Cómo vestirse para facilitar la lactancia

Mónica 11 abril, 2017

La lactancia materna a demanda es la mejor alimentación que puede recibir un bebé. Aunque el problema está en que esta lactancia es ininterrumpidamente, es decir, el bebé puede pedir pecho en cualquier momento y cualquier situación. Aquí te enseñamos cómo vestirte para no pasar ningún apuro.

¿Es necesario comprar ropa de lactancia materna?

Debemos tener muy claro que la ropa de lactancia es cara.

En realidad, no tiene mucho misterio, porque es ropa normal a la que le falta un trozo de tela.

Incluso por Internet puedes encontrar lo que sus precios en tiendas especializadas en lactancia son un disparate, además de tener pocos modelos, nada vistosos y con tallas limitadas.

En cadenas de ropa también hay una sección especial de lactancia, no hay mucha variedad y los diseños son muy simples, pero al menos no tienen unos precios desorbitados.

Una camiseta básica normal te puede hacer el apaño un tiempo, pero se dará de sí y muy pronto y será mucho más práctica una auténtica camiseta de lactancia

Si prefieres optar por usar tu ropa normal lo puedes hacer tranquilamente sobretodo si estás en verano, simplemente tendrás que levantar un poco la camiseta, porque si bajas el escote en seguida se dará de sí. No se verá nada porque el propio bebé, con su cabecita tapa todo, pero tendrás toda la barriga al aire hasta que termine la toma.

Si por el contrario estamos en invierno la cosa cambiaEs cierto que puedes amamantar igual que en verano, pero si estás en un lugar abierto y hace un frío que pela las camisetas de lactancia son de uso obligado.

De este modo tendrás acceso al pecho subiendo la prenda superior y bajando la parte de arriba de la camiseta, de modo que el abdomen y los riñones queden protegidos del frío. Y eso se agradece mucho.

lactancia 2

Inevitablemente tendrás que usar ropa de lactancia…

Por supuesto, la ropa de lactancia también será indispensable si tienes alguna de estas situaciones.

Eventos o celebraciones:

Si tienes que acudir a un bautizo, boda o comunión, inevitablemente tendrás que hacerte con un vestido de lactancia. Porque no estás segura de que puedas disponer de una sala de lactancia, en el lugar al que acudes.

En la maternidad:

Cuando nace tu bebé y estás en el hospital tendrás que usar un camisón de lactancia, este tipo de prenda se caracteriza porque los tirantes se desabrochan.

Visitas a casa

Si vas a recibir una visita en casa y no tienes la confianza suficiente con la visita, lo mejor es que uses una camiseta de lactancia para hacer la situación menos incómoda.

Lugares públicos

Una opción  es usar un delantal de lactancia.

Esta prenda se puede  llevar en el bolso, y sirve para cubrirse discretamente si te da pudor dar el pecho en un lugar público.

lactancia3

Esto es lo que no te puede faltar si amamantas a tu bebé

Sujetador de lactancia materna

Lo que sin lugar a dudas si es un imprescindible en toda época del año, y amamantes el tiempo que amamantes, son unos buenos sujetadores de lactancia.

Los sujetadores tienen que resultar cómodos,  que se ajusten al pecho y lo sujeten correctamente .

Además deben permitir un acceso rápido y sencillo al pecho, para dar de mamar a tu bebé.

Tienes que tener en cuenta que no debes comprimir las mamas con sujetadores a presión.

Discos de lactancia

Los discos de lactancia o discos absorbeleches , son unos discos de algodón que se sitúan entre el pecho y el sujetador de lactancia.

Estos discos impiden que funcione el mecanismo natural de que la leche gotee y no se retenga.

Foulard

Esta prenda tan básica será muy útil ya que servirá tanto para taparte discretamente si no te sientes cómoda dando el pecho, como para arropar a tu bebé si es necesario.

Almohada de lactancia

Este tipo de almohada es un poco más larga de las convencionales y muy cómoda.

Una de las condiciones más básicas para poder dar de mamar al bebé con éxito es encontrar una postura que resulte cómoda para la mamá y para el pequeño.

Los cojines de lactancia ayudan a dar con la mejor para los dos.

Nuestro último consejo…

La lactancia es mucho más fácil de lo que parece, solo hay que tener mucha paciencia, ánimo.

Te puede gustar