El empoderamiento femenino comienza desde la niñez

Marcela 11 abril, 2017
A continuación te comentamos por qué el empoderamiento femenino comienza en la infancia y no en la adolescencia o en la juventud temprana y cómo puedes contribuir al respecto.

El empoderamiento femenino desde la niñez comienza con la escuela, con educación de calidad y acceso a la cultura, ciencia y la salud. Significa posibilidades para que las niñas se conviertan en todo lo que desean y hacer sus propias elecciones informadas. Significa tener las mismas oportunidades de trato, educación y salud, que los niños sin ser discriminadas por su género.

Según el UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas), a la edad de 10 años las niñas están listas para empezar a desempeñar las funciones que determinarán su futuro, según el apoyo y el poder que tengan para decidir sobre este.

La población mundial femenina constituye cerca del 51% de la población mundial. Según la  medición del Índice de Desigualdad de Género de UNFPA, el grupo de edad de  niñas de 10 años alcanza algo más de 60 millones. De la población actual de niñas de 10 años, cerca de 35 millones viven en países con niveles elevados de desigualdad entre los géneros.

Enseñemos a las niñas valor, no perfección

Enseñamos a las niñas a ser perfectas y a los niños a ser valientes”, son palabras de Reshma Saujani fundadora de Girls Who Code, una organización sin fines de lucro que busca formar a las mujeres jóvenes en el mundo de la tecnología.

En su emotiva e inspiradora charla en TED, Reshma habla acerca de que a la mayoría de las niñas se les enseña a evitar el fracaso y el riesgo, y se les aconseja practicar juegos seguros y en ser perfectas en todo lo que hagan, y si no lo consiguen, darse por vencidas.

Así, cuando crecen no están acostumbradas a tomar riesgos, retos, ni a dejar el miedo a preguntar y fracasar para a prender. A diferencia de los niños que se les enseña a aceptar riesgos y a tomar las dificultades como verdaderos desafíos de la vida.

Las niñas de hoy serán las líderes del mañana

Las niñas de hoy jugarán un rol importante en la sociedad del mañana. Con el empoderamiento femenino desde la niñez se promueve la calidad de vida no solo de las futuras mujeres sino también del que será su hogar y el país donde habiten.

Invertir en empoderar a las niñas puede llegar a triplicar sus ingresos a lo largo de su vida e impulsar el crecimiento económico de su país.

Cuando las niñas no son tomadas en cuenta y se les discrimina no solo está afectando a las propias mujeres, sino a toda una economía, todo un sistema de país ya que pierde potencial porque no se incluye a las mujeres en su desarrollo.

Empoderamiento femenino con nuestras niñas

Existen varias y muy importantes formas de empoderar a las niñas, pero la más importante de todas es la educación. Una educación enfocada en la capacidad de controlar y tomar sus propias decisiones.

El empoderamiento femenino desde la niñez debe incluir comunicación, negociación, sociabilización, supervivencia, habilidades de liderazgo e igualdad.

Según cifras del UNFPA, en la actualidad, hay cerca de 62 millones de niñas adolescentes en el mundo que no van a la escuela.

Cuando una niña no se educa, o se ve obligada a abandonar su educación, se violan sus derechos y se limitan sus opciones futuras.

Conservar las niñas en la escuela más tiempo del que pasan en la actualmente e  invertir en programas e instituciones que favorezcan a las niñas ayuda a proteger su salud y sus derechos.

Con esto también se protegen de embarazos prematuros, violencia doméstica y de otras prácticas tradicionales perjudiciales, como la mutilación genital femenina, entre otras. 

El empoderamiento femenino comienza desde la niñez.

Para alcanzar nuestros objetivos globales, tenemos que llegar a las niñas

Las niñas empoderadas son claves para romper el ciclo de pobreza para las familias de todo el mundo. Cuando las niñas son educadas, saludables y empoderadas, sus futuros hijos y familias lo serán también.

Con más niñas educadas se evitan más embarazos indeseados, lo cual reduce muertes maternas y de recién nacidos. Cada día, cerca de 47.700 niñas de todo el mundo contraen matrimonio antes de cumplir los 18 años.

Según organizaciones internacionales como la UNESCO, Girls Not Brides y UNFPA, entre otras, las niñas empoderadas fortalecen e incrementan la economía de los países.

Los países con políticas que favorecen la salud y la educación de las niñas  pueden ayudar a conseguir mejoras económicas importantes.

El empoderamiento femenino en niñas comienza en nuestras familias, colegios y vecindarios. Todos podemos contribuir al empoderamiento femenino desde la niñez mediante donaciones o voluntariados en centros o fundaciones que ofrecen capacitación, educación y consejería a nuestras futuras generaciones femeninas.

Te puede gustar