Reaviva la pasión conyugal después del embarazo

Adrianazul · 17 agosto, 2016

Después de haber dado a luz, poco a poco te redescubres como mujer. Has cambiado, es innegable. Tu mundo también cambió, tus intereses son otros y tus gustos hacia ciertas cosas son ligeramente diferentes a los que tenías antes de haber de mecer a tu bebé en tus brazos. La maravillosa experiencia de ser madre también ha transformado tu relación conyugal, cuya llama necesita reavivarse.

Hacer el amor con tu pareja ahora que eres madre es una experiencia distinta. Para muchas mujeres resulta completamente nueva, pero igual de excitante y satisfactoria que antes. Sin embargo, en algunos aspectos es como si tu pareja y tú estuvieran conociéndose de nuevo, y de cierto modo así es.

Tú estás conociendo o redescubriendo ciertos aspectos de ti misma y de un cuerpo que aún lidia con la fluctuación de las hormonas como los estrógenos, progesterona y prolactina (que influyen en la producción de leche durante la etapa de la lactancia), y él está también adaptándose a su nuevo rol en la casa y aprendiendo de nuevo cómo tratar ciertos aspectos en la intimidad.

Ser madre te cambia

Durante la etapa de lactancia, así como ocurrió en el embarazo, en tu cuerpo hay cambios hormonales, por ejemplo el nivel de baja a consecuencia del aumento de prolactina la hormona que estimula la producción de la leche materna.

Además la baja producción de estrógenos provoca que las paredes de la vagina adelgacen y también disminuye la lubricación, mientras que los bajos niveles de testosterona influyen en la líbido femenina. A eso se le puede sumar el cansancio que puedas sentir por atender la casa y al bebé, con sus nuevos horarios, lo cual hace que dejes a las relaciones sexuales de último en tu lista de prioridades.

No eres la única que experimenta cambios. Tu pareja también se siente desorientada. Muchos hombres tienen dudas porque no saben si es adecuado tener relaciones sexuales después del parto y esa confusión los hace muchas veces ceder la iniciativa sexual a su pareja.

Algunos lo hacen para no sentir que están imponiéndose y mientras eso sucede, paradójicamente sus esposas se sienten poco deseadas o están tan concentradas en su bebé que se olvidan un poco de su amante. Aparte de ello, tu pareja está también cansada porque de igual manera tienen que cumplir con nuevas tareas en el hogar. Así que es necesario que ambos estén conscientes de que reavivar la pasión conyugal después del embarazo es cuestión de tiempo y adaptación al cambio.

4546a3f755026c1844bf18f19eb5bcae

Algunos tips que te ayudan a reavivar la pasión

Uno de los aspectos que avivará la pasión conyugal y mantendrá sana la relación es la comunicación. Es fundamental que ambos hablen de lo que sienten y puedan resolver los inconvenientes que puedan existir juntos, como pareja. Permítete confiar en tu pareja y ábrete con él, permítete sentirte vulnerable, pues si hay alguien en quien puedes confiar es en él, sobre todo porque también está viviendo lo mismo que tú y a veces siente dudas sobre su desempeño como padre.

También es bueno que sepas que no existe ninguna contraindicación médica para tener relaciones sexuales después de la cuarentena, y será justamente la cuarentena el periodo de descanso en el que suelo pélvico se recuperará, por lo que es recomendable reavivar la chispa de tu relación luego de esos 40 días.

Cuéntale eso a tu pareja e invítalo a retomar de nuevo la iniciativa en la intimidad, a no ocultar su interés por reavivar la llama en la cama. Ambos deben demostrarse que se aman y deben hablar de lo que sienten respecto a todo, incluyendo las relaciones sexuales.

Algunas parejas esperan a que el médico les dé luz verde para tener sexo, pero es buena idea que intenten tener relaciones sexuales antes de ir con el especialista para comentarle las dificultades que tuvieron.

Cuando hayas descartado tus dudas y empiecen a intimar las primeras veces es conveniente que estén conscientes de la necesidad de descansar que tiene el cuerpo. Al principio, sentirás que los cuidados del bebé sumados al mantenimiento de la demandan de mucho trabajo y te desgastan bastante, por lo que es vital que descansen así sea en los ratos cuando el bebé duerme.

Descansar es más que necesario para avivar la llama de tu relación, sobre todo porque el desgaste físico es el peor enemigo de la pasión. No tendrás mucho ánimo para el sexo si estás cansada. Así mientras ambos disfrutan de una pequeña siesta, pueden abrazarse, expresar su amor a través de caricias, frases y de detalles lo cual ayuda a reavivar la pasión entre ustedes. ¡El amor está hecho de detalles, no lo olvides!

reaviva tu pasión

También es bueno que traten de evitar o de lidiar con la depresión postparto, pues aunque el estado de tristeza es normal en las mujeres que acaban de dar a luz, si este sentimiento se agrava y se prolonga es muy importante que acudan al médico.

Alimentarse bien es otra condición que te ayuda a estar bien y a tener energías para reavivar la pasión conyugal. Sabes muy bien que cuidar de un recién nacido puede resultar agotador, por lo que ambos necesitan mantenerse enérgicos, por lo que es imprescindible que coman sanamente.

Darse tiempo para comenzar a intimar es tan importante como descansar, sobre todo si uno de los dos no se siente preparado para comenzar a tener sexo de nuevo. No fuercen la actividad en la cama, no es necesario y además siempre hay alternativas a las que pueden acudir.

Es muy positivo que en esta etapa de la relación vayan paso a paso hasta que el deseo vuelva a activarse. Si necesitan ayuda de lubricantes, no teman utilizarlos y busquen posiciones que no haga presión sobre la zona sensible.

Ejercitar tu vagina es un buen truco. Los ejercicios de Kegel te ayudarán a tener fuerza muscular en la vagina. Tú puedes hacer estos ejercicios en casa, pues consisten en apretar la esfínter, como si estuvieras reteniendo la orina. Estos ejercicios te serán de mucha ayuda. Todos estos tipos más tus ganas de mantener la llama de la pasión viva, harán que la relación conyugal tome de nuevo alas.