Eres Mamá
 

El ciclo del agua para niños: claves para explicarlo

El agua es misteriosa para los niños, pero podemos explicarles de dónde viene gracias al ciclo del agua.

El ciclo del agua para niños: claves para explicarlo
Samanta Ruiz

Revisado y aprobado por la profesora Samanta Ruiz en 07 Diciembre, 2020.

Última actualización: 07 Diciembre, 2020

El agua es uno de los elementos que causan mayor curiosidad en los pequeños. ¿De dónde viene? ¿Por qué el mar es tan grande? ¿Por qué llueve? Estas son preguntas frecuentes que podemos aprovechar para explicar con palabras simples el ciclo del agua a los niños.

Las claves para que comprendan este concepto, que es bastante abstracto, es relacionarlo con cosas de la vida diaria que sean conocidas para ellos. Comencemos por definir las diferentes “formas del agua”.

El ciclo del agua para niños: estados del agua

El agua es un elemento cambiante, pero constante. El ciclo del agua es el cambio de estado continuo por el cual la cantidad de agua en el planeta se mantiene igual a través de millones de años. En ese ciclo constante el agua puede pasar por los siguientes estados:

Ciclo del agua para niños.

  • Líquido: esta forma es la más común. Por aquí puedes empezar a explicar el ciclo del agua para niños. Los ejemplos son fáciles y cotidianos, ya que vemos y tocamos el agua en estado líquido cuando nos bañamos, cuando la lluvia nos moja o cuando la bebemos. También se puede ver en ríos y mares.
  • Sólido: cuando el agua líquida tiene una temperatura menor a 0°C, se congela. Las formas en las que los niños pueden ver el agua en estado sólido es el hielo y la nieve.
  • Gaseoso: en este estado el agua se puede observar en las nubes, la niebla y el vapor de agua. Cuando se toma un baño muy caliente o se pone a hervir una olla con agua, es posible ver el vapor de agua que se forma y se deposita en distintas superficies.

Los cambios de estado del agua

Una vez que los pequeños comprenden la diferencia y características de los tres estados del agua, es hora de enseñarles cómo el elemento pasa de un estado a otro. Para ello, es necesario definir algunos conceptos específicos:

  1. Cuando el agua pasa de estado sólido a líquido, el proceso se llama fusión. Por ejemplo, si dejas un cubo de hielo a temperatura ambiente, se deshace lentamente y pasa a ser agua líquida.
  2. Si lo congelas de nuevo, el cambio de líquido a sólido se llama solidificación.
  3. El cambio del estado líquido al gaseoso se denomina evaporación. El agua se evapora cuando se calienta a temperaturas altas y forma vapor de agua. En la naturaleza, la evaporación del agua de los ríos y mares forman las nubes, que es la acumulación de millones de partículas de agua.
  4. En sentido contrario, cuando el agua en estado gaseoso pasa a ser líquida, decimos que se condensa. Esto sucede cuando el vapor toca una superficie fría, por ejemplo, cuando se “empañan” los espejos del baño cuando te duchas o cuando el agua en estado gaseoso de las nubes sufre una gran baja de temperatura y se condensa para caer en forma de lluvia.

Explicar el ciclo del agua para niños

Una vez definidos los conceptos básicos del estado del agua y cómo se llaman sus diferentes transformaciones, podemos abordar el tema del ciclo del agua en la naturaleza. Vamos a empezar con la evaporación, pero podríamos explicarlo desde cualquier punto del circuito, porque es un ciclo constante.

La energía del Sol es la gran impulsora del ciclo del agua. El calor solar llega a nuestro planeta y eleva la temperatura de la superficie, tanto de la tierra, como del agua de ríos, mares, océanos y lagos. Entonces, el agua se transforma en vapor. Incluso el hielo se ve afectado por el calor y pasa al estado líquido y también se evapora. Los seres vivos también contribuyen con el sudor y la transpiración.

Cuando el agua se convierte en vapor, se vuelve liviana, asciende en el aire y forma las nubes. Allí se acumulan aglomerándose millones de partículas. Cuando las nubes se vuelven densas y baja la temperatura del aire, el agua se condensa descargando en forma de lluvia, granizo o nieve.

Así, las precipitaciones devuelven el agua a la tierra, ya sea en el mar, en un río o una montaña, dependiendo de las diferencias de temperatura, los vientos, el relieve, etc. Y el ciclo comienza de nuevo…

“Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo”.

-Jacques Y. Cousteau, marino e investigador-

Ciclo del agua.

¿El agua es un recurso renovable?

Queda claro que el agua cambia de estado y vuelve a colocarse en el circuito cada vez, por ello, se dice que el agua es un recurso renovable. De todos modos, es necesario cuidarla y usarla de manera responsable, ya que su cantidad es finita y no tan abundante, especialmente el agua potable, que es el agua apta para consumo humano.

En este sentido, tanto en casa como en la escuela podemos colaborar para cuidar el agua con las siguientes acciones:

  • No dejar abierto el grifo cuando nos lavemos los dientes.
  • Arreglar los grifos que gotean.
  • Elegir una ducha rápida en vez de un baño de inmersión.
  • No jugar con el agua.

Explicar el ciclo del agua a los niños es sencillo, ya que puedes relacionarlo con muchas actividades cotidianas.Y si, además, lo haces añadiendo el tema del cuidado del planeta, seguro que los tendrás a todos bien atentos.

Cómo explicar el ciclo del agua a los niños

Cómo explicar el ciclo del agua a los niños

Utilizaremos un sencillo experimento casero para poder explicar el ciclo del agua a los niños y los cambios de estado que se dan en el proceso.



Samanta Ruiz
Samanta Ruiz
Graduada en Ciencias Sociales por la Universidad de Buenos Aires en el año 1996. Se ha desempeñado como docente universitaria y de educación media. Redactora de contenidos con 4 años de experiencia, trabajando en plataformas de contenido digital. Especialista en experiencia de usuario cuenta con curso de UXWriter - Educación IT-Argentina. Colabora en blogs temáticos generando contenido, realizando edición y optimización SEO de textos de diversas temáticas