5 tips para madres que necesitan tiempo para sí mismas

Carmen Fetreros · 23 mayo, 2017

Ser madre es una de las experiencias más hermosas de la vida para la mayoría de las mujeres, pero al principio muchas mamás se encuentran agobiadas y sienten que no tienen tiempo para cuidarse a sí mismas.

Acudir a las revisiones médicas o ir a la peluquería a cortarse el pelo o a depilarse se puede convertir en una aventura para muchas madres. Pero para mantener su salud emocional es muy importante no olvidarse de sí mismas y mantener actividades que se practicaban antes del parto.

Algunas sienten que al comenzar su nueva rutina diaria como madres, están cambiando totalmente su forma de vida hasta el momento. Muchas se sienten solas y agobiadas.

Necesitan apoyo y comprensión de su entorno más inmediato. Además el inicio de la lactancia materna suele ser complicado para muchas madres. Aunque saben que es el mejor alimento para el recién nacido, a veces los principios son complicados y muchas madres se agobian.

Los expertos recomiendan salir a la calle con el niño ya sea al parque, la playa o la montaña. Y por supuesto intentar llevar la vida social que se mantenía antes del nacimiento del bebé. Aunque a algunos sitios no se puede acudir con un recién nacido, sí se pueden hacer muchas actividades adaptadas a la familia. Os vamos a dar 5 sencillos tips para madres que necesitan tiempo para sí mismas.

Consejos para sacar tiempo para ti

  tiempo madre

Mantener las actividades

Para la mayoría de las madres es muy importante mantener sus prioridades y actividades. Si por ejemplo te gusta caminar intenta buscar la manera de hacerlo con el bebé cuando ya que te hayas recuperado. Puedes pasear con él en una mochila portabebés o en el carrito. También puedes intentar dejarlo con tu pareja o alguien de confianza media hora diaria para poder caminar. Prográmate para hacerlo todos los días. Intenta mantener tus intereses ya sean leer, ver series de televisión o ir a nadar. No renuncies a todo lo que te gusta por haber sido madre.

Busca apoyo

Aunque en muchas ocasiones las madres nos encontramos desbordadas, nos cuesta pedir ayuda. No lo dudes. Muchas veces la pareja es insuficiente para cuidar de un niño, trabajar y hacer las tareas diarias. Las madres tienen que pedir ayuda a familiares y amigos para poder hacer algunas tareas.

También una buena idea es buscar apoyo y empatía en otras mamás que se encuentran en la misma situación. Baja al parque aunque tu niño solo sea un bebé y habla con otras madres. ¡Seguro que comprenderán todos tus miedos y dudas! Intenta también conectarte con madres a través de grupo o por Internet.

madre tiempo

No olvides cuidarte

Muchas madres se olvidan de cuidarse los tres meses de vida del bebé e incluso algunas el primer año. No te olvides de ti misma. Aunque no lo creas es muy importante para tu estabilidad emocional. Intenta ir a la peluquería a cortarte el pelo y depilarte, pintarte como solías hacer antes y hacer el ejercicio que consideres apropiado. Si has engordado un poco, busca la forma ponerte de nuevo en forma con dieta y ejercicio. Y si te encuentras deprimida en algún momento, no dudes en pedir ayuda profesional lo antes posible.

No te exijas demasiado

Está claro que al principio no podrás hacer las mismas tareas que antes. Seguramente que te encontrarás en muchos momentos del día desbordada y no sentirás que no llegas a todo. No te preocupes porque es lo más lógico y normal. Esa situación la viven al principio todas las madres. Tienes que tener paciencia y no exigirte el mismo esfuerzo que antes. Descansa e intenta disfrutar de los pequeños momentos.

madre tiempo

Una vida tranquila

Lo mejor es intentar disfrutar de esta etapa de nuestra vida sin prisas. Pronto nuestro bebé irá creciendo y nos podemos perder sus mejores momentos si estamos siempre agobiados. Intenta desconectar el teléfono, el móvil y el Whatsapp cuando quieras descansar.

Disfruta del “ahora” en los paseos y en cualquier actividad diaria. E intenta no sentirte agobiada por los horarios. ¿Qué más da comer media hora antes o después? Marca las prioridades de tu vida e intenta disfrutar en todo momento. No dudes en parar tu ritmo habitual en esta etapa de tu vida, sobre todo en la baja maternal y en la lactancia materna. Tu salud emocional es más importante que todo lo demás.