigue sin querer el chupete, no insistas más. La recomendación es no forzarlo a que lo acepte.
  • A partir del año, limitar su utilización: no debemos alargar su uso más allá de los dos años, ya que puede provocar problemas en los dientes.

Con respecto a por qué mi bebé no quiere el chupete

Ya hemos visto que aunque el chupete es una ayuda, sobre todo en los primeros meses, no es un objeto que sea totalmente imprescindible. Por este motivo, si tu hijo lo rechaza, no tienes que preocuparte ni forzarlo. Al final, debemos tener claro que en ningún momento este accesorio tiene que sustituir el contacto físico con la mamá. Además, es importante hacer un uso responsable y que sea utilizado siempre con moderación.

Te podría interesar...
5 claves para quitar el chupete sin causar traumas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
5 claves para quitar el chupete sin causar traumas

A continuación te ofrecemos una serie de claves útiles para quitar el chupete a tu hijo sin que en ningún momento sea traumático para el niño



  • Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (2011). Uso del chupete y lactancia materna.
  • De la Torre, M. L., Alonso, C. P., Aguilar, M. H., Maldonado, J. A., Ansótegui, J. A., Segura, S. A., ... & Escós, M. R. (2011, April). Uso del chupete y lactancia materna. In Anales de Pediatría (Vol. 74, No. 4, pp. 271-e1). Elsevier Doyma. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1695403310004777
  • Mena Tudela, D., & Sánchez Reolid, J. (2019). Uso del chupete y efectos sobre la salud: una revisión de la literatura.
  • Orrego, J. P. C., & Mancilla, C. A. B. (2009). ¿ Se afecta la lactancia materna por la recomendación del uso del chupete?. Evidencias en pediatría, 5(4), 10. https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3249121

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.