Alergia al sudor en niños

Muchos niños sufren alergia al sudor debido a varios factores. En el siguiente artículo te vamos a contar todo lo que debes saber al respecto.
Alergia al sudor en niños
Nelton Ramos

Revisado y aprobado por el médico Nelton Ramos.

Escrito por Óscar Dorado

Última actualización: 28 agosto, 2022

La sudoración es la respuesta del cuerpo al aumento de la temperatura, ya que el sudor que se evapora de la piel enfría el cuerpo. Sin embargo, pueden presentarse casos de “alergia al sudor” en niños. Las causas comunes de sudoración que pueden empeorar estos síntomas son el deporte, las altas temperaturas y el estrés emocional.

Es importante mencionar que no existe una alergia como tal, ya que el sudor no es un alérgeno. Lo que sí ocurre es una reacción inflamatoria que es favorecida por varios factores. Pueden formarse granos o manchas rojas de extensión variable. En todo caso, si esto sucede en tu pequeño, es necesario que vayas al pediatra para analizar la causa y te indique cuál es el medicamento que necesita.

La piel sensible de los bebés y niños y el aumento de la temperatura corporal es lo que produce la consecuente alergia que muchos niños padecen. Si bien es cierto que las erupciones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, son más comunes en el tórax y las extremidades.

La aparición de manchas suele provocar picazón e incomodidad en los pequeños. Del mismo modo, estos síntomas pueden ir acompañados de dolor de cabeza o palpitaciones.

Tipos de alergia al sudor en niños

Problemas como la dermatitis, la urticaria o la dishidrosis están asociados a la alergia al sudor en niños, sobre la que podemos distinguir estos tres tipos como los más comunes.

1. Dermatitis atópica

La dermatitis atópica se caracteriza por el enrojecimiento en la cara. Aparece en la frente y las mejillas, además de la cabeza, las muñecas, los codos, las rodillas, los tobillos y el cuello.

Según una publicación de la Asociación Española de Pediatría, esta condición es de las más frecuentes que afectan la piel en la infancia. Se presenta de forma crónica con aparición de brotes regulares, y el tratamiento está orientado a aliviar los síntomas y no es curativo como tal.

De manera general, la aparición de la dermatitis atópica es promovida por el contacto con irritantes como el jabón y el detergente, pero también el calor y el sudor. Por ese motivo, es recomendable que enjuagues y seques la piel del niño con suavidad. Esto evitará que el sudor u otros productos irritantes entren en contacto con la piel.

2. Urticaria

Este segundo tipo de alergia al sudor se manifiesta en la piel con manchas rojas y, a veces, picazón. La inflamación afecta principalmente los brazos, las piernas y el pecho, pero puede aparecer en cualquier parte del cuerpo del bebé o niño.

Según un trabajo de investigación, esta se divide en aguda y crónica. En cualquier caso puede complicarse con un angioedema, una condición potencialmente grave que provoca hinchazón y dolor.

La urticaria puede desaparecer por sí sola en unas pocas horas o días. Sin embargo, esta afección es muy molesta. Por ello, consulta al médico de tu hijo para que pueda recetarle un medicamento para reducir la hinchazón y la picazón.



3. Dishidrosis

La sudoración y la humedad son factores que causan este trastorno dermatológico, a veces doloroso en los bebés. Esta condición se conoce como un trastorno de la piel cercano al eccema, que suele afectar a las manos y los pies.

Esta afección cutánea aguda o crónica se caracteriza por la formación de lesiones ampollosas. El tratamiento suele ser local y se basa en la aplicación diaria de un antiséptico y un ungüento antinflamatorio para aliviar el dolor.

Si bien es cierto que las erupciones pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, son más comunes en el tórax y las extremidades.

¿Qué puedes hacer para prevenir la alergia al sudor en niños?

En la mayoría de los casos, la reacción al sudor en niños desaparece en unos pocos días. Para ayudar a aliviar los síntomas, debes tener en cuenta que la crema hidratante es ideal, ya que alivia la sensación de picazón y limita las erupciones.

En todo caso, es mejor prevenir que curar. Por ello, hemos preparado una lista con algunas simples indicaciones que te permitirán saber cómo debes tratar la alergia al sudor en niños. ¡Toma nota!

  • Cuidado con los productos químicos, ya que los síntomas incrementan con su uso.
  • Cuando el niño vaya a la ducha, debe bañarse con agua templada o fría para disminuir la posibilidad de tener erupciones posteriores.
  • Opta por la ropa de algodón en lugar de telas sintéticas, ya que ayudan a transpirar mejor.
  • Elige ropa transpirable a la hora de hacer deporte, para evitar una sudoración excesiva.
  • Debes evitar las esponjas, para que no se lastime.
La alergia al sudor en niños se potencia con el uso de ciertos productos químicos.
  • Corta las uñas del pequeño para evitar que se provoque heridas en las zonas afectadas.
  • Las cremas antinflamatorias pueden ser una perfecta solución para reducir la hinchazón.
  • No abrigues excesivamente al pequeño y cuidado con los cambios de temperatura al pasar de un sitio a otro.
  • Mantén la piel del niño limpia e hidratada.


Consulta a tu médico

Antes de acabar, debes saber que esta alergia en niños es algo común y se debe a la reacción de su piel sensible ante la sudoración. En todo caso, no debes preocuparte en exceso, ya que suele mejorar tomando las precauciones adecuadas. Además, a medida que el niño se hace mayor, este tipo de problemas desaparecen por completo.

En todo caso, como madre, lo importante es que tengas claro cómo actuar. Acudir al dermatólogo es lo esencial, con el objetivo de identificar la causa y definir cuál es el medicamento que necesita.

Te podría interesar...
Alergia al sol en niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Alergia al sol en niños

La piel de los niños es mucho más sensible que la de los mayores. Por eso, cuando llega el verano, es importante proteger cualquier alergia al sol ...



  • Álvaro Lozano M. Urticaria y angioedema. Protoc diagn ter pediatr. 2019;2:149-60.
  • Boguniewicz, M., Covar, R. A., & Fleischer, D. M. (2010). Trastornos alérgicos. In W. W. Hay, M. J. Levin, J. M. Sondheimer, & R. R. Deterding (Eds.), Diagnóstico y tratamiento pediátricos, 19e. McGraw-Hill Education. https://doi.org/10.1016/j.biocon.2004.03.011.
  • Escarrer Jaume M, Guerra Pérez MT. Dermatitis atópica. Protoc diagn ter pediatr. 2019;2:161-75.
  • Young, S. H. (2005). Alergias. Ediciones Granica SA.

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.