5 razones por las que tu hijo necesita disciplina

Okairy · 27 septiembre, 2016

Disciplinar a los niños es muy importante para su salud física y mental. Hay muchas maneras de hacerlo y tú puedes elegir entre una variedad de estrategias para ayudar a sus hijos a aprender y crecer.

Asegúrate de que tus hijos desarrollen las habilidades para la vida necesarias para convertirse en un adulto sano. Por desgracia, sin ellas, los niños no adquieren las habilidades que necesitan más adelante en la vida. Es importante ser un padre para tu hijo, en lugar de su amigo.

1. La disciplina ayuda a los niños a manejar la ansiedad

Lo creas o no, los niños no quieren estar a cargo. A menudo ponen a prueba los límites solo para asegurarse de que sus cuidadores serán capaces de mantenerlos a salvo. Cuando los adultos ofrecen las consecuencias positivas y negativas apropiadas ayudan a los niños a crecer y aprender.

Los niños que tienen padres permisivos suelen sentir ansiedad ya que están manejando sus propias decisiones. Tus hijos saben que no son capaces de tomar buenas decisiones y quieren aprender de los adultos.

La falta de orientación y ayuda tiende a provocar una gran cantidad de ansiedad.

2. Enseña cómo tomar buenas decisiones

La disciplina enseña a los niños a tomar buenas decisiones. Provee a tus hijos la oportunidad de reflexionar sobre sus comportamientos y reconocer soluciones alternativas a los problemas.senalar

Los niños necesitan aprender habilidades de resolución de problemas para que puedan reconocer las posibles consecuencias de sus acciones.

Es importante distinguir la diferencia entre las consecuencias y castigos. Cuando los niños son disciplinados con las consecuencias apropiadas, aprenden de sus errores. Sin embargo, los castigos tienden a dejar la idea de que sus padres son malos.

3. Enseña a los niños a manejar las emociones

La disciplina ayuda a los niños a aprender cómo manejar sus emociones de manera positiva. El objetivo para él es ser capaz de tomar un tiempo fuera por su cuenta cuando se siente muy molesto.

Otras estrategias como el elogio también pueden enseñar a los niños a lidiar con los sentimientos. Mantén el buen trabajo y ayúdalo a tolerar su frustración y seguir intentando sin renunciar.

Ignorar es una gran manera de enseñar a los niños cómo manejar su frustración. Cuando los padres ignoran las rabietas, los niños aprenden que esto no es una buena manera de conseguir lo que quieren.

Haciendo caso omiso de otros comportamientos negativos, como los berrinches, también se demuestra que estos comportamientos de búsqueda de atención no funcionan. Esto los obliga a encontrar otras maneras de satisfacer sus necesidades cuando estén molestos.

4. Mantiene a los niños seguros

El objetivo final de la disciplina debe ser mantener a los niños seguros. Esto incluye evitar los principales problemas de seguridad como mirar a ambos lados antes de cruzar la carretera.

No debe haber consecuencias para los niños cuando no se toman las precauciones de seguridad apropiadas. También debes  abordar otros riesgos para la salud, como la prevención de la obesidad.

Si dejas que los niños coman lo que quieren todo el tiempo, esto generará algunos riesgos graves para la salud.

5. Mantiene un enfoque de autoridad

Cuando los padres utilizan un enfoque de disciplina y le dicen a los niños las razones subyacentes de las reglas, ayudar a los niños a aprender a examinar las cuestiones de seguridad.child-1548229_960_720

Por ejemplo, en lugar de decir simplemente: “baja de ahí” cuando un niño está saltando en la cama, puedes hacerle saber que es un riesgo para la seguridad y que puede sufrir una lesión hacerlo.

Esto enseña a los niños a no buscar potenciales riesgos para su seguridad.

El trabajo de un padre no es solamente el asegurarse de que su hijo tenga una infancia feliz. En cambio, un buen padre puede tener la confianza de que ha educado a su hijo para que esté listo para la edad adulta.

Cuando los niños reciben la disciplina necesaria, aprenden las habilidades necesarias para ser adultos responsable.