7 actividades socioemocionales divertidas para niños pequeños

07 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
Si quieres que tus hijos desarrollen un comportamiento correcto a nivel socioemocional, no pierdas detalle de estas actividades.

Si quieres desarrollar las habilidades sociales de tus hijos o mejorar su capacidad para entender y manejar sus sentimientos, puedes conseguirlo a través de actividades socioemocionales divertidas para niños pequeños. ¡Se lo pasarán en grande y tú estarás enseñándoles grandes cosas que le servirán para toda la vida!

El desarrollo socioemocional es el proceso para aprender las habilidades que necesitamos para establecer y mantener relaciones. Nos ayudan a sentirnos bien con nosotros mismos y con los demás; es la mejor manera de funcionar correctamente en sociedad.

Las habilidades incluyen la comunicación, la cooperación, el reconocimiento y el manejo de las emociones, así como el control del comportamiento. En este sentido, las habilidades sociales y emocionales de un niño son un aspecto importante en su desarrollo integral.

Actividades socioemocionales para niños pequeños

No te pierdas las actividades que vamos a explicar a continuación para que hagas con tus hijos. Son divertidas y se pueden hacer con niños pequeños para desarrollar dichas habilidades. ¡No pierdas detalle de lo que te vamos a explicar a continuación!

Niños jugando con la pelota, una de las actividades socioemocionales más productivas.

1. Juegos con pelota

Los juegos con pelota son una forma sencilla de que los niños pequeños establezcan conexiones. Jugar con la pelota de manera cooperativa es una forma estupenda de iniciar el juego y de trabajar la espera de turnos.

Para niños más mayores, se puede jugar con grupos más grandes y decir los nombres de los demás participantes para rodar la pelota y que los pequeños puedan iniciar el juego verbal.

2. Historias

La lectura tiene múltiples beneficios, incluidos los sociales y emocionales. Leer una historia con contenido emocional y comentarla con los niños les da la oportunidad de desarrollar empatía. También les sirven como herramienta para usar en sus propias experiencias emocionales. De esta manera, les puedes preguntar a tus hijos cosas como: “¿Por qué se ha enfadado el personaje?”, o “¿Hay algo que te haga enfadar a ti?”.

3. El juego de roles, una de las mejores actividades socioemocionales

El juego de roles es una excelente actividad para que los más pequeños experimenten con el comportamiento social, las reglas y las expectativas. Los niños, a menudo, disfrutan representando lo que saben, como cocinar y cenar juntos, pero también experimentan con otros escenarios sociales, como juegos de policías y ladrones.

El juego de roles es un espacio seguro para que los niños desarrollen habilidades sociales, aunque al principio pueden necesitar una guía a través de la narrativa. Después de un tiempo, los pequeños comenzarán a desarrollar escenarios imaginativos que les permitirán trabajar en sus habilidades socioemocionales a través del juego.

4. Escuchar juegos

Una parte importante del desarrollo socioemocional es la capacidad de reconocer, comprender y responder a límites apropiados y expectativas de comportamiento. Ayudar a tus hijos a escuchar atentamente las instrucciones y cambiar el comportamiento en respuesta a esto mejorará sus habilidades socioemocionales, así como su capacidad de escucha, atención y concentración.

Juegos como “Simón dice” permiten a los menores practicar escuchar con atención, seguir instrucciones y cambiar su comportamiento de acuerdo con las expectativas. Además, se lo pasarán genial.

5. Marionetas, otra de las actividades socioemocionales

De manera similar a los cuentos y los juegos de roles, el uso de marionetas para representar situaciones sociales y emociones es una buena manera de desarrollar el reconocimiento y la comprensión de las emociones por parte de los niños, así como de explorar formas de manejar escenarios y sentimientos sociales.

Marionetas, una de las mejores actividades socioemocionales para niños.

6. Juegos de mesa

Los juegos de mesa son una forma ideal para que los niños aprendan a esperar turnos, así como a ganar y perder, y las emociones que están involucradas en ambos cosas.

Con tantos juegos educativos en el mercado para niños en edad preescolar, los más pequeños pueden trabajar múltiples habilidades a través de ellos. Por ello, anima a tus hijos a seguir las reglas, turnarse y jugar de manera amigable, incluso cuando se sientan frustrados.

7. Deportes

Fomentar un estilo de vida activo mediante la actividad física es valioso en sí mismo, pero los deportes también ofrecen oportunidades fantásticas para el desarrollo socioemocional.

Los que que se juegan en equipo, como el fútbol o el baloncesto, son especialmente alentadores del desarrollo social. Al jugar en equipo, los niños comienzan a comprender que sus acciones tienen un efecto en los demás y que los humanos dependen los unos de los otros.

Asimismo, los deportes de equipo también son competitivos por naturaleza. Como grupo, a menudo hay un nivel de conflicto, ya sea una diferencia de opinión sobre tácticas o a consecuencia de perder un juego. Al aprender a lidiar con estas situaciones, los niños desarrollan resiliencia y aprenden a manejar sus emociones y comportamiento.

Los deportes de equipo también valoran el juego limpio y el buen espíritu deportivo, que son expresiones del desarrollo socioemocional. Centrarse en jugar correctamente les enseña a los niños a respetar los derechos de otros y a las autoridades, como el entrenador o el árbitro.

En definitiva, el uso de estas divertidas actividades socioemocionales para niños en edad preescolar en casa ayudará a desarrollar sus habilidades. No obstante, recuerda que si estás preocupado por el desarrollo socioemocional de tu hijo, es recomendables que hables con un terapeuta.

  • J.Sigiel, D. (2012) El cerebro del niño: 12 estrategias revolucionarias para cultivar la mente en desarrollo de tu hijo. Editorial: Alba.